¿Un plan sensato de paz para Colombia Presidente Maduro? ¿Cuál paz? Si allá hay dos Colombia

En una fecha y en un lugar de Colombia difícil de precisar para historiadores, funcionarios y otros, con fuentes que generan controversias, nace por los lados de Bogotá un niño que llevaría por nombre Jorge Eliecer Gaitán proveniente de un hogar humilde para la Colombia de entonces. Este niño, por alguna razón en su humanidad se gradúa de Doctor en Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Colombia en 1924 con su muy significativa tesis que tituló “Las ideas socialistas en Colombia” y luego un doctorado en jurisprudencia en la Real Universidad de Roma en 1927 culmina con su tesis “El criterio positivo de la premeditación” que le valió el nada menos que su Magna Cum Laude.

Su historia es muy larga de contar pero los portales en el internet nos dicen resumidamente lo siguiente: político, jurista, alcalde de Bogotá en 1930, Ministro de Educación en 1940 y del Trabajo en 1944, congresista por varios periodos –desde 1929 a 1948- y candidato a presidente por el Partido Liberal, la trayectoria y el futuro cercano de este personaje para la oligarquía colombiana sería fatal, hasta aquí su historia, luego vendría la historia de las dos Colombia, la de la oligarquía y la de los paisanos compatriotas, porque un 9 de abril de 1948 es asesinado este paladín de los sectores populares, campesinos y de la izquierda colombiana.

El magnicidio de Gaitán generó en todo el hermano país convulsiones de todo tipo en cuestión de minutos, en la capital, ciudades importantes, municipios, regiones y sectores reaccionaron en forma violenta que algunas ciudades pasaron el mes. Se dice y se comprueba históricamente que después de Bolívar este paladín es el personaje con más monumentos en toda Colombia.

Ahora bien ¿Porque comienza la otra Colombia aquí? Porque a partir de esta fecha que fue asesinado Jorge Eliecer Gaitán por la oligarquía Santandereana, con este detonante, se dio origen a las persecuciones del poder establecido por los conservadores hasta hoy día, a los líderes nacidos del pueblo de a pie, de los hogares humildes, campesinos liberales que empiezan a armar los grupos de autodefensa o Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC contra las agresiones del gobierno oligarca. Aquí se acaba la paz de Colombia por las luchas armadas entre liberales y conservadores. Una lucha fratricida que ha mantenido la oligarquía colombiana desde entonces para justificar el terrorismo, narcotráfico, contrabando, paramilitares, lo que ha ocasionado las migraciones principalmente para Venezuela por los vínculos o lazos entre las dos naciones hermanas en los años sucesivos y hasta hoy en día.

Por supuesto, esto no quedaría aquí, porque la casta de la oligarquía santandereana, esa casta servir del imperio con sus 7 bases militares, la de Juan Manuel Santos que firmó en Bruselas un tratado con la OTAN para intercambiar información de terroristas y narcotraficantes, ¿habrán disminuido ambos en Colombia? Ese organismo es un forajido NATO de la Europa que se olvida que fue nuestra América quien los recibió después de su devastada segunda guerra mundial. Esa casta formó con Álvaro Uribe Vélez como artífice, los paramilitares hijos de la oligarquía que asesinó a Jorge Eliecer Gaitán para contrarrestar a las FARC, ya que estaba haciendo mucha mella en sus intereses capitalistas, la droga y mucho más. Esos grupos de autodefensa eran el pueblo armado clandestinamente.

Según algunos analistas después de la muerte de Nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez, a este santo se le presentaron las oportunidades de volver a sus orígenes, lo que le ha permitido tomar decisiones que lo han acercado más al imperio, este santo es más calculador que Uribe. No tengo dudas al respecto de que todos los movimientos de Juan Manuel Santos, el santo sin milagros de Colombia, están calculados plenamente para poder responder a los intereses del imperio norteamericano -sé que se verá muy clarito en el corto plazo- cuando se desploman las bolsas del mundo financiero, dando los alertas por la caída de la bolsa en China por una desaceleración económica en el país asiático, lo que ha inquietado a los inversores de EE.UU. que perdieron 5 billones de dólares en esta pequeña debacle, adicionalmente la caída en los precios del barril a su nivel más bajo y debido a la globalización esto genera un efecto dominó.

Presidente Nicolás Maduro, usted ya lo dijo clarito este viernes en esa desbordada concentración que reunió a los dos pueblos hermanos como nunca, “ellos, los oligarcas de Santander siempre han andado con la mentira, con el complot, con la conspiración contra Chávez y usted” pero en el fondo de verdad es contra todo lo que huela a socialismo presidente, es contra el socialismo que está salvando a la América Latina y el mundo que está en crisis, un modelo donde el ser humano es el centro, el sujeto -no la mercancía- el que odia el capitalismo. Ya lo le dicho desde hace tiempo, nos vienen con todo y sin clemencia porque se están volviendo dementes, usted los ha sorprendido con medidas que ellos, la oligarquía de la Gran Colombia, nunca se lo esperaban.

Por ahora no habrá Paz en Colombia mi presidente Maduro… mientras siga esa oligarquía vetusta, rancia, traidora, mediocre, cobarde, lesionadora de un pueblo humilde que no ha encontrado un verdadero cobijo de “hogar” en su patria, sino en Venezuela, oligarquía santandereana ingrata al fin como aquel traidor.

Hoy, los campesinos, las masas populares, los artesanos, los verdaderos colombianos, los colombianos que construyen la otra Colombia, la que amamos y queremos, esos hermanos de aquí y de allá, amantes de la convivencia, esperan ahora más que nunca la Paz en Colombia y solo puede darse cuando les venga otro Gaitán en la Colombia escogida por Nuestro Libertador Simón Bolívar para morir.

Nuestro legado… también es sagrado
ivanmendez2006@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1591 veces.



Ivan Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a213072.htmlCd0NV CAC = Y co = US