Chile pide a gritos socialismo

Chile está orgulloso de pertenecer al OCDE (organización para la cooperación y el desarrollo económico) lo mismo que su PIB per cápita de 15000 dólares, sin embargo, enseña marcadas diferencias sociales, tradición de América Latina. Piñera asumió un proyecto de reconstrucción nacional tras el terremoto del 27 de febrero del 2010.

El problema de Chile es el de todos los países de América. Analiza los principios básicos de la estrategia capitalista cuyo objetivo final es seguir con la dominación del mundo previa aniquilación de los sistemas interior de cada país. Origina una lucha frontal y lucha indirecta entre dos mundos antagónicos e irreconciliables debido “al divide y vencerás” del capitalismo cargado de antagonismos consistente en cultivar, desarrollar y multiplicar estos antagonismos y escisiones en el seno de los pueblos.

Este capitalismo encontró en Sebastián Piñera un aliado sorprendente, plenamente incorporado al mundo multinacional llenando de empresarios la Moneda, colaboradores objetivos del neoliberalismo, su estrategia delineada por Washington, la OMC y el FMI, inspiran a Piñera hasta en los símbolos un Estado que acumula inmensas cantidades de dinero sosteniendo la desigualdad social.

Su gestión en estos 16 meses divide al pueblo por el sistema capitalista empleado que automáticamente promueve la lucha de clases en las calles. Analizando las protestas de Chile, su pueblo pide a gritos socialismo.

Con un buen crecimiento y baja tasa de desempleo Sebastián Piñera, es golpeado como una piñata por las protestas estudiantiles, mineras, ambientalistas, hace unos días cambio a 8 ministros, tercer gabinete en 16 meses; cambios ministeriales que no solucionan nada cuando se tiene un rechazo dl 60%, una baja de 31 puntos según la última encuesta mensual realizada por Adimark.

Las finanzas están a cargo de su más peligrosos enemigo político Pablo Longueira de la UDI quien realizo operaciones de todo tipo para frenar la candidatura de Piñera. Últimamente el presidente bajo el tono de sus discursos ante la arremetida popular y después de atreverse a criticar al presidente Chávez, sin siquiera empezar hacer historia, ahora, tan solo es un ricacho torpe, confundido, no sabe qué hacer con la gente de su país.

Chile cuenta con 4 poderosos grupos económicos con un ingreso anual al del 80% de la población, las clases pobres se preguntan ¿Dónde está el desangre? Todas las semanas empleados portuarios, estudiantes, empleados públicos, ambientalistas, mineros, minorías sexuales y los mapuches, protestan en las calles por demandas incumplidas, el rechazo ciudadano se incrementa, los estudiantes de liceos y universidades por dos meses han arrinconado al gobierno.

Más de 100000 estudiantes se toman las calles de Santiago y otras ciudades en diferentes regiones para decirle al gobierno que no están de acuerdo con la educación que reciben, modelo educativo implantado por Pinochet, nunca modificado por la Concertación de centro izquierda que gobernó Chile desde 1990 al 2010, socialistas y demócratas cristianos no hicieron nada por mejorar la educación y frenar el excesivo lucro de las universidades y liceos privados.

Es el país con el modelo más prospero y exitoso de la región por décadas, hoy, pide mejoras sociales; una educación masiva y gratuita de buen nivel, formación holística y la participación social en la toma de decisiones económicas-políticas para superar las grandes deficiencias sociales producto de la desigual participación de los recursos del país.

Chile, se encamina de apoco pero a paso seguro a cambiar la Constitución pinochetista para recomponer su sistema educativo, de paso impulsaría la transformación política y social para radicalizar la democracia, el pueblo pide a gritos cambios.

La mayoría de la sociedad por citar un caso rechaza el proyecto HidroAysen, contempla la licitación de una autopista eléctrica que parte de románticos parajes en el sur, e irónicamente su mayor éxito el rescate de 33 mineros de las entrañas de la tierra termino con una demanda colectiva millonaria al estado por parte de los trabajadores.

Sus gobiernos llenos de técnicos y académicos rechazan la Concertación, gobernar de espaldas a los partidos políticos con un comité político sin peso y sin presencia real de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI) partido que reclamó su presencia en el palacio. El periódico la Nación dice, “Piñera maneja el concepto bonapartista en referencia a Napoleón III para aludir su intento de gobernar sin los partidos solo con los empresarios y sus posibles electores”.

El próximo año los chilenos irán a las urnas para elegir autoridades municipales y el 2013 participaran de las elecciones generales, los resultados se proyectan sombríos nubarrones para Renovación Nacional, el partido del gobierno por la grandísima pérdida de popularidad de Piñera..

Otras voces, sin embargo, recuerdan que Michelle Bachelet, pasó por la misma situación a mitad de su mandato, una aprobación del 35% para luego dejar la presidencia con un 85% de aceptación a su gestión por varias políticas sociales que la inscribieron en la historia hasta el error del tsunami.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2513 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: