Grito llanero

Cogíos a lazo

Con su cara muy lavada, y muy dura, los gringos yuppies que gerencian la trasnacional TNT y Fox se han disculpado por un hecho que no sólo insulta la inteligencia de los pueblos civilizados sino que denota la política imperial de narcotizar a las masas, incluyendo a las propias. La serie Legends, en su nueva temporada, tiene una escena donde un maladrín es capturado por las mansas palomas del FBI para indagar en torno a quién es el comprador de armas biológicas. Forzado con los “humanitarios” medios que suelen usar los gringos para “proteger al mundo” (y en lo cual es lo único que realmente aciertan) el caco confiesa que "Hay un intermediario (...) Maduro. PSUV (Partido Socialista Unido). Están preocupados por los disturbios civiles en Venezuela".

Esta escena calumniosa, a la cuales por cierto nos tienen acostumbrados los aparatos de propaganda imperial no se constituiría en un insulto a la inteligencia sino fuera por la respuesta cara e´tabla que dan los directivos televisivos a la natural denuncia e indignación que se levantó desde Venezuela: "Los productores no pretendieron decir que el show reportaba hechos reales cuando mencionó el nombre del presidente Maduro. Sinceramente, nos disculpamos con el presidente".

En el pasado, no tan lejano, hemos visto como Will Smith (sí; el mismo actor que hizo de pelabola con un hijo que lleva rosca de la buena por obra y gracia del capitalismo y que gracias a la creatividad de los guionistas se transforma en nada más y nada menos que en corredor de bolsa, léase chupasangre) generaba una invasión a Cuba para liberar a unos inocentes de las garras del narcotraficante Fidel Castro; el chuchumeco de Silvester Stallone protagoniza una película donde van a quitar la vida a un dictador en América Latina cuyos soldados usan boina roja que habitan un país petrolero y el infiltrado gringo entre los yanomamis de ficción en la película Avatar resulta que perdió sus piernas durante “la invasión a Venezuela”.

Ni se diga que cuánta otra burusa cinematográfica o televisiva se nos ha escapado en esta ristra que enumera los ataques directos, el concierto para delinquir, que orquestan los gringos desde su artillería mediática para calumniar la liberación de Venezuela, Cuba y otros países, narcotizar a las masas para preparar el ambiente psicológico que justifique sus crímenes y, de paso, vendernos el mito de la supremacía WASP (blanca, anglosajona y protestante).

Una andanada mediática, no podemos ocultarlo, recibimos desde las empresas de cable que producen de todo como en botica porque suponen en su arrogancia que somos cogíos a lazo. Desde el Discovery Channel que nos vende propaganda de guerra y supremacía blanca disfrazada de ciencia para ser dirigida por “intelectuales” de pantalla plana que se creen cultos por dormir con el televisor prendido; pasando por el falsificador History Channel que pretende adulterar el pasado, la basura frívola de la pajudeces de E-Entertaiment hasta los capítulos de fracasados mariguaneros de MTV, todo se constituye en un bombardeo inmisericorde que no respeta cadenas televisivas y sobre la cual se establece, debemos admitirlo, un laxo control gubernamental.

Y hay algo que nos llama profundamente la atención de los “errores” que cometen en los contenidos que atentan contra la moral y dignidad del pueblo venezolano: nunca, pero nunca, un guionista de estas cadenas se ha pelado ni un poquito para involucrar a los jefes del imperialismo, ni mucho menos a sus secuaces de las cadenas de tv, en desaguisados que los hagan salir de sus empleos como corcho de limonada.

Imaginemos esta escena: un terrorista es interrogado a patada limpia por uno de los agentes del CIA. El agente le pregunta, “¿Osama Bin Laden está muerto?” y el preso se ríe con la boca sangrante: “Síííííí luis…háganse los locos. A Osama lo mandó a esconder su socio George Bush y lo tiene viviendo como un rey en Texas. Por eso jamás apareció ni aparecerá el cadáver”.
Por eso propongo que generemos películas y series de tv donde se le vean las nalgas ronchúas a las mentiras gringas; se evidencien sus planes asesinos con nombres y apellidos de los dirigentes políticos y empresarios responsables, demostremos que su tv es basura alucinógena y, cada vez que pongan el grito en el cielo, digamos: “Cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia”. Yo me ofrezco como “pedidor de disculpas” porque palo y palo no es gavilla.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1656 veces.



Pedro Gerardo Nieves

Autodidacta. Comunicador popular, coordinador de la Brigada de Agitación, Propaganda y Comunicación Florentino del PSUV Barinas, vocero de la Guerrilla Comunicacional Florentino, delegado de formación de la Escuela Nacional de Formación Socialista "Hugo Chávez" del PSUV.

 pegenie@hotmail.com

Visite el perfil de Pedro Gerardo Nieves para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Gerardo Nieves

Pedro Gerardo Nieves

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición