Paracos, Zetas y Maras

La Santa Alianza Imperial que armó la derecha europea en el siglo XIX revive en este milenio en Latinoamérica bajo la forma de la delincuencia organizada con la intención de golpear a los movimientos populares.

No es casualidad que en el norte del continente, en México, aparezcan bandas armadas del narcotráfico, siendo la más importante los Zetas integrados por ex militares, y que en Centroamérica las pandillas o Maras constituyan un problema regional o que en la agitada Colombia, primera productora mundial de cocaína, los grupos paramilitares o Paracos surjan para reprimir al pueblo.

En esa interminable guerra civil que sacude a la vecina Colombia desde sus orígenes, la oligarquía cachaca autorizó, impulsó y financió hace veinte años los grupos paramilitares o Paracos con la complicidad de los latifundistas, de la clase política, de la jerarquía eclesiástica y de la abierta cooperación de las Fuerzas Armadas asesorada por el imperio con el propósito de frenar el crecimiento de las guerrillas liberales, comunistas y también para controlar el negocio de la droga.

La violencia, el sadismo y el horror caracterizaron la actuación de los Paracos que competían en despedazar humildes labriegos, violar mujeres, asesinar a mansalva extorsionarlos para luego apoderarse de sus tierras. Con el propósito de garantizarles impunidad, Uribe el Pacificador, montó un show con las supuestas movilizaciones de los Paracos y la deportación a cárceles norteamericanas de los “señores de la guerra” quienes purgan cortas condenas si pensamos que jefes como Salvatore Mancuso confesaron más de tres mil asesinatos. El potencial económico, los contingentes de mercenarios así como el apoyo oficial de los Paracos se mantiene intacto. Han reaparecidos con otros nombres: Águilas Negras, Rastrojos y tienen el control de ciudades como Medellín, Cali y en nuestro país han penetrado por los estados fronterizos del Zulia y Táchira, en manos de las oposición. La ubicación y detención de varias células de estos grupos armados de la derecha colombiana ha sido posible gracias a los trabajos de inteligencia del Sebín y las Fuerzas Armadas Bolivarianas.

El trasiego de las drogas ilegales en México completa un triángulo con Colombia y EEUU: Colombia, como el primer productor de cocaína en el mundo y el mercado estadounidense con 15 millones de consumidores requería un centro de acopio que no podía ser otro que la República de México que mantiene una extensa frontera la cual abarca varios estados norteamericanos.

El crecimiento y fortaleza de los cárteles de la droga mexicana ocurre en los gobiernos de Fox y de Felipe Calderón, a pesar de los esfuerzos de este último en militarizar el conflicto los narcos siguen vivitos y coleando. Lo que se constata hoy, es la ambigua actitud del gobierno imperial frente a este grave flagelo: primero al intentar demonizar a México con el calificativo de “Narco Estado”, segundo al negarse a cooperar con las autoridades, tercero al consentir el envío de armas sofisticadas a los grupos armados liderizados por los Zetas, antiguos grupos de comando del ejército mejicano que salió a la luz pública al ponerse al descubierto las operaciones Rápido y Furioso. Este comportamiento muestra la falta de interés de los Estados Unidos en el combate contra el delito del narcotráfico.

Los Maras o Mara Salvatrucha, en su origen pandillas juveniles integradas por hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, no pueden ser desvinculados del conflicto social el cual, sacude a Centroamérica y son parte activa de los cárteles del narcotráfico. Son mercenarios al servicio del cártel de Sinaloa e intentan oponerse a los Zetas. Detrás de todo: el negocio de la droga, la extorsión, tráfico humano, secuestro, torturas, trata de blancas y el amedrentamiento a todo movimiento popular que reivindique sus derechos sociales.

La actuación de estos grupos al margen de la ley cuenta con la benevolencia y apoyo de los servicios de inteligencia del imperio. Volvemos de nuevo a la Santa Alianza Imperial.

lucartjesus@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1827 veces.



Héctor Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a126670.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO