Con la caída de la bolsa de Shangai se profundiza la crisis global

Ayer viernes 10 de julio será la semana que los corredores de bolsa de Shangai no querrán recordar,  resulta que se derrumbó un 5,9% la bolsa de valores el jueves 8. Esto significa que desde el máximo alcanzado el 12 de junio pasado la caída es del 32%. Representa una pérdida de capitalización bursátil de 3,5 billones de dólares. Una cifra nada despreciable y que un país como Venezuela necesita. Pero esta cifra para los chinos es solo aún una fracción de lo que ha subido el mercado en los últimos doce meses: de julio de 2014 al máximo alcanzado en junio, los precios se incrementaron un 150%. Esto quiere decir que la burbuja bursátil del país asiático de disparo como el dólar paralelo.

Es importante decir que la economía china ha sufrido una desaceleración desde 2011, mientras que el índice bursátil presentaba alta acumulación, esto fue lo que ha desembocado en sobre acumulación y caída de la rentabilidad de las empresas. “Desde 1992 a 2010 el consumo agregado en China bajó del 62% del PBI al 47%, a pesar de que estuvo creciendo a una tasa promedio del 8% anual. De manera que la declinación del ratio se explica por el crecimiento aún mayor del PBI y de la inversión. Las empresas con sobre capacidad son acero, aluminio, cemento y aluminio, mientras que en el área de construcción hay sobre inversión.

Pero los dos elementos más importantes que han afectado esta caída son; 1) La bolsa de valores de Shangai tiene una relación precio ganancias 10 veces mayores a cualquiera de las 10 diez bolsas más importantes del mundo. 2) A diferencia de las bolsas del mundo, en china el 80% de los inversores son personas naturales en su mayoría sin experiencia lo que permite que los rumores y las sensaciones generadas por los más hábiles permeen más rápidamente. Esto indica que lo afectados son aquellos que han ahorrado y han puesto su capital acumulado en juego. El gobierno chino ha prohibido por lo pronto la venta de acciones hasta nuevo aviso.

En conclusión este derrumbe es inherente a todo desajuste  del modelo capitalista, incluso si esta ocurre en China. Es que el capitalismo de Estado no está por fuera de las generales de la ley. Contra lo que sostienen los que rinden culto del modelo de estado burgués. Este problema contribuirá a un escenario que podría profundizar la crisis de Venezuela y en el mediano plazo parece ser lo que se vivirá en todo el mundo.

chinovalremora@gmail.com

@acerorh



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4333 veces.



Roberto Hernández G.


Visite el perfil de Roberto Hernández G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández G.

Roberto Hernández G.

Más artículos de este autor