Ernesto Samper mató al neoliberalismo y la globalización, sin power point

Así es la cosa. En sus propias palabras, y sobre sus mismos pasos, el ex-presidente de Colombia y Secretario General de la Unión de Naciones del Sur (UNASUR), Ernesto Samper, dijo "no traje power point, pero voy a decir unas cosas", con su agradable sentido del humor, que acostumbran las personas sabias, para decir cosas profundas y hasta muy duras, después de tanta pendejada postmoderna acerca de la "Globalización", como la panacea del mundo capitalista, que se ha enseñado en la mayoría de las universidades de la América del Sur y del Caribe, excepto en Cuba, intoxicados como estamos por tantos intelectuales inorgánicos de esos especios universitarios al servicio dl Estado burgués, viene Ernesto Samper y mata las bases del neoliberalismo, al que desnuda, al mostrarnos su verdadera naturaleza y desmitificando al fetiche de la globalización, como camino inmaterial y tecnológico de la realización de las grandes transnacionales, a las que, desde el Sur, se les sirvió, pero que, en palabras de este Secretario General, ya está dejando de ser así.

En el Seminario Internacional sobre la Integración, como paso previo al la Cumbre del MERCOSUR del próximo cuatro y cinco de diciembre (04 y 05/12/2014), que comenzó este miércoles tres (03) de diciembre, ciertamente, el Secretario General de la UNASUR no trajo Power point, como se acostumbra dentro del atavío que reviste el estereotipo de la academia medieval, que se adorna del refrito en cápsulas, de citas de la cita, que dan en llamar el "péiper" (tal vez, como expresión fonética de la sema de los angloparlantes: paper), pero nos dijo algo muy importante, en un diálogo franco, prístino, sincero y hermanado.

Estas palabras de Ernesto Samper resumen muchos años de sabiduría de nuestros pueblos del Sur, que resumidas pedagógicamente, por el cachaco, marcan un camino que ya comenzó, en este mestizaje de lo que somos, desde "Nuestra América", como decía románticamente, nuestro José Martí, el cubano universal.

Con el temor de no incurrir en alguna erronea interpretación "polisémica", quien esto escribe, intenta resumir ese "decir cosas", que como el amado "Gabo" (nuestro colombiano Gabriel García Márquez), el Secretario General de la UNASUR, no solo ha vivido para contarla, sino que nos da una cátedra, que hemos de multiplicar y estudiar, ávidos y presurosos, desde "el barrio bajo", las comunas, bibliotecas, calles y plazas, porque aún no contamos plenamente con universidades deslastradas de tantas ignorancia ilustrada de la que hemos aprendido desde la lógica del imperialismo.

Ernesto Samper nos invitó a que "construyamos ventajas, seamos más competitivos", que no lo somos desde la vieja lógica, en la que a nivel internacional tenemos una "clase media baja desproletarizada" del capitalismo, que cada día exige más servicios, en un estado de desigualdad, más allá de la brechas entre ricos y pobres, con unos estados, cuyas estructuras tributarias son débiles y la imposición tributaria muy baja para los ricos, al contrario de muchos países europeos, por lo quie debemos, por ejemplo, tener una esrtrcutura impositiva más agresivas y bajo el control del Estado, para enfrentar la desigualdad, con mayor inclusión social, atacar la pobreza y las asimetrías, que son producto, entre otras cosas, de desigual distribución del ingreso.

Enseguida, propuso Ernesto Samper, que entre todos los del Sur, creemos fórmulas de "convergencia", a partir de "solidaridad" y la "complementariedad", pues no podemos seguir viviendo del viejo modelo de explotación y venta.

Desde el modesto punto de vista de quien esto escribe, esa es la estocada que Samper da al Neoliberalismo, cuando al contrario de la receta de los Chicago's Boys, el neogranadino nos dice que entre todos, sin atomizarnos seremos fuertes, seremos ricos, en el bien común, no en la explotación, ni en la mezquindad o egoismo del individualismo, sueño éste que predicó el grande de nuestros tiempos, el Comandante Hugo Chávez y que, Nicolás Maduro lleva como punta de lanza en su política internacional, en hermandad con los miembros de la UNASUR y con ese resto de miembros que queremos en esta Unión de Naciones, que aún no están, pero que, estamos seguros de que Ernesto Samper, como Secretario General, hará posible.

Para el Secretario General de la UNASUR, según sus palabras, la "Integración" es crear cadenas de valor, cadenas agroindustriales, entre otras iniciativas, porque tenemos que ser creativos y "producir valor", y una nueva
"Ciudadanía", que en el ejemplo que ilustró en la entrega de visas, como posibilidad de que cada ciudadano de cualquiera de estos países, pueda residenciarse en cualquiera de ellos y trabajar por dos años, homologar títulos universitarios y promover el derecho a integrarse con su familia, con políticas de defensa de migrantes, y así, sucesivamente, podríamos asumir un conjunto de medidas como expresión de "Una sola Patria", porque somos ya una sola nación, que hoy tiene 26 millones de sudamericanos, maltratados en los países de la Unión Europea (UE), llamados despectívamente "sudacas", que hoy son para nosotros remeses negativas, que debemos amntenerlos desde estas naciones del Sur. En fin, hoy se impone la convergencia con ciudadanía y solidaridad.

Por otra parte, hoy tenemos en las naciones del SUR las mejores oportunidades, porque hoy somos el Continente de la Solución y la oportunidad. Hoy somos el Bloque "Sur-Sur", frente a esa "globalización" que se está desbaratando, en el individualismo y las relaciones de explotadores, desde los llamados países ricos, como el Norte y los de Europa, con ejemplos infaustos como el del fatídico accidente de de Lady Di, sin orden, ni concierto y anónimos, de esa forma de globalización.

Hoy, las naciones del Sur no están dispuestas a mantener relaciones comerciales, como la del negocio de la gallina con el cerdo, en donde ella pone los huevos y el cerdo el tocino.
Con estos folclóricos ejemplos latinoamericanos y caribeños, al mejor estilo del Gabo, el colombiano Ernesto Samper, aclara la razón por la cual ese fetiche de la globalización se está desbarando, frente a nuestras naciones, porque en esa relación Sur - Sur, se están dando, procesos de integración.

Como nada de lo dicho en este hablar sin power point, de Ernesto Samper, concluyó señalando que a pesar de que somos un Región en nacimiento, poseemos tres (3) elementos fundamentales: nos preservamos como zona de paz en el mundo, lo que lo mantiene optimista en la resolución del conflicto armado de colombia; somos referente ético-moral de los derechos Humanos (DDHH); somos una democracia que aspira a seguir siéndola, aún en la diferencias y con reglas, porque tenemos a cuatrocientos millones de inchas que convergen en ella.

Desde Guayaquil, fue una excelente Cátedra de la Unión de Naciones, con ese espíritu hermanado con la ALBA-TCP y el MERCOSUR, que tanto el Presidente anfitrión, como el Canciller Patiño se han encargado de promover, para integrarnos aún más, desde el nacimiento de esta nueva Sede arquitectónica de la UNASUR. Por razones de espacio escritural, faltamos en comentar la otra cátedra del obrero Presidente brasileño, Luiz Inacio Da Silva, quien parte homenajeando a dos grandes artífices de la UNASUR: Néstor kirchner y Hugo Chávez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1863 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a199313.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO