El mundo libertario está con Grecia libre

La libertad no se negocia, ni se hipoteca. Esto es lo que ha hecho el primer ministro griego, Alexis Tsipras, quien ha escuchado el clamor de su pueblo liberándolo de la dictadura y esclavitud impuestas por la Troika, que conforman la Comisión Especial (CE), el Banco Europeo (BE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La primera de ese trío de pirañas imperiales, representa el brazo ejecutor que con el supuesto plan de rescate, amenaza con sacar a Grecia de la Eurozona si el gobierno revolucionario griego no atiende a su falso plan de rescate de la economía, que no es otro sino la imposición de tareas que garanticen que este histórico país, padre de la democracia occidental, así como una vez fue dominado por el imperio romano, hoy, como serpiente que se muerde la cola en el absolutismo del capitalismo voraz, sus verdugos pretenden que vuelva a ser esclavo agradecido y dependiente de otros amos, ávidos de la rapiña y de extender sus fronteras con nuevas formas de recolonización, tal y como hicieron con América Latina y el Caribe, hasta que la mayoría de nuestros pueblos se emanciparon de la mano de líderes que viendo el faro de la Cuba libertaria que resistió más de cincuenta y cinco años al bloqueo y boicot imperial, sirviendo de inspiración a todos los pueblos que nos liberamos de la rapiña imperial, que se nos impuso como el mundo unipolar.

En ese mundo unipolar, las transnacionales se hicieron de las economías nacionales, no pata apoyar el crecimiento o miento económico y desarrollo, sino como una forma de control del capital financiero internacional sobre las economías, que valiéndose del desarrollo de la tecnociencia de este mundo globalizado, con los capitales golondrina quebraron economías como la griega y la sometieron a sus designios crediticios como hoy lo están haciendo y que el gobierno que preside Alexis Tsipras se niega a seguir en esta forma de control político y social desde el avasallamiento que les impone el Banco Europeo, que cubre sus déficits con la ruina de países semicoloniales en beneficio de los imperialistas, socios en esta madeja de mafias económicas transnacionalizadas.

Finalmente, el organismo poderoso de créditos leoninos, conocido como el FMI, jamás ja servido para impulsar el desarrollo de ninguna nación, si no es para someterla a sus designios en el mundo neoliberal de ese pretendido mundo unipolar, que hoy se encuentra en las antípodas del nuevo mundo que emerger, el multicéntrico y pluripolar, que se libera de la esclavitud económico financiera diseñada y aplicada con recetas que generan más inequidad, hambre, miseria y corrupción, pero que le dejan pingües beneficios al Banco Europeo y al FMI como súper poder omnímodo de dominación mundial, al servicio de los intereses del gran capital va del gobierno norteamericano, cuya economía parasitaria vive y consume gracias a la explotación y usura que ejercen sobre pueblos como Grecia y cualquier otros en cualquier parte del mundo dominado por el capitalismo y sus parásitos.

La realidad concreta es que el pueblo griego, los ancianos, niños, jóvenes y trabajadores en general no tienen la culpa no fueron beneficiarios de la hipoteca en la que gobiernos irresponsables de derecha llevaron a la quiebra económica. Por otra parte, el gobierno revolucionario de Tsipras entiende que no puede exprimir al pueblo para medianamente satisfacer la usura imperial, sin esperanza alguna y sin salida real a la crisis que no sea más endeudamiento por ese camino y con tales socios, a los que les conviene la eterna hipoteca de Grecia.

Por lo tanto, la consulta que plantea el gobierno de Tsipras y la búsqueda de otros horizontes que saquen al pueblo del default y lo recóndita al desarrollo es un reto que con Tsipras bu su ministro de finanzas, Yanis Varoufakis, quienes cual odiseos y en un camino difícil pero posible, alcanzarán las vías posibles que los liberen de la Troika esclavista imperial. Uno de los caminos en este nuevo mundo multicéntrico y pluripolar son alianzas con los países del BRAVO, especialmente, no Grecia y China, que siendo potencias emergentes no conciben la quiebra de otras economías para subsistir.

Igualmente, el pueblo griego y su gobierno socialista saben que cuentan con estos países de la América Latina y el caribe además del establecimiento de alianzas y acuerdos estratégicos que los ayuden a salir de la crisis leonina, con el apoyo de organismos como PetroCaribe, la CELAC-TCP, UNASUR y la ALBA, entre otras que emergen no para dominar sino para hacer un mundo mejor desde la solidaridad de nuestros pueblos. Y, no sería descabellado si entre los mencionados, entre todos compran la Deuda de Grecia al FMI y le arrebatan a ese noble pueblo de sus fauces.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1117 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a210112.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO