Álvaro Uribe detrás de la desestabilización y la muerte en Colombia y Venezuela

Este personaje nefasto de la política regional latinoamericana, con su carita de pendejo bien administrada, es un gánster tipo Alfonso Capone (Al Capone): siempre bien trajeado (como un maniquí); queriendo aparentar que no rompe un plato, y está metido hasta el fondo en la podredumbre del narcotráfico y el paramilitarismo. Recientemente el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático del parlamento colombiano, presentó ante la cámara del senado una serie de pruebas que apuntan seriamente a que efectivamente, Álvaro Uribe tiene y ha tenido, desde los inicios de su carrera política, vínculos con el narcotráfico y el paramilitarismo en Colombia. Cepeda presentó constancia documental de la estrecha vinculación que ya en los años ochenta había mantenido Álvaro Uribe con los Capos del narcotráfico, en especial con los hermanos Ochoa y con el mismo Pablo Escobar. Más tarde fue cuando los grupos Paramilitares comenzaron a apoyar a Uribe, lanzándolo a la carrera presidencial en el año 2002. Cepeda aportó documentos de cómo desde la posición que mantuvo Uribe en los años 80-82, como Director de la Aeronáutica Civil (la que regula en Colombia la aviación), éste “habría otorgado licencias para aviones y pistas a narcotraficantes”. Además presentó pruebas de como Álvaro Uribe, en su paso por la Alcaldía de Medellín, la Gobernación de Antioquia, el Senado, al igual que sus dos períodos como Presidente de Colombia, desde esas posiciones actuó favoreciendo a los narcotraficantes, a los paramilitares y a personas que posteriormente han sido condenadas por la propia justicia. Cepeda recordó la oposiciónde Uribe, en el Congreso, a la política de extradición de los narcos, en pleno auge de los Carteles de Medellín y Cali, cuando había afirmado cosas como: “yo no creo que la extradición sea una estrategia efectiva”.

Existen en contra de Álvaro Uribe al menos, 84 acusaciones ante la Comisión de Investigación de la Cámara del Senado; siete ante la Fiscalía, una ante la Corte Suprema de Justicia en Colombia y una querella ante un Juzgado de Madrid, España. Igualmente, existen no menos de 24 declaraciones dadas contra Uribe por paramilitares, y no menos de ocho sentencias judiciales que comprometen claramente a Uribe por responsabilidad judicial.

Uribe ha sido señalado de participar habitualmente en el diseño y ejecución de matanzas perpetradas por los paramilitares colombianos, como el caso de la "matanza de El Aro" cometida en 1.997. En esa, según relata el periódico de Miami, "El Nuevo Herald" en su edición del 6 de agosto de 2009, el mismísimo Álvaro Uribe, planeo la matanza con los dirigentes de las AUC (Autodefensa Unidas de Colombia) y posteriormente acudió personalmente a felicitar a los paramilitares que "brillantemente" habían asesinado, con motosierras, al menos a 15 campesinos indefensos. Matanza por la que la Corte Interamericana de derechos Humanos condenó a Colombia.

Uribe, como buen magalómano, no soportaba el protagonismo de Chávez en el continente y se convirtió en el más fiel cachorro de Bush y luego de Obama para apoyar la desestabilización en Venezuela. Chávez lo enfrentó internacionalmente y lo venció en distintos escenarios, lo que al parecer, obsesionó la mente criminal de Uribe para derrocar a la Revolución Bolivariana.
A la llegada de Chávez al poder (1998), la cifra total de delitos en Venezuela era de 239.412 delitos cometidos en todo el territorio nacional. Esa cifra subió un poco en el año 1999 (246.671), cuando entró en vigencia en código orgánico procesal penal y muchos jueces sacaron a centenares de procesados de las cárceles; y a partir de ahí comenzaron a descender los delitos en el país: en el año 2000 descendió a 236.116 y en el 2001 se redujo a 226.593. Pero causalmente, el índice delictivo se dispara significativamente en el año del golpe de estado contra Chávez (2002); aumentando los delitos en ese año a 262.467 y en el año 2003, cuando el paro petrolero, la cifra se elevó a 265.488; pero de estas cifras que engloban a los delitos en forma general, son los homicidios los que experimentaron mayor incremento.

Dios los cría y el Diablo los junta.

Álvaro Uribe gana las elecciones presidenciales en el 2002. Al poco tiempo, buscó a sus similares en Venezuela: radicales inescrupulosos como Leopoldo López. Ya con aliados internos en Venezuela, con cierto poder político y mayor poder económico, le fue fácil a Uribe Vélez introducir paramilitares colombianos que se infiltraran en los barrios y en distintas ciudades del país con el fin de cometer actos delictivos masivos y colocar a la población en una inmensa zozobra. Para quienes pudieran pensar que lo afirmado por mí en este artículo es algo temerario, les pregunto: ¿Acaso lo develado por el terrorista Lorent Gómez Saleh no lo confirma? ¿Cree usted que Álvaro Uribe, con los antecedentes que tiene, es incapaz de introducir paramilitares en Venezuela para desestabilizar el gobierno revolucionario?
Leopoldo López le pidió a Uribe que fuese su consejero de seguridad (supongo que era para tener la “seguridad” de sacar a Chávez y ahora a Nicolás, por las malas), y Emilio Graterón (ex alcalde de Chacao) contrató los servicio de asesor policial, nada más y nada menos, del señor José Obdulio Gaviria (primo del narcotraficante Pablo escobar), de quién la ex amante de Pablo Escobar: Virginia Vallejos, en una entrevista explica por qué el primo de Escobar: José Obdulio Gaviria, era asesor presidencial de Uribe. ¿Acaso el ex alcalde Graterón no sabía quién era José Obdulio Gaviria? Por cierto, ese José Obdulio fue el que grabaron hablando falsedades con el Cónsul General de Colombia en Maracaibo (Carlos Galvis) sobre los resultados de las elecciones regionales del 2008.

Así que ya hay que dejarse de ser tan pacatos, porque estamos rayando en lo pendejo. Ese gánster llamado Álvaro Uribe Vélez, está metido hasta los tuétanos en los hechos violentos que han promovido y ejecutado sectores radicales de la oposición, como Voluntad Popular, Alianza Bravo Pueblo y el movimiento político de María Corina Machado: Vente Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2655 veces.



Juan Carlos Valdez


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición