Bonóculo Nº 240

La Batalla II

La decisión de Barack Obama de no derogar el infeliz decreto según el cual Venezuela es una amenaza inusual y permanente, anuncia el principio de Donald Trump, que aunque no haya informado las medidas contra esta amada patria, sin embargo, ya declaró que debía tomar políticas distintas con respecto a Venezuela en cuanto a su economía, la supuesta hambruna, los presos políticos y bla, bla, bla.

Esa no derogación del decreto, tiene lecturas puntuales y concretas que no deberíamos perder de vista, tomando en cuenta que Estados Unidos tiene el firme propósito de reconquistar su patio trasero y que no en todos los países de la región ha encontrado eco, como precisamente esta patria Bolivariana.

Pero hemos dicho que el Big Brother es un monstruo herido. Y todos sabemos que un monstruo herido, es terriblemente peligroso. La movilización de tropas que hace en el este de Europa, casi en la frontera con Rusia, su reingeniería de lo que debe hacer en el medio oriente y una situación nada envidiable en la zona del pacífico, indican que el imperio mueve piezas como en un ajedrez, esperando hacer un enroque, corto o largo, antes de que China mueva un alfil que amenace a su reina, o Rusia mueva un caballo y le ataque las dos torres al mismo tiempo. Sabe que no será fácil detener el avance de los Brics y que las victorias parciales obtenidas en América Latina, se pueden esfumar tan rápido como llegaron, culpa no solo de políticas erradas de los malos gobiernos en Argentina, Brasil y Paraguay en detrimento de los pueblos, sino que hoy los pueblos no son lo mismo de hace diez años. Aprenden y saben qué les conviene y qué no.

Pero además, tiene una preocupación no menos importante. Sus reservas petroleras comienzan a esfumarse mucho más rápido de lo que planificaron; y México, uno de sus proveedores más seguro, no solo se le acaba el petróleo, sino que puertas adentro tiene una olla de presión que en cualquier momento revienta la válvula.

Todos esos problemas comienzan a asumirlo un tipo como Trump, una reencarnación de la mediocridad, pero con mucho dinero y consciente sí de cuál es el papel que debe cumplir para un sector de la burguesía de ese país, la industrial. Ya apareció un personaje que le prometió generar un millón de empleos. Por allí va la línea. Presionará a sus aliados capitalistas para reinstalar una parte de la industria que está afuera. Diseñará algunas políticas sociales, más tendentes a recuperar mano de obra barata. Con ello estabilizará el PIB para luego enfilarse a los problemas internacionales, algunos de los cuales tienen que ver directamente con los propios estadounidenses, como el petróleo. De los 70 millones de barriles que consume el mundo todos los días, 30 millones consumen los gringos, de los que Venezuela apenas le provee 1.1 millones de barriles. Pero es un proveedor cercano, seguro y barato para ellos; y además, extraordinariamente estratégico porque no olvidemos que Venezuela es la entrada a América del Sur, pero desde sus costas se puede controlar todo el Caribe.

Así las cosas, es evidente que el imperio no esperará más para actuar contra Venezuela. Lo hizo financiando las guarimbas, que fueron derrotadas, lo hizo con una feroz campaña mediática internacional, lo hizo mal poniendo a Venezuela con sus socios en el mundo y lo hizo presionando a las calificadoras de riesgo país para que pusiera a la patria de Chávez por el suelo. Ya sabe que no cuenta con esta oposición, que no solo es terriblemente torpe, sino groseramente incompetente e incapaz de golpear a un gobierno fuertemente cohesionado en torno a las ideas y el pensamiento de Hugo Chávez.

De tal manera que su desesperación lo lleva intentar una nueva embestida, pero sin contar con la oposición. ¿Cómo se expresa esa nueva embestida? Comenzando porque ya Obama dejó abierto el primer paso cuando no derogó el decreto; luego, se mantiene la presión sobre los precios del petróleo que esperan no alcancen los cincuenta dólares; un tercer punto es haber mal puesto a Venezuela como riesgo país, lo que le impide hacer transacciones comerciales normalmente; y los dos más importantes que los dejé, ex profeso, de últimos: asesores militares y estatutos que garanticen la presencia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Colombia; y la solicitud del Presidente Santos para designar al general colombiano Oscar Naranjo como vicepresidente de ese país. Naranjo fue uno de los negociadores con las Farc en Cuba, pero se sabe que es un halcón del Pentágono y una ficha clave para el gobierno de Santos. Tiene muchos muertos sobre su lomo. Por supuesto, eso no significa que no seguirán aupando a la oposición venezolana a ver si logran armar algún problemita por algún lado, pero la embestida será con la Otan.

¿Cómo harán para que sea la Otan la nueva embestida contra el proceso y contra el país? Las excusas serán internacionales, la ofensiva vendrá desde afuera y pondrán a algunos países títeres a hacer el trabajo sucio.

En todo caso, está claro que esta nueva derrota a la oposición, fortaleció el gobierno venezolano a lo interno y sanó las pequeñas fisuras que habían aparecido. Hay un gobierno totalmente cohesionado que solo podría ser golpeado en términos reales si el pueblo le retira el respaldo. Porque es correcto decir, que aun con la crisis que vivimos y con la desesperación de la gente por no conseguir alimento, el pueblo cifra sus esperanzas en que el gobierno resuelva el problema.

Y si el gobierno logra organizar finalmente los Clap, que fueron el verdadero desastre en diciembre, y eso genere un reparto permanente de alimentos para los más necesitados, si se logra reactivar una parte del sector industrial de la pequeña y mediana empresa y si el petróleo llega a los 60 dólares de aquí a abril, el chavismo habrá ganado la pelea. Y entonces deberá comenzarse rápidamente a hacer la revolución, la de verdad, la que necesitamos con urgencia para no perder los sueños de Chávez, que siguen siendo los sueños de todos los que hemos dado todo para construir una nueva sociedad.

Caminito de hormigas…

Increíble. A la reunión del Consejo de Economía Productiva realizada el jueves en Caracas, no dejaron entrar al Secretario de Economía de la gobernación de Carabobo… Un millón de bolívares cobran por hacer una histerectomía en la CHET… Vayan al terminal de Transfalcón. Allí están todos los Yutong estacionados. Los choferes dicen que dañados… Un mafioso todopoderoso de Carabobo, y camarada, debía vender el pernil a 800, pero él pedía 1.200. O no había pernil… Lo de Pequiven es de vieja data. Allí solo se mostró la punta del iceberg. Y Había demasiada gente metida en ese negocio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1360 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a240060.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO