Artículo no apto para “intelectuales y eruditos” maduristas
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/ideologia/a246053.html

El uso inadecuado del verbo haber en todos sus tiempos, son construcciones inadecuadas del habla que escucho a cada momento, en especial de altos voceros gubernamentales, (entre ellos los eminentes ministros de "educación") políticos de oposición, así como "eminentes" entrevistados y entrevistadores de radio y televisión, quienes a través de los medios intentan alardearnos con una lexis que en muchos casos, lo que termina es por generarnos más dudas sobre las "capacidades" de tales individuos para controlar o dirigir el país, porque en definitiva lo que revela es una escasa por no decir nula lectura en cualquier ámbito de formación humana.

En distintas oportunidades hemos tocado el punto sobre el uso (in)adecuado del verbo haber, pero resulta evidente que su empleo de manera contraria a su normativa gramatical debe comenzar por un ejercicio autocrítico en quienes somos docentes de todos los niveles, en virtud de que por esencia llevamos el conocimiento a la sociedad; razón por la cual, si éste es equivocado, pues equivocados resultarán los aprendizajes de la ciudadanía.

Diariamente, escuchamos o leemos oraciones en algunos responsables de "enseñar" lengua materna o cualquier área del saber, frases que incluso buscan señalarse como ejemplo para los demás afirmando: "habemos docentes" (…) o en su defecto, más aún en tiempos de campaña electoral, de políticos "avezados" decir, "habemos revolucionarios" o "habemos demócratas"; lo cual nos revela una preocupante deficiencia por la lectura y la investigación desde nuestro sistema educativo.

Debemos recordar que el verbo haber tiene un carácter impersonal, es decir, carece de sujeto. Ante ello, sólo puede ser conjugado en tercera persona del singular (nunca pluralizarse); verbigracia, los hablantes al desconocer tal característica, concuerdan éste con el objeto o complemento directo, confundiéndolo con un supuesto sujeto, es decir, conjugan la forma impersonal debido a la pluralidad de los complementos y terminan construyendo oraciones como éstas: "Habemos hombres o mujeres". "Habían personas". "Hubieron problemas". "Habrán estudiantes". "Habrían sillas". En tal sentido, la forma adecuada de tales oraciones sería: Hay hombres o mujeres. Había personas. Hubo problemas. Habrá estudiantes. Habría sillas.

No debe confundirse el uso de haber como verbo, y el uso de haber como auxiliar, en este último caso, el haber debe ir acompañado del participio de otro verbo para formar los tiempos compuestos o participios, los cuales sí pueden conjugarse tanto en singular como en plural. Por ejemplo: Había tenido. Habían tenido. Habíamos tenido. Han amado. Hubieron amado. Habríamos amado.

Hay que dejar claro, que también la gramática de Andrés Bello permite el empleo del haber como auxiliar y participio expresando: Hube habido, hubiste habido, hubo habido, hubimos habido, hubisteis habido, hubieron habido. No podemos obviar que el participio, (sobre todo en el plano poético y literario) puede conjugarse con el verbo en infinitivo anteponiendo la preposición "de", por ejemplo: Habríamos de ser, por habríamos sido. Habían de seguir, por habían seguido.

Sobre los tiempos compuestos, existe la excepción de pluralizar el auxiliar cuando el haber es el propio participio y puede cumplir funciones cuantitativas. Tal es el caso de la siguiente oración: Problemas "han habido", espero que no "hayan" más dificultades. En ambas construcciones, igualmente debe utilizarse la tercera persona del singular, en consecuencia, debe pronunciarse y escribirse: Problemas ha habido, espero que no haya más dificultades.

No soy purista de la lengua. Debemos brindar y exaltar el respeto por nuestros valores culturales en cada pueblo en sus distintas acepciones y construcciones morfosintácticas, propias de refranes, códigos y figuras literarias; así como aceptar aquellos cambios que facilitan la comunicación en distintos contextos sociales. No obstante, hay elementos gramaticales como el uso (in)adecuado del verbo haber que nos obligan a revisar las fallas generadas desde las escuelas, liceos y universidades.

El término "habemos" (que jamás debe confundirse con la frase latina "habemus", sobre todo aplicada en el plano católico), tan usado sobre todo en tiempo de elecciones, no existe en ninguna forma de empleo del haber (verbo ni auxiliar), por consiguiente, es una frase chabacana, impropia del lenguaje, que más allá de las explicaciones "pragmáticas" que algunos teóricos de la lengua intenten justificar del porqué de su empleo, resulta negativo y va en detrimento del uso adecuado que debe tenerse con respecto al castellano.

Desgraciadamente para nuestros políticos, "articulistas", "intelectuales", comunicadores, y peor aún, "docentes" y hasta "ministros" y "profesores universitarios", en especial los afectos al madurismo, el conocimiento de formas básicas para la expresión oral y escrita no son parte de lo que debería ser un continuo aprendizaje, porque conforman ese grupo de "eruditos" quienes pretenden hacer gala de un "conocimiento" que termina sólo demostrando que si de algo carece Venezuela, es de una educación de calidad. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

Articulo leido aproximadamente 5053 veces
Actualidad