Carta de los Padres de los Hermanos Vergara Toledo, Chile, 29 de marzo
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/ddhh/a32394.html
"Tenemos que aprender a ser generosos, dejar las trabas atrás; ser sencillamente consecuentes con nuestros principios, con nuestro ser; seguir adelante sin mirar atrás, sin mirar lo perdido; Porque más adelante, en un futuro no muy lejano, tendremos la felicidad de estar juntos, de ser uno sólo y seremos felices; seremos tan dignos de la felicidad".

(Rafael Vergara, Carta a su familia, 1984).

 

 

Querida amiga, Querido amigo,

Un año más ha pasado en nuestra historia como pueblo y ha habido malas y buenas noticias o hechos en esta porción de tiempo. Un año que a nosotros, como familia nos ha acercado a marzo, la fecha del asesinato de nuestros amados Rafael y Eduardo Vergara Toledo. Reconocemos que estamos un año más cansados, un año más desalentados, un año más tristes que el año anterior, un año más viejos, sin ninguna certeza de ser más sabios. Ha sido un año duro y difícil, y nos imaginamos que para muchos de ustedes también, en lo que respecta a la situación laboral, económica, social; hay muchos amigos y amigas con enfermedades largas y dolorosas y, nosotros, adicionalmente, con la tremenda carga de hacer que el proceso del asesinato de los hijos se mueva algo en los Tribunales de Justicia (¿). Es cierto que también ha habido momentos alegres, tranquilos, en los que nos hemos sentido de nuevo seres humanos, pero son los menos. Y, por supuesto que a muchos les ha ido bien y nos alegramos, pero esperamos, sinceramente, que eso no les haga olvidar que es la mayoría de nuestro pueblo la que está sufriendo las consecuencias de marginación del sistema económico que nos aplasta.

Compañera, compañero, a pesar de este panorama un poco desesperanzador que acabamos de describir, nos atrevemos a contarte lo que hemos avanzado en el caso del asesinato de nuestros hijos. La verdad ya está establecida por el juez Sergio Muñoz, que confirmó la forma cómo fueron asesinados y quienes son los responsables directos de estos crímenes, cuyos nombres son: Alex Vicent Ambler Hinojosa, Capitán ( R ), Francisco Nelson Toledo Puente, Cabo 1ro ( R ), Marcelo Segundo Muñoz Cifuentes, Sargento 1ro (activo), Jorge Segundo Marín Jiménez, Cabo 2do (Dado de baja). Después de esto el caso pasó a manos del juez Carlos Gajardo, a quien le correspondió encargar reos a estos asesinos, acusándolos de cometer crimen calificado con la agravante de premeditación y alevosía en las personas de Eduardo y Rafael. Estos sujetos estuvieron una semana presos en lugares de la institución de carabineros y dejados en libertad bajo fianza pagando $200.000.- Hasta ahí llegó la primera etapa de este proceso que se alargó desde el año 2003, fecha en que el caso llega a manos del Juez Muñoz, hasta la encargatoria de reo que se dictó en el año 2006.

En diciembre del año pasado fuimos llamados por los abogados que llevan el caso de los niños para informarnos de que ahora entramos en una segunda etapa del proceso que puede durar todo el año 2007 y es la etapa de la sentencia, o sea, cuántos años de cárcel les estaría dando el juez Gajardo a cada uno de los criminales. Y, por otro lado, la posibilidad de una querella civil que tendríamos que entablar nosotros pidiendo el pago por la vida de nuestros hijos en dinero.

Respecto de la sentencia que el juez Gajardo dicte, nosotros como padres es poco lo que podemos hacer, salvo apelar si encontramos que es injusta, a través de nuestros abogados. También pueden apelar los abogados de los criminales y en este tira y afloja puede pasar mucho tiempo. Además, todo esto se agrava, porque los asesinos pueden apelar a una instancia que la ley les otorga que es la prescripción media, lo que significa que si el juez los sentenciara a 5 años de cárcel esta pena se rebajaría a la mitad, o sea, a dos años y medio, esto a manera de ejemplo.

Referente a la querella civil, todos ustedes saben desde siempre que nosotros no vamos a recibir nunca un peso por nuestros hijos, lo que queremos es que se haga justicia. Estamos convencidos que recibir dinero es un tapaboca, una coerción y, además, la preciosa vida de nuestros amados hijos no tiene precio. Nosotros no juzgamos a nadie que haya recibido el dinero, pero tampoco vamos a permitir que se nos juzgue a nosotros de ilusos, de puritanos, de orgullosos. Nada ni nadie nos convencerá de lo contrario. ¡Solo queremos justicia!

Queremos contarles también que los abogados nos manifestaron su aprobación respecto de esta decisión nuestra y nos aseguraron su apoyo incondicional, lo que les agradecemos de corazón.

Bueno, amigas y amigos, esperamos no haberlos cansado mucho con toda esta información, pero siempre les hemos contado todo lo que pasa con el caso de nuestros hijos y nos parecía correcto que supieran en qué punto se encuentra.

Esperamos que nos puedan acompañar, una vez más, en esta fecha terrible, a pesar de las amenazas que ya han empezado a enviar por los medios de comunicación las autoridades de este gobierno, que para nosotros es el gobierno más cercano a la dictadura en muchos aspectos, pero sobre todo en el uso de la represión de sus policías contra las manifestaciones legítimas del pueblo.

Gracias por su cariño y cercanía.

Luisa Toledo S. Manuel Vergara M.

Santiago, Villa Francia, Marzo 29 de 2007.

Articulo leido aproximadamente 4174 veces
Actualidad