Mercosur una integración mas allá de las finanzas

El Estado venezolano ingresa como Miembro Pleno al MERCOSUR, se ratifica así el interés integracionista y la vocación progresista de nuestro país, conforme lo describe la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y de manera simultánea se pone de manifiesto la visión novedosa  que le imprime al gobierno del Presidente Hugo Chávez a las relaciones internacionales y a la unidad latinoamericana, en un momento de efervescencia socialista y de la potencialidad creadora de la Diplomacia de los Pueblos”, ratificando entre naciones hermanas la necesidad de marchar en forma conjunta hacia un futuro común, que debe tener como principio seguir la trayectoria y el ideario de nuestros libertadores, la conciencia para luchar contra la hegemonía imperialista, y la intuición estratégica para construir espacios de interdependencia para la transformación de las estructuras económicas, políticas y sociales, en el marco de una integración orientada a emancipar a los actores del bloque subcontinental del predominio de los intereses del neoliberalismo, que sin medida ni reparos privilegia el libre mercado. Salta a la vista que el MERCOSUR abarca 13 millones de kilómetros cuadrados, aplica medidas para 300 millones de habitantes, e impulsa la economía del área con un estimado de 3,3 billones de dólares al año. De allí que el ingreso de Venezuela al MERCOSUR es una oportunidad inmensa para engranar las estrategias de una agenda de interés colectivo que permita dar respuesta a los 180 millones de personas que viven en la pobreza en Sudamérica, para ello, en primer término se debe buscar un mayor acercamiento entre los pueblos hermanos que se reconocen partidarios de políticas económicas que apuntan a la resolución de los conflictos estructurales de la región, tales como desnutrición, educación, inclusión laboral y sobretodo la formulación e implementación de un modelo económico común que permita acortar la brecha entre ricos y pobres, y en segundo lugar, a  cumplir los protocolos y normativas en políticas públicas sectoriales, que obligan a los actores involucrados a pensar y crear alianzas duraderas que interpreten el sentido fraterno entre los pueblos.  De manera que la nueva diplomacia venezolana, orientada por el gobierno del Presidente Hugo Chávez, se anota un triunfo contundente y ratifica el valor de la nueva institucionalidad en su periplo internacional por la democracia progresista, diversificando  las oportunidades de concertación efectiva para negociar en los terrenos comercial, industrial, seguridad, educativo, ciencia, tecnología e información, sobre bases equitativas y razonables, para hacer del intercambio comercial entre Venezuela y los países del Cono Sur un factor clave, en medio de las posibilidades de reconocer y acatar las cláusulas de especialmente relacionadas con el interés para intercambiar productos, y fundamentalmente para la exoneración de tasas aduaneras y la simplificación de los trámites para importar y exportar.  Asimismo la reactivación del aparato productivo nacional, debe ser un instrumento para acompañar la consolidación de políticas de envergadura. Siendo así, no cabe la menor duda que el ingreso de Venezuela como Miembro Pleno al MESRCOSUR abre una etapa histórica en el marco de la integración y la solidaridad continental y ratifica el compromiso político destinado a hacer realidad el sentimiento de la hermandad que se funda en la iniciativa de un grupo de países que por su ubicación geopolítica y sus recursos naturales están llamados a ser la locomotora del desarrollo en esta parte del mundo. La tarea es compleja porque requiere, como decía el Ché Guevara, una aptitud para conjugar la racionalidad social con la racionalidad económica, en la medida en que logre que el aparato económico cree la base técnico-material de la nueva sociedad y al mismo tiempo coadyuve a la transformación de los hábitos y valores de los hombres que participan en el proceso productivo y ayude a crear e inculcar los nuevos valores socialistas. El temor que genera el ingreso de Venezuela a Mercosur despierta la inquietud de quienes se oponen a la posibilidad de lograr el desarrollo y mejor calidad de vida para los latinoamericanos con políticas económicas que no sean impuestas sino diseñadas desde Latinoamérica para Latinoamérica.

roahugbel@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2441 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor