El discurso del CC es el resultado de una prolongada y bestial propaganda política de la oligarquía global

La Estafa del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático

La nueva Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático (COP17) que se celebra desde hoy hasta el 9 de diciembre en la ciudad surafricana de Durban, presenta una buena oportunidad para interrogar y cuestionar desde el lenguaje audiovisual crítico, al terrorismo mediático instalado en el discurso político de las instituciones globales del siglo XXI. También es una oportunidad para confrontar la matriz de opinión del discurso del terrorismo mediático de la oligarquía global que ha penetrado la cadena Telesur.

En Agenda Abierta, un espacio matutino de noticias conducido por la periodista Lourdes Zuazo, la mañana del lunes 28 de noviembre de 2011 fue entrevistado Hamlin Jordán, presentado como un experto en cambio climático. La periodista de la cadena de noticias Telesur, como antesala a la entrevista, sin advertirlo, siguiendo tan solo la moda del discurso sobre el cambio climático, en una breve introducción que realiza sobre el tema a tratar con su entrevistado, prepara el terreno a la propaganda y terrorismo mediático del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, IPCC en sus siglas en inglés. Es así como la periodista, de manera muy suelta y convincente, demostrando poseer conocimiento sobre el tema, anuncia la elevación de 2 o 3 grados de temperatura, la subida de los mares, inundaciones costeras y la llegada de catástrofes ambientales preparando el terreno a su invitado, quien una vez llegado el momento de su turno, a lo largo de toda su intervención no cesó de acudir a la propaganda, profecías y lugares comunes de los últimos 30 años del discurso terrorista del IPCC.

El discurso del cambio climático es el resultado de una prolongada y bestial propaganda política de la oligarquía global, amparado bajo las sombras de la enorme ignorancia acumulada en los currículos de las academias universitarias y el total desconocimiento de los pueblos, con la complicidad criminal de una "comunidad científica" internacional, apéndice de la "comunidad internacional" que en defensa del "derecho humanitario" justificó invadir a Libia y cometer magnicidio contra Gadaffi su jefe de Estado, mandato (imposición) de la ONU de por medio a solicitud del (dictador) Consejo de Seguridad; en otras palabras, el discurso del cambio climático representa los intereses de los poderosos del siglo XXI, quienes a toda máquina, impulsan políticas y estrategias para enterrar de manera definitiva los estados nacionales, acabando así con la resistencia de los pueblos a la instalación de un mundo unipolar y el pensamiento único.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, IPCC en sus siglas en inglés, es una burocracia "científico" política instalada en la ONU, llamada a dictar a los pueblos las políticas a seguir para impedir el apocalipsis del siglo XXI: el calentamiento global. Este panel de "científicos", "expertos" en materia de clima y promotor de la teoría del origen antropogenético de la elevación de la temperatura del clima de la tierra (el hombre culpable del mal), posee un cuerpo de creencias y profecías compartidas por el experto en cambio climático Hamlin Jordán, entrevistado en Telesur a raíz del encuentro sobre el clima que se realiza en Durban. Entre esas predicciones y profecías no cumplidas, entre otras muchas más, están: la inundación de los pueblos costeros de todo el planeta, los cuales en esta fecha deberían estar con el agua hasta el cuello, a consecuencia del aumento del nivel del mar producto del deshielo de los glaciares; y la subida de la temperatura media terrestre, la cual hoy debería estar achicharrándonos por el calor a causa del efecto invernadero por el aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera.

Ni el IPCC ni Harlim Jordan dicen nada sobre el adelgazamento de los polos del planeta Marte y sus lunas a causa de los mismos fenómenos que produjeron el adelgazamiento de los polos de la Tierra; y a menos que seamos víctimas de una supra y ultra desinformación mediática, ni en el planeta Marte ni en sus lunas hay industrias humanas quemando petróleo y carbón, ni mucho menos conocemos que el CO2 cause en Marte y sus lunas un efecto de invernadero.

Lo que único de verdad en todo esto, es la existencia de un real cambio climático, pero no un calentamiento global, ni mucho menos atribuirle al hombre la omnipotencia divina de poseer la capacidad de calentar la Tierra. De allí el rápido cambio en el discurso político del IPCC sobre el calentamiento global. Y tal como cuando el mago saca un conejo del sombrero, en un 2 x 3 el IPCC cambió el discurso del Calentamiento Global por el discurso del Cambio Climático.

Lo que a lo pueblos del mundo el IPCC no comunica, ni tampoco lo hace el experto en cambio climático harlim Jordan, es sobre la gran dependencia que tiene el clima de la tierra de la actividad de los ciclos de las manchas solares que tienen lugar en el sol, pero tampoco comunican e informan nada sobre como los rayos galácticos al penetrar en el sistema solar impactan a la temperatura del clima de la tierra y los demás planetas. Mucho menos dice nada a los pueblos sobre el ciclo del ecosistema de nuestra galaxia, la Vía Láctea, ni del ciclo del brazo de la galaxia donde en un extremo está ubicado el sistema solar. Nunca lo harán, porque su objetivo no es científico, sino político. Detrás del panel del IPCC no está la ciencia, sino los intereses de la oligarquía mundial, los cuales en última instancia mandan con la derecha o la izquierda política en el gobierno.

Por los datos existentes acumulados hasta ahora, el sistema solar está transitando por una región de la galaxia la cual visita cada 62 millones de años, y muy a pesar del IPCC, Hamlin Jordán, las profecías y sus creencias, durante ese trayecto, en el pasado, en la Tierra se han producido grandes y violentos cambios físicos, geológicos y atmosféricos que exterminaron a más del 98% de todas las especies biológicas existentes en la tierra en ese momento. Las teorías que hablan de una transformación de las especies, argumentando contra de la teoría de la evolución de las especies, encuentran en estos nuevos planteamientos de la ciencia astrofísica grandes soportes. Según quienes niegan la teoría biológica de la evolución de las especies de Charles Darwin, no hay evolución, a lo sumo lo que hay es especiación; ni tampoco existen genes que determinen nada. La información de la biología contenida en micro organismos como las bacterias y los virus, estaría siempre latente a la espera de condiciones ambientales propicias para desarrollar todo su potencial (la aparición de nuevas especies). La transformación violenta de las especies, a causa de los cambios físicos ambientales que sufre la tierra en su paso por esta región de la galaxia cada 62 millones de años, sería la causa del exterminio masivo de las especies biológicas en el pasado lejano terrestre. Los ciclos galácticos coinciden con los estudios y fechas de formación de los distintos niveles de sedimentos fósiles de las especies biológicas desaparecidas.

Lo anterior, según argumentos de científicos preocupados por las consecuencias que tiene este ciclo legítimo de la galaxia sobre la humanidad, estaría relacionado con el aumento de la actividad del llamado cinturón de fuego del pacífico, causante del incremento e intensidad de terremotos y erupciones volcánicas de los últimos años, fenómenos que crecerán al pasar los años. En adelante, dependerá del rol que desempeñen la ciencia y los científicos, poder enfrentar con éxito o no esta espeluznante amenaza en puertas a la vida biológica y la humanidad.

Durante este ciclo legítimo del ecosistema de la galaxia Vía Láctea y de su brazo, donde están situados el sistema solar y la tierra, es la primera vez que por esa región causante de las transformaciones terrestres y exterminio de especies, pasa una especie biológica que ha descubierto y construido medios y herramientas para conocer y transformar el universo. Los años venideros demostrarán si esa capacidad desarrollada por los seres humanos para transformar el entorno físico, y, construir además de herramientas, bombas termonucleares, servirá a la especie humana para sobrevivir a los cambios que la galaxia someterá al sistema solar y a la vida como hasta ahora la conocemos sobre la tierra.

Entre las recomendaciones del IPCC para salvar a la humanidad de la catástrofe del clima que causaría el CO2, receta asumida por Hamlin Jordán, está la suscripción del tratado de Kioto, cuya firma implica reducir la emisión de gases de invernadero a la atmósfera: en otras palabras, asumir el mandato de cambiar el patrón tecnológico energético e industrial y tomar la tabla de salvación que nos ofrece la globalización: su solución neoliberal salvaje; de lo contrario, habrá que asumir las consecuencias de nuevas decisiones de la ONU y su Consejo de Seguridad, invadiendo y asesinando pueblos enteros para ocultar la responsabilidad que tiene el sistema de dominación y explotación imperial oligárquico global, en la estafa y bancarrota del sistema financiero y bancario trasantlántico actual.

No vamos a detenernos mucho en la receta del ex viceptresidente de EE.UU. Al Gore, relacionada con la emisión de títulos de valores sobre emisiones de gases de invernadero, activando un mercado financiero de carbono donde se negocian los derechos de los países más pobres a consumir carbón, petróleo y emitir mayor cantidad de CO2, entre los países más ricos. Nuestra sorpresa ha sido grande al apreciar que el entrevistado de la cadena de noticias Telesur supera en audacia al simpático Al Gore, al plantear como primera medida de la naciente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños CELAC, la creación de un Banco Ambiental para manejar los costos ambientales que deja el capitalismo. Suena bonito, pero sabe agrio, como el asalto de los ricos al bolsillo de los pobres con la receta del impuesto al valor agregado o impuesto a las ventas IVA, un impuesto creado para que los pobres subvencionen el pago de impuesto de los ricos, quienes descargan su cuota parte impositiva a pagar al fisco nacional en el aumento de los precios que obligan a pagar a los consumidores; o sea, al pueblo.

Los científicos excépticos a las profecías del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, argumentan que la temperatura terrestre y el clima dependen de la actividad las manchas solares y los rayos intergalácticos. Ni está probado que el CO2 sea un gas de invernadero, ni mucho menos que la actividad humana sea la causante del aumento de la temperatura en la Tierra. Por cierto, un calentamiento global un poco raro, porque a pesar de los edictos del IPCC y los discursos terroristas como el de Hamlin Jordán, la temperatura media terrestre está disminuyendo, los glaciares mantienen sus ciclos (unos se derriten y otros se levantan), y el frío causa estragos en el hemisferio norte y sur, hasta el punto de comenzar a hablarse en medios científicos de la llegada de una nueva pequeña era del hielo. De igual manera, extremistas del clima como los integrantes del IPCC y el entrevistado de telesur, hablan de la llegada de una era de congelamiento global. Como dice un refrán popular venezolano, "si lo pela el chingo lo agarra el sin naríz".

No sólo los argumentos y evidencias científicas están contra la "ciencia" del calentamiento global, sino las pruebas de su comportamiento antiético y mafioso de conducta, propio de la oligarquía, demostrado en los miles de correos electrónicos que circulan en internet, gracias a un supuesto hacker ruso cansado de los sofismas del IPCC, quien a fines de 2009, previo a la reunión sobre el clima celebrada en Copenhague, decidió quitarles la manta de solemnidad que los cubría.

Este hecho es conocido como el escándalo del cambio climático o CLIMATEGATE. En esos correos extraídos del servidor de la Universidad de East Anglia, de Inglaterra, La Meca del calentamiento global y sede del buró del IPCC, puede apreciarse como se alteraron, con la escogencia sesgada de los métodos y consultas, los protocolos y procedimientos científicos, para hacer coincidir los resultados de los "estudios" con sus profecías. La correspondencia entre los miembros del IPCC muestra la manera como los líderes del panel presionaron a los demás miembros a alterar la información estadística más de lo falseada, además pone al descubierto la acción mafiosa del panel contra científicos opuestos a sus predicciones, obstaculizando las publicaciones contrarias a sus dogmas en revistas "cientificas".

Las investigaciones realizadas durante 2 años para lavar la mancha del IPCC, la llevaron a cabo quienes comparten los criterios de las políticas globales. Las investigaciones fueron dirigidas por los mismos "imparciales" que se reparten la torta de los financiamientos científicos, pero aún con todo el esfuerzo global realizado para limpiar la reputación científica del IPCC, la realidad de la naturaleza puesta de manifiesto en el descenso notable de la temperatura del planeta, abofetea a diario el rostro del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

La emisión de CO2, un gas resultante de la quema de combustibles fósiles, es también un resultado del proceso de la alimentación humana, los casi siete mil millones de seres humanos emitimos una enorme cantidad de CO2 todos los días, desde el momento que nacemos hasta el día en que morimos. Es por eso que el príncipe Felipe, "asustado" por esta realidad de la naturaleza de la biología humana, ha dicho que si pudiera reencarnar le gustaría hacerlo como un virus mortal que redujera la población mundial (eliminando todos los pobres) a menos de 2 mil millones de habitantes (la población de los paises ricos).

La palabras del príncipe Felipe lo retratan como un verdadero príncipe de las tinieblas, y este es nada menos que miembro fundador de la WWF, (World Wildlife Foundation), Fundación Mundial por la Vida Silvestre, una institución de la oligarquía financiera global promotora de la mayoría de los movimientos ecologistas como Green Peace, los cuales viven de las subvenciones concedidas por la oligarquía mundial a cambio de la promoción de sus políticas eugenistas contra los pueblos.

Esta oligarquía amante de la naturaleza y preocupada por la vida silvestre, amante de la fauna salvaje, es la misma oligarquía financiera salvaje que ha estafado a todos los pueblos del mundo, descargando su crisis sobre el pueblo de EE.UU., los pueblos de Europa, África y de los demás pueblos del mundo, saqueando todos los dineros públicos para salvar sus bancos, acarreando con ello miseria y desolación a centenares de millones de familias de todo el mundo. Es esta misma oligarquía quien en una maniobra desesperada, desata invasiones como la de Libia y lanza amenazas de guerra contra Siria e Irán, guerras que pueden terminar en una Tercera Guerra Mundial Termonuclear, si el reparto del pellejo y la sangre de los pueblos no satisface a alguna de las potencias nucleares partícipes de la rapiña, en su intento de eludir la bancarrota indetenible por la cual transita todo el sistema financiero oligárquico trasatlántico.

Para ilustrar con potencia lo que comentamos arriba como antesala de este espacio audiovisual, presentamos para la discusión y apertura a la polémica crítica sobre el calentamiento global y su origen antropogenético, dos documentales elaborados con un arsenal de argumentos científicos, los cuales nos ponen a pensar con sólo prestar atención y reflexionar sobre sus argumentos. Como resultado final, tendremos una amplia visión crítica de los discursos sobre el calentamiento global aprendidos de la TV, radio, prensa escrita, discursos y propaganda política de las últimas décadas.

http://videotecassociopoliticas.blogspot.com/2011/11/la-estafa-del-ipcc-sobre-el.html

videotecas sociopoliticas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2341 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a134443.htmlCd0NV CAC = Y co = US