No termina el sufrimiento….

¡Quo vadis Paraguay !!

   A mediados del año 2009 tuve la oportunidad de visitar Paraguay.  Nuestra misión era la presentación del libro de un compatriota venezolano, la exposición de sus excelentes fotos que reflejan el dolor y la penuria de nuestros pueblos  y la difusión de la Revolución Bolivariana mediante charlas en diferentes lugares y visitas a los medios de comunicación.  Logramos nuestro cometido a pesar de todas las dificultades y trabas que padecimos, ya que en ese país existe una rancia estirpe que se ha dedicado a denigrar del hermoso proceso que vive Venezuela.  La actividad llevó por nombre el título de este artículo, ya que nuestra participación estaba enmarcada dentro de lo programado por los movimientos sociales paraguayos, especialmente de un incansable luchador contra la pobreza llamado Carmelo Galeano quien nos brindó junto a su familia  hospitalidad y colaboración para el cumplimiento de los objetivos planteados. Visitamos diversas comunidades donde se palpaba a flor de piel el sufrimiento, el hambre, la miseria y el escepticismo ante las promesas gubernamentales, pero también las ganas de luchar por transformar lo vivido, organizándose en movimientos denominados los “sin techo” y los “sin tierra”. 

      No fue fácil admitir las condiciones de miseria del noble pueblo paraguayo, fuimos a los asentamientos (barrios) cuya común denominador es la carencia de  todos los servicios públicos, allí compartimos con la gente sencilla, sus penurias y tristezas por la gran deuda social acumulada por siglos.  En ese momento se estaban desarrollando diversas protestas con la participación de los estudiantes universitarios y la población indígena, que es un número respetable en Paraguay, tanto que el guaraní es lengua oficial.  Llegamos a una reunión en una comunidad muy deprimida, bueno como todas… estaban recogiendo dinero para ayudar a un estudiante que resultó herido en una mano durante las protestas, no recibió atención médica porque no tenía como pagar en el hospital público. ¡Nos causó asombro y estupor!  Indagamos sobre el asunto y ciertamente la atención de salud del Estado está privatizada.  El joven a punto de perder parte de sus dedos ya que no tenía como hacerse los exámenes y pagar la intervención quirúrgica. ¡Increíble que esto ocurra en nuestra América! Lamentablemente era verdad y también pusimos nuestro granito de arena no sin antes hacer conocer nuestra indignación. 

      En diciembre de ese mismo año el presidente del Paraguay anunció  que las emergencias y el sistema de salud serían gratuitos. ¡Qué  bien, pensamos!  Sin embargo no ha sido fácil el cambio, todavía sufren para recibir asistencia médica, no ha cambiado. Otro problema grave es el latifundio, el 90% de las tierras en Paraguay está en manos privadas y lo más grave en manos de extranjeros (sobre todo, brasileros) que explotan la tierra con siembras de semillas manipuladas genéticamente como el sorgo y la soya, manteniendo una relación casi de esclavismo con los campesinos paraguayos. Los indígenas han sido desalojados de sus tierras y también mantienen una permanente lucha para que les reconozcan sus derechos ancestrales, tomaron una plaza que está en el centro de La Asunción, capital del país, llamada Plaza Uruguaya y allí pernoctaron por bastante tiempo las familias indígenas. 

      Ayer 24 de marzo DE 2011, se realizó una multitudinaria marcha del campesinado pobre del Paraguay contra el latifundio, participando muchos algodoneros que han sido desplazados por la siembra mecanizada extranjera de soya, exigiendo también asistencia médica gratuita. Ante la demostración de fuerza, el gobierno anunció que comprará 60 mil hectáreas de tierras para solventar medianamente el terrible problema de la tenencia de la tierra. Existen serias y razonables dudas sobre el cumplimiento de este anuncio pero están a la expectativa para continuar la lucha por distribución equitativa de la tierra. Por ello al unísono gritamos con el pueblo paraguayo ¿QUO VADIS PARAGUAY? ¿ADONDE VAS PARAGUAY? A continuar exigiendo justicia social, equidad, vivienda digna y tierra para los indígenas y los campesinos. Desde Venezuela vaya nuestra solidaridad con las luchas del pueblo paraguayo, es la unión de nuestros pueblos para lograr un mundo mejor; juntos VENCEREMOS!! 

(*) Abogada. Ex Defensora del Pueblo del estado Miranda

mirandina@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1473 veces.



Judith Hernández Buitrago (*)

Abogada, ex Defensora del Pueblo del Estado Miranda

 mirandina2@gmail.com

Visite el perfil de Judith Hernández B. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a120307.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO