Santiago Arconada: "Ser de izquierda y no enfrentar la corrupción es una contradicción"

Santiago Arconada

Santiago Arconada

Credito: Archivo

28-11-20.-El escritor y activista social de izquierda acaba de publicar la novela "No dejaré mis sueños atrás", un repaso sobre el naufragio del país y las preguntas de quienes han tenido que abandonarlo


"¡Esa es mi bronca con usted! A estos ‘pegados de la teta y sin ver para los lados’, usted no los llama ¡ladrones! como llamó ladrones a adecos y copeyanos toda la vida".

Con esta confesión y reproche comienza "No dejaré mis sueños atrás", el más reciente trabajo del escritor y activista social Santiago Arconada, su primera novela, dispone al público desde el pasado septiembre, y hasta ahora sólo en formato digital en la Revista Sic, en la página de Provea y en Aporrea, "para mayor acceso y públicos distintos", explica el autor.

Aunque la pieza se concibió para el formato digital; "por la ‘situación país’ no podía pensar en imprimirla", confiesa; actualmente está en conversaciones la posibilidad de sacar una edición impresa.

"No dejaré mis sueños atrás" narra la historia de Roseliano García, un maestro de escuela jubilado y simpatizante de la izquierda; y su hija Paula Josefina, una joven viuda por el hampa y madre de dos hijos, quién decide dejar el país en busca de un mejor futuro y para poder ejercer su profesión. Ambos tras despedirse en el Terminal de La Bandera de Caracas emprenden un viaje largo y amargo: ella hacia Guayaquil (Ecuador), sola y a lo desconocido; él, por sus pasos y la Venezuela de las últimas décadas.

En octubre de 2019, luego de una conferencia sobre la coyuntura en la que se encontraba el país y la situación de la diáspora, celebrada en la Fundación Causa Amerindia, Arconada comenzó los apuntes de esta historia. Experiencias recientes de personas cercanas a él completaron los nudos y conflictos de esta novela de 170 páginas y cinco capítulos; que terminó de escribir en agosto de 2020.

Una obra de diálogos y situaciones dolorosas, que no le son ajenos a los cientos de venezolanos que en los últimos años han visto sus hijos y nietos partir. Un texto que busca "tener significación en la coyuntura política del momento", señala el también integrante de la Plataforma en Defensa de la Constitución Nacional.

TalCual conversó con Arconada, columnista de Aporrea, exdocente de la Universidad Indígena de Venezuela y miembro de la Fundación Causa Amerindia, sobre "No dejaré mis sueños", sus proyectos futuros y sobre la situación de la país.

TC- ¿Tiene "No dejaré mis sueños atrás" rasgos autobiográficos?

SA– Sí, tiene rasgos autobiográficos, pero no es autobiográfica. Roseliano está hecho de muchas mujeres y muchos hombres que yo conozco, amigos, personas con las que he vivido momentos; y yo traté de incluir experiencias y rasgos de militantes de izquierda, siendo yo un militante de la Izquierda de toda la vida; en ese personaje que expresa un sentimiento ante la vida, que es la que yo quería poner de manifiesto. Roseliano tiene luces y sombras, él se reconoce que ha sido un poco cobardón y pusilánime. Cuando su hija le pregunta ‘por qué no llamas ladrones a estos como lo hizo con los adecos y copeyanos’, Roseliano sabe que él que tenía esa pregunta por dentro, pero no se la hacía. Estaba en una zona de confort hasta que su hija lo zarandea y confronta con esa incoherencia ética y tras esto se genera ese viaje interior de Roseliano que se expone en la novela.

– ¿Hubo algún cambio en su proceso de escritura y creativo entre esta novela y sus publicaciones anteriores?

-Este trabajo fue una necesidad de cambiar de lenguaje. Yo aspiro a ser un narrador, sin embargo, por circunstancias varias he publicado más ensayos. Cuando yo comencé a escribir "No dejaré mis sueños" atrás tenía la absoluta necesidad de suspender el que había sido mi proceso de escritura hasta entonces. Sentía que lo que quería decir necesitaba de otras cosas, de otras situaciones y necesitaba meterme por otro lado; y eso otro lado era buscar la forma que me permitiera crear personajes que tuvieran sentimientos, anhelos, desesperanzas y que pudieran confrontarse y generar tensión. La novela pretende tener significación en la coyuntura política del momento, ahora, en las elecciones de 2020. La novela pretende que de alguna manera la gente se confronte con lo que nos está pasando y que esta determine actitudes y posiciones.

– ¿Tiene pensado publicar una segunda novela o una secuela de "No dejaré mis sueños"?

-Aún no lo sé. Yo al terminar la novela tuve una sensación personal de mucha liberación. Mi hermana me dijo: "¡Muchacho! te quitaste un peso de encima". Y es verdad. A mí me importa mucho diferenciar los últimos 15 años a los primeros del chavismo. Lo que nos pasó entre 1999 y 2006 es totalmente diferente a lo que nos pasó como país entre el 2007 y el presente. Hay que transformar el proceso bolivariano en períodos.

– ¿Cuál es el mayor reproche de los militantes de la izquierda de los 60 y 70 a los gobiernos, en Venezuela, de los últimos 15 años?

– El autoritarismo. Uno no puede ser de izquierda y no enfrentarse al autoritarismo, es una contradicción en sus términos. Ser de izquierda implica un enfrentamiento estructural al autoritarismo. Por eso el stalinismo a pesar de que es un elemento constructor de la Unión Soviética y esta es un paradigma de la izquierda, para mí es todo lo contrario: el stalinismo es profundamente de derecha, por ser fundamentalmente autoritario, además de corrupto.

"Lo otro, y lo digo en la novela, es la probidad: ser de izquierda y no enfrentar la corrupción es otra contradicción en sus términos; ser de izquierda y aceptar, alcahuetear el desfalco del que ha sido objeto Venezuela, en todo este tiempo, es una contradicción. Comparto con muchísimos militantes de la izquierda, no solo de los 60 y 70, el confortar a la corrupción y al autoritarismo, que son las dos claves del gobierno de Maduro".

Con la autorización del autor, compartimos con ustedes "No dejaré mis sueños atrás". Pulse aquí para descargar a la novela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10973 veces.


La fuente original de este documento es:
TC (https://talcualdigital.com/santiago-arconada-ser-de-izquierda-y-no-enfrentar-la-corrupcion-es-una-contradiccion/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter