Ecuador a la derecha

Rafael Correa, se acomoda ideológicamente al actor de turno. Si se reúne con Hillary Clinton, no es anticapitalista, antiimperialista, no es anti nada, según sus palabras, si se reúne con el presidente Chávez, entonces la posibilidad del socialismo del siglo XXI es latente.

La revolución ciudadana esta en crisis, porque, los cambios profundos no llegan, aun los más fundamentales, han comenzado a revelar no solo los limites del poder de Correa, sino también, la estructura política el contenido y los propósitos del populismo ecuatoriano.

Para entender la política del gobierno de turno se debe conocer a aquellos que toman las decisiones y definir su visión ideológica y su trayectoria, esto es, antes que nada, percibir la burocracia, su naturaleza y la de las instituciones estatales, sus inversiones que les permitan surgir con políticas propias. Ni Correa, ni sus asesores son de izquierda, y el partido socialista ecuatoriano practica un socialismo burgués, sus miembros están totalmente divididos, los que trabajan con el gobierno defienden su salario, los que están contra el gobierno, defienden sus intereses de las universidades con la ley de educación, los otros, las bases, se acomodan por aquí y por allá.

La clase trabajadora muy al contrario de lo que se publica es la más afectada por las reformas, se sostiene la burguesía, la dependencia, se elimina la estabilidad laboral y subsidios logrados por la contratación colectiva, la tercerización aumenta y el sueldo mínimo no cubre la canasta básica. La desigualdad de los sueldos es abismal 6000 dólares el salario de un asambleísta, 4500 un secretario de comisión, 3800 un asesor, 250 dólares el sueldo del pueblo, el bono de la pobreza en 35 dólares, esta desigualdad salarial es indigna por todo lado que se mire para una revolución, los privilegios de la burocracia publica entre otros, son la prueba que este gobierno camina hacia la derecha.

Los derechos del pueblo se afectan vía decretos como el 080 que suprime la antigüedad, los subsidios familiares y el derecho de la contratación colectiva, o la resolución 075 que plantea que los conflictos laborales sean calificados por un coordinador con potestad para calificar o archivar las peticiones a mas de aumentar la burocratización de los reclamos afectando al pueblo.

El ministro de relaciones laborales y el gobierno se ensañan con los obreros vías decretos o resoluciones afectando los proyectos de productividad y eliminando las utilidades con el pretexto de la inversión social u ofreciendo que estos sean accionistas. La mensualización de los decimos tercero y cuarto es otro de los objetivos que persigue el gobierno para que acompañe al engaño matemático de que se esta aumentando el salario, algo parecido a los fondos de reserva.

En los empleados públicos la mensualización de los decimos es obligatoria, aumento virtual afecta la planificación segura de las familias, los despidos masivos de los trabajadores públicos y privados por organizarse en la sindicalización, es verdaderamente una gestión ultra derechista del ministro de lo laboral Richard Espinoza, así como de algunos asesores cercanos a Correa, entre ellos Mera, personaje que trabajo con el ex presidente mas ultra derechista del Ecuador, León Febres Cordero.

Correa, constituye al mismo tiempo el reflejo mas dramático y la causa del presente malestar del pueblo ecuatoriano por su altísima capacidad demagógica y su complicidad con la corrupción, revelando que la revolución ciudadana no tiene justicia por la pugna permanente entre jueces, fiscales y policía, el gobierno sostiene al capitalismo y con ellos los intereses de la burguesía por la dependencia extranjera con el imperialismo chino y estadounidense, que muy sutilmente desvía hacia la derecha el gobierno de Correa, desde la elaboración de la Constitución en Montecristi y la mayoría mediocre de alianza país convertida en la mayor oposición del socialismo.

Así, resulta falso las promesas de radicalización de la revolución por parte de Correa, al no ser anticapitalista ni antiimperialista, tacha a los indígenas de terroristas, a los estudiantes de vulgares delincuentes, los que no están de acuerdo con el son sometidos a la represión amparado por ese antro llamado Asamblea Nacional, entidad que no ha fiscalizado a nadie por la entrega de visas falsas, furgonetas compradas como ambulancias por el ministerio de salud, las denuncias contra el ministro de transporte y obras publicas, las pruebas en la fiscalía…bien gracias y, las leyes que promulga la asamblea son ampliamente neoliberales en las que el pueblo ecuatoriano no participa ni de lejos.

La ley de aguas, de educación, de hidrocarburos, la ley de minería, representa un marco penoso e inseguro de un liderazgo que se termina y cuya popularidad es sostenida sistemáticamente por las encuestas pagadas por el gobierno, pero, si usted pregunta a la gente en las calles ¿votaría otra vez por Correa? De 15 personas diariamente, indistintamente, 8-9 ciudadanos y ciudadanas contestan que ya no, así que esa popularidad sobre el 57% es una farsa.

Liderazgo inseguro, también sostenido por el tongo oposicionista de su hermano Fabricio Correa, quien pretende aglutinar al grueso de la oposición que carece de liderazgo, compartido con el señorito de Carlos Vera, quien promueve la revocatoria del presidente, los dos, mediocres oportunistas de la partidocracia le hacen el juego a Correa, oportunidad que el presidente buscaba desde hace rato. El referéndum era su única oportunidad para aprovechar lo poco de popularidad que le queda, habría que ver si la revocatoria de su mandato no es otra estrategia proyectada desde Carondelet.

Ministros ineficientes como el de obras publicas, salud, educación, trabajo, asesores como el presidente, de derecha, y un canciller, Patiño, que le gusto la diplomacia burguesa, se le nota en sus cambios señoriales, copia barata de la monarquía, ¿Dónde esta la izquierda, al menos donde esta la revolución? Demagogia pura, se critica a las trasnacionales petroleras, sin embargo se revisa los contratos y se les baja en 19 puntos el impuesto, se les quita las utilidades a los trabajadores o se los despide y, en los cargos de la Agencia de Control de Hidrocarburos (ACH) y en la Secretaria de Hidrocarburos (SH) se coloca a gente como Ramiro Cazar, made in USA, ex trabajador de Texaco y funcionario de Petroamazonas.

El presidente Correa, regresa de vacaciones de Bélgica, 12 días por allá con su familia, regresa y ataca a Carlos Vera, por la recolección de firmas para la revocatoria, otro tongo, la revocatoria le cae como anillo al dedo, no tenia de otra ante el deterioro de su gobierno en donde los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, luchaban por el rating a la ineptitud.

Revolución del voto sostiene el reformismo populista de derecha. ¡Cuanto me gustaría estar equivocado por el bien de los pueblos y de los socialismos! Ojala me equivoque.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3612 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: