Triunfo del socialista Hollande y nuevas interrogantes para Francia

Luego de anunciarse el resultado electoral favorable al socialista francés, François Hollande en los comicios presidenciales de esa república, surgen interrogantes sobre el camino que transitará Europa en los venideros años, debido a que Francia y Alemania constituyen las dos economías más grandes de la Unión Europea y su liderazgo es determinante en las políticas de esta región.

Pudiera suscitarse ahora el desenlace de la alianza franco-alemana propiciada por el hoy saliente Jefe de Gobierno Nicolás Sarkozy y su homóloga germana Ángela Merckel, el cual impulsó drásticas medidas de austeridad que actualmente se abarcan casi la totalidad de Europa.

Entre los consumados recortes a los derechos sociales de la clase trabajadora europea, sobresalen: reducción del salario y las prestaciones sociales, aumento en la edad para la jubilación, flexibilización del empleo, tercerización y cobro de nuevos tributos. En el presente con la derrota de la derecha francesa, estaría por definirse en los meses subsiguientes si el nuevo gobierno promoverá un cambio sustantivo en su política económica desde la élite directiva de la Unión Europea (UE), pues debe elegir entre profundizar el desmantelamiento del Estado de Bienestar a través medidas neoliberales impuestas a los países miembros, o si por el contrario puede sensibilizarse frente al llamado de los millones de indignados europeos que protestan contra el grave deterioro de su calidad de vida.

En este orden de ideas, estaría por conocerse la nueva actitud de Francia (miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU) hacia los actos guerreristas de Estados Unidos en el planeta. También crece significativamente los augurios de cambio progresista, en virtud que  Hollande en su primer discurso como presidente electo ha aseverado que: "La austeridad no puede ser una fatalidad del destino y se lo voy a decir a Alemania." Todo luce como signo de inconformidad frente a la disolución del capitalismo proteccionista que imperó en Europa durante el siglo pasado.

En cualquier caso, la victoria de Hollande (entre cuyas credenciales destaca la vicepresidencia de la Internacional Socialista) debería apreciarse con cautela, pues en la Europa de hoy rige el Derecho Comunitario (Tratado de Lisboa) de la UE por sobre aquellas normas internas de los Estados miembros, lo que se traduce en menos soberanía nacional y la conciliación de muchos líderes progresistas con los poderes fácticos de la burguesía europea.

jesussilva2001@cantv.net

(*)Abg. Constitucionalista. Profesor de estudios políticos e internacionales.
 

http://jesusmanuelsilva.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1743 veces.



Jesús Silva R.(*)

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: