Repercusiones del secuestro del M/G Hugo Carvajal

Un hecho inusitado que viola la Convención de Viena de 1961, en cuanto a la inmunidad diplomática, es el secuestro del Mayor General Hugo Carvajal, en funciones diplomáticas, quien fuera enviado como Cónsul General a Aruba, isla del Reino de Holanda, luego de cumplir intachablemente, con una excelente hoja de servicio a la Patria venezolana, que, aunque suene fácil expresarlo, es extensa, en cuanto a su lucha contra el narcotráfico y consumo de drogas, contra la corrupción, por la paz y la pacificación de movimientos insurreccionales y, sobre todo, ha sido una pieza fundamental que ha ayudado a conjurar todas las conspiraciones golpistas que desde el extranjero se han propiciado para derrocar al Comandante Hugo Chávez y, ahora, contra el Presidente Nicolás Maduro.

No hubo detención, sino un secuestro, al violar la Convención de Viena y todas las convenciones internacionales y de Derechos Humanos (DDHH). Este grave hecho inusitado, no es usual y es atípico, porque se supone que todos los que suscriben la Convención de Viena, respetan la inmunidad, excepto el gobierno de EEUU, para el que las leyes, están por debajo de sus intereses, razón por la cual se sienten los amos del mundo.

Dicho gobierno presidido por Barak Obama, de manera artera, solicitó el secuestro disfrazado de detención, del M/G Carvajal, para su deportación, montado en un falso expediente, que viene aliñando contra su persona y el gobierno venezolano, para enlodarnos y justificar su Agenda de Golpe de Estado contra Venezuela.

En el pasado reciente, bajo el gobierno del Comandante Hugo Chávez, ya el gobierno de EEUU estaba montando este ajiaco, para mostrar a nuestro gobierno, mediáticamente, ante el mundo, como facilitador del tráfico de drogas y en complicidad con las Fuerza Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a las que han calificado de terroristas. Hoy, el gobierno de Obama arremete, por cuanto la crisis y default de EEUU urge una guerra para sus perros y apoderarse del petróleo venezolano, como una forma de salvar su quebrada economía.

De allí que la detención del M/G Carvajal, connota varias repercusiones, entre las que está el hecho de que con este secuestro, pretenden aplicar la misma dosis fallida que pretendieron contra el Comandante Chávez, ahora, contra el Presidente obrero, Nicolás Maduro

Hemos de estar claros, que antes de apresar y secuestrar al M/G hugo Carvajal, el gobierno del Reino de Holanda hizo bien sus cálculos, por lo que la contraprestación que recibirán de parte de EEUU superará crematísticamente, las buenas relaciones que hasta este pasado jueves 24 de julio tenían con Venezuela.

Hoy, dadas las circunstancias, suponemos que el gobierno de Holanda, tanto como la prepotencia imperialista de EEUU, bajo el mando del especialísimo Nóbel del Genocidio, se han percatado, como nosotros, de que: 1. Este secuestro del M/G Hugo Carvajal y la violación de la Convención de Viena, al ser una ruptura, ésta representa una Declaración de Guerra contra el gobierno de Venezuela y todos los que suscriben esta Convención desde 1961; 2. No hay subterfugio legal que pueda ser justificado y reciba apoyo desde este ajiaco de la dupla Holanda-EEUU, ante organismos internacionales, como ONU, OEA, UNASUR, ALBA-TCP, PETROCARIBE, BRICS, entre otros, en donde el gobierno venezolano hará sentir su queja, reclamo y sanciones respectivas; 3. El gobierno del Presidente Nicolás Maduro, junto con el Pueblo y la FANB, no estamos dispuestos a permitir este atropello, porque sería el inicio de una seguidilla de abusos y violaciones de EEUU con sus bufones de otros gobiernos que se prestan para fines bizarros, como el que está protagonizando del gobierno de Holanda; 4. Al percatarnos de un vecino hostil, como Aruba (Colonia de Holanda) y declarado enemigo de Venezuela, en actitud bélica contra nosotros, también sabremos actuar en consecuencia, en defensa de nuestra soberanía, autodeterminación y defensa de nuestros ciudadanos, como el M/G Hugo Carvajal, al que el Presidente Nicolás Maduro, no está dispuesto a dejarse arrebatar, como trofeo de guerra. Suponemos que el reino de Holanda, ya escogió. Nosotros sabremos qué hacer. El venezolano Hugo Carvajal no está solo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5001 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a192230.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO