EEUU, adicción a la deuda

El PIB estadounidense llega a los 14.8 billones de dólares, la deuda pública y privada alcanza los 14.3 trillones. Ampliar el límite de endeudamiento en 2.1 billones de dólares y hasta 2.4 billones en 3 etapas para los próximos 10 años con un recorte inmediato de gastos de 1 billón de dólares vigilado por una comisión de 12 miembros 6 republicanos y 6 demócratas; si estos no se ponen de acuerdo se dispararan mecanismos automáticos de recortes por 1200 millones de dólares en los frentes de defensa y en la cobertura médica para los ancianos (Medicard) sin que afecte dicen, al servicio médico para los más pobres (Medicald) ni al servicio de jubilación ni los cheques para los empleados federales ni para los veteranos de guerra, eso es puro cuento electoral.

Este acuerdo no soluciona los problemas los agrava. Reducir el gasto fiscal con los servicios a los más pobres y sin incentivos fiscales la economía estadounidense no solo que entra en recesión sino que afecta su primer lugar como potencia mundial. Todo esto es una solución a corto plazo para evitar hacer más daño hasta el 2012. El incremento de la deuda como los recortes no resuelven el problema del desempleo ni resuelve la crisis inmobiliaria, EEUU crece al 1.3% con ese crecimiento económico no puede salir de la crisis, su recuperación es endeble solo comparada con el crecimiento después de la segunda guerra mundial.

Como todo presidente de EEUU, Obama está atado de manos con el pentágono, apenas la reducción del gasto de defensa llega al 1% como máximo para los próximos 2 años, 350000 millones de dólares se sacaran del pentágono, 50000 millones menos de lo que Obama anuncio a los generales de un recorte de 400000 millones de dólares que ordeno la casa blanca para los próximos 12 años; todo un circo el recorte en la defensa, el presupuesto militar solo es comparado con los gastos de la segunda guerra mundial (1939-1945) “El pentágono tiene toda la libertad de siempre” dijo William Hartung, director de proyecto de armas del Center for International Policy.

The Weekly Standard en su editorial manifestó “si se mantiene esa política en la próxima década, será difícil que EEUU siga siendo la única superpotencia, es el mejor día para los chinos porque el acuerdo encarna un país en decadencia” Tres cuartas partes de los estadounidenses no tienen el equivalente a 2 meses de ahorros en efectivo por lo tanto tienden a gastar menos, se trasladan menos en busca de empleo, de 4.6 millones cayó a menos del 1.8 millones las personas que recorren ciudades buscando trabajo creando dificultad a las empresas para llenar las vacantes cuando las hay, fuera de eso, el gobierno que era el gran rescatista recortando las tasas de interés, rediciendo los impuestos como las tasas de interés o incrementando el gasto, simplemente se quedo sin herramientas.

Ben Bernanke, presidente de la reserva federal ya casi no puede hacer nada más para detener los efectos de la crisis financiera sin acelerar la inflación que llega al 2%, puede anunciar una tercera ronda de compra de valores para impulsar la inversión y el gasto devaluando mas al dólar como cuando imprimió 2.3 billones de dólares para comprar bonos del tesoro conservando en casi cero las tasas de interés, no le queda de otra porque todas las predicciones de la FED respecto al crecimiento y a reducir el desempleo no da pie con bolas obligando a Europa y América Latina a blindarse.

El Banco Central Europeo desde esta semana inyecta mas liquides al mercado quiere apuntalar a Italia y España comprándoles bonos soberanos para combatir la crisis financiera. Entre España e Italia emiten alrededor de 600000 millones de euros al año en deuda soberana, se podría comprar unos 300 a 400000 millones de euros algo que el BCE se ha resistido por dos años, desde que comenzó el programa en mayo del 2010 solo compro 80000 millones de euros en bonos griegos, irlandeses y portugueses, pero, la crisis obliga a revisar esa situación para ayudar a Italia y España,

El grupo de los 7 países más ricos EEUU, Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, Canadá y Japón, se está reduciendo al G3 porque EEUU crece al 1.3% del PIB, Reino Unido al 1.5%, Japón con el -0.7%  e Italia 1.4% solo Alemania, Francia y Canadá, podría decirse sostienen ese grupo. El miércoles pasado los presidentes del G7 se hablaron por teléfono un día antes que el BCE inyectara mas liquides al mercado. Estos países con flotación libre de sus divisas esperan que la depreciación impulse sus exportaciones para impulsar sus economías “un tipo de cambio más competitivo mejorara la competitividad, provocando que algunas monedas y mercados caigan para que otras suban”

Brasil, México, Sudáfrica, Israel, Perú, Colombia, Corea del Sur, India, reciben grandes recursos con bajas tasas de interés que se desplazan desde EEUU, Europa, Japón, disparando a las monedas locales, afectando su industria y generando mucha especulación. EEUU para reactivar su economía le apuesta a un dólar débil de esa manera fomenta sus exportaciones mejorando el saldo de su balanza comercial. Por su parte China, mantiene el yuan subvaluado para incentivar también sus exportaciones con buenos réditos reflejados en sus reservas internacionales que llegan a los 3 billones de dólares de lejos las mayores del planeta en divisas extranjeras.

Descarada e inmoral  competencia económica por abarcar mercados emergentes como Brasil y otros países de la región; siendo que, el mayor comprador de manufacturas chinas es EEUU, decide mantener el dólar bajo en plena lucha con Beijing, un asunto que no es cuestión de crisis es pura competencia financiera.

Las políticas de los países desarrollados repercuten económicamente en todo el mundo, la guerra cambiaria es una evidencia de la estrecha relación de la economía mundial. El real brasileño se aprecio un 33%, el peso chileno un 28%, el peso colombiano 21%, el sol mexicano 14%, el sol peruano 12%, disparando los costos, aumentando los precios de las exportaciones lo que vuelve a los países menos competitivos al frenar sus industrias.

Países habituados a pagar tasas de interés altas por ser percibidos como riesgosos, ahora, están pagando lo mismo para financiarse que las economías desarrolladas, a veces menos. Los inversionistas ven a México y Brasil, como menos riesgosos. EEUU Y Europa, con sus medidas de austeridad no logran salir de la crisis, la tarea para rescatar sus economías está en manos de los bancos centrales, hoy, las máximas autoridades financieras del mundo, pero, el mundo quiere salir del dólar.

“En un sarcástico editorial la agencia de noticias china Xinhua califico la rebaja como una factura vencida que EEUU tiene que pagar por su adicción a la deuda y por la disputa política corta de vista de Washington”. Insistió también a Beijing, “de que haya una nueva, estable y segura divisa de reserva global”, en clara alusión a los 1.2 billones que China compro en papeles a EEUU. Tomado de Wall Street  Journal.

Práctica permanente ha sido para salir de la crisis que los países devalúen sus monedas para ser más competitivos, políticas económicas conocidas como medidas para empobrecer al vecino mediante la manipulación cambiaria. Para evitar esa situación UNASUR toma medidas en conjunto, ojala esas medidas recuperen los más de 700000 millones de dólares en reservas que la región tiene perdiendo interés en los EEUU y se los coloque como partida para el Banco del Sur.

EEUU Y Europa, deben reconocer que están en recesión, nunca lograron salir de ella, es cuestión de tiempo para que vuelvan a afectar el crecimiento económico mundial con repercusiones  más profundas en la estabilidad social y política en América Latina, Asia y África. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2485 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social