El kirchnerismo sigue dando la pelea

Malas noticias para la derecha vernácula y autocobeada. En las elecciones del domingo pasado el kirchnerismo se impuso como primera fuerza nacional y controla las dos cámaras en el Congreso Nacional de Argentina.

Al igual que aquí el barranco opositor en esa nación sureña apostaban al fin del Frente para la Victoria, FPV, el partido de la Presidenta Cristina Fernández en estos comicios para municipales y también de renovación de curules en la Cámara Alta. Pues bien el FPV se mantiene como primera fuerza nacional y conserva la mayoría absoluta en el Poder Legislativo. Por eso los rostros de rabieta e impotencia que exhibieron durante la semana pasada los asociados de la MUD. Patéticos.

Pese a los quebrantos de salud de la Presidenta Fernández de Kirchner que la obligan a permanecer en reposo absoluto durante un mes y que obviamente la excluía del debate electoral restando así un cuadro valioso a los compañeros que liderizan el proceso de cambio en la República Argentina y por supuesto a la despiadada e innoble campaña electoral emprendida por las fuerzas de derecha, pese a a todas estas limitantes, el kirchnerismo se impuso nuevamente en el escenario social.

El kirchnerismo ha sido importante en la oxigenación de la sociedad argentina asfixiada durante décadas por gobierno saqueadores y feroces dictaduras de derecha. Los líderes Néstor Kirchner y Cristina Fernández lograron en los últimos diez años restituir la calidad de vida a sus compatriotas, sanearon la economía nacional, dejaron atrás el caos políticos de politiqueros, las crisis presidenciales originadas con la huída de De La Rúa que produjo encascada cinco presidentes provisorios en menos de un año, impusieron tasas impositivas a la poderosa Sociedad Rural y se plantaron firme ante cada agresión de una derecha inmensamente rica y con tentáculos en todo el continente.

Otra mala noticia para los autocobeados locales la produjo esta semana la Corte Suprema de la República Argentina al sentenciar a favor de la constitucionalidad de la Ley de Medios Audiovisuales. Esta sentencia obliga a más de veinte grupos quasimonopólicos a desprenderse de empresas de cable y otras ramas de las telecomunicaciones. Es decir a aceptar la democratización de los medios. El grupo económico ultra reaccionario Clarín, de corte fascista similar al de Murdoch, es el primer derrotado. Este fallo es un triunfo del pueblo argentino.

Emprendida desde 2009, culmina así una dura y larga batalla del kirchnerismo, de las fuerzas de Centro izquierda, de los colectivos populares, es decir, de la mayoría del Pueblo argentino para democratizar los medios de comunicación en la hermana nación sureña.

Es contundente la Sentencia del máximo organismo judicial argentino: “no hay ningún interés particular que pueda estar por encima del interés social…las leyes que se sancionen en el Congreso hay que aplicarlas”

Nuestro aliento y solidaridad con el Pueblo argentino y con su dirigencia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1346 veces.



Hector Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a176232.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO