Engaño mexicano

Hemos seguido y continuaremos siguiendo con mucho interés, no exentos de preocupación, la lucha contra los carteles del narcotráfico, no estamos como es obvio ni en los secretos ni en muchos detalles de los diálogos que se vienen dando para ampliar la lucha antidrogas en Centro América ni en la estrategia de la CIA-DEA con el gobierno de Felipe Calderón, conocemos algo de lo publicado por los medios, nada fiables por cierto, hace difícil llegar al fondo del asunto, sin embargo, es notorio el proyecto geopolítico que se persigue con Colombia.

Se necesita una gran dosis de estupidez para no darse cuenta que el protagonismo del narcotráfico colombiano fue trasladado a México usando a un títere como Felipe Calderón, para limpiar el camino al plan Colombia, por el TLC frenado en el Congreso estadounidense por violación a los derechos humanos decían y para aliviar la gigantesca corrupción política –militar del plan ensuciado por el gobierno de Uribe, salpicado por todos lados de narcoterrorismo con Justicia y Paz y por los falsos positivos; luego el torpe golpe en Honduras lejos de preocupar a los países revolucionarios toda la región esta salió fortalecida con UNASUR. El plan original sigue siendo contra Venezuela, verdadero puñal clavado en los intereses de Washington en Sudamérica, se insistió con Uribe por 8 años quien saco la máscara al plan Colombia con las bases estadounidenses, amenaza permanente para Quito y Caracas.

El 2012 es un año crucial para América, las elecciones en EEUU, Venezuela, principales actores de esta situación abarca a colombianos y mexicanos. Nada ha sido fácil para los pueblos venezolanos, colombiano, mexicano, inmersos en esta guerra sucia programada en Washington, muertos por miles para violar la autodeterminación de Chávez, es mejor los muertos mexicanos antes que dejar que Miraflores continúe frenando el lucrativo negocio de las trasnacionales y organismos crediticios estadounidenses en la región que indudablemente le restan protagonismo político a la casa blanca, asunto que hay que solucionar en el 2012.

Washington proyecta que la relación de Venezuela con Irán, sea analizada por la ONU por pedido del Senado, desde el 2007 hay varias solicitudes de senadores de ambas bancadas para que Venezuela sea inscrita en la lista negra de países que apoyan el terrorismo internacional, es muy probable que la casa blanca solicite sanciones económicas políticas por parte de Naciones Unidas, una vez conseguido esas sanciones el camino de la comunidad internacional se abre para que todas las furias del capitalismo caigan sobre Caracas. Este tipo de sanciones son revisadas cada año por la Comisión de Seguridad Federal, el 2012 es año reelectoral para Obama y Chávez, Washington sabe que la muerte de Bin Laden ya pocos recuerdan necesitan urgentemente otro triunfo, que mejor en el patio trasero.

En cuanto a México se refiere, la Federación de Sinaloa, los Zetas, Cartel del Pacifico Sur, Cartel del Golfo, familia michoacana, Cartel de Acapulco y Agencia de Importación de Cocaína (CIA) se alimentan de la cocaína que llega sin mayor contratiempo de Colombia y Perú; la CIA, DEA como es lógico son aliados con el alcohólico Calderón, débil cuando candidato tuvo que intervenir el embajador estadounidense Tony Garza para lograr la sucesión de Vicente Fox y poder asegurar los intereses de EEUU en México.

EEUU requiere de unas 400 toneladas de cocaína para sus más de 35 millones de adictos esa la cantidad de droga que no debe faltar en las calles de las ciudades estadounidenses no solo para evitar el incremento de la violencia sino por los 300 a 400000 millones de dólares que el negocio arroja en la venta al detalle; junto a la marihuana, drogas sintéticas, producidas en los EEUU, con la heroína que llega desde Pakistán y Afganistán mayormente, cifras más cifras menos son entre 800000 a 1 billón de dólares lo que produce el narcotráfico mundial según el FMI y la ONU, una vez convertido en acciones en Wall Street, esta se encarga de quintuplicar la cantidad; la banca estadounidense y europea no puede darse el lujo de quedarse sin ese efectivo ni la CIA dejar de administrar parte de ese decomiso para sus operaciones.

Lo arriba detallado es por todos conocido. Sin embargo llama la atención viendo el mapa mexicano como los carteles de Sinaloa y los Zetas desde el 2006 se han fortalecido al lado del Pacifico y del Atlántico respectivamente ganando mucho terreno a los carteles de Tijuana, Pacifico Sur, Juárez, cartel del Golfo y al cartel de la familia michoacana, los nuevos carteles como el de Acapulco y otros formados por restos de los otros carteles en poco tiempo son disueltos ¿será que la CIA prefiere tratar con dos carteles en vez de seis?

El cartel de Sinaloa opera desde el norte por todo el océano pacifico hasta la frontera igual que el centro del territorio mexicano; los Zetas abarcan toda la parte atlántica hasta Yucatán, al controlar los mares de estos océanos controlan las rutas del narcotráfico hacia EEUU y Europa, de regreso usando las mismas vías los carteles del narcotráfico se transforman en traficantes de armas livianas, orgullo de la política estadounidense, prospero negocio desde México abarca toda América Latina, de lo contrario como explicar las más de 20000 armas de asalto de todo tipo incautadas a los carteles mexicanos que han dejado 42000 muertos desde el 2006.

Si esto es así y nadie ha probado lo contrario el proyecto de la CIA al utilizar drogas y armas para desestabilizar gobiernos y regiones toma fuerza al incrementar la violencia; Sudamérica según los medios de comunicación que han publicado sondeos por cada 100000 habitantes la violencia con saldo fatal se ha incrementado en un 30%, los medios locales ponen énfasis de la violencia en países revolucionarios como Venezuela y Ecuador, países en los que se ha incrementado los laboratorios para transformar la coca, a la cabeza de estos laboratorios están ciudadanos colombianos, Venezuela y Ecuador como otros países dejaron de ser rutas de tránsito ahora producen cocaína. Las drogas y armas son un coctel desestabilizador no solo para las regiones sino para gobiernos revolucionarios o no de lo contrario observemos la violencia en Brasil, y la cantidad de armas decomisadas en todos los países y siguen apareciendo como si nada.

Transformar la cocaína colombiana en dinero y parte de este en armas que llegan desde México hasta Chile, operaciones controladas por los carteles mexicanos con apoyo de la CIA ¿no es una mascarada todo esto? ¿Por qué nadie investiga con el Departamento de Justicia de EEUU cuantas armas se fabrican, cuantas se venden allá, cuantas hay en existencia, cuantas salen legalmente del país para saber cuántas se trafican para América Latina?

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2408 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: