Los retos del gobierno ante la crisis


Toda crisis es una encrucijada que obliga a sopesar cuidadosamente las opciones y siempre es un reto que exige respuestas oportunas y no convencionales. La peor conducta ante ella es sobrestimar las capacidades propias o subestimar su naturaleza y efectos. Tomar ese camino podría conducir a consecuencias desastrosas e impredecibles.

Algunos retos del gobierno ante la crisis son:

1) que su manejo no afecte el salario real de los trabajadores y las conquistas sociales en salud, educación y hábitat;

2) que los planes de inversión en energía, infraestructura y desarrollo agrícola continúen;

3) que se optimice y racionalice el gasto público garantizando eficiencia en la prestación de los servicios y, en la lucha a fondo contra la corrupción y el burocratismo;

4) que se ataque eficazmente la inflación en sus componentes coyuntural, estructural y especulativo;

5) que se ejecute una política efectiva de diversificación y mayor productividad de la economía;

6) que se logre la captación de inversión privada externa e interna, aprovechando la pérdida de confianza en los mercados financieros internacionales y la búsqueda de inversiones seguras ante el colapso del modelo neoliberal, por parte de países como China y otros que manejan excedentes financieros;

7) que se hagan las inversiones necesarias en la industria petrolera para el mantenimiento e incremento de la capacidad de la producción, respetando las restricciones impuestas por la OPEP;

8) que se logre un ajuste de la importaciones de bienes y servicios a los realmente necesarios, para evitar desequilibrios en la balanza de pago, que obliguen a “quemar” las reservas internacionales y los ahorros acumulados en FONDEN y otros fondos destinados a la inversión social;

9) que se apliquen políticas interna de control del consumo de hidrocarburos, para evitar su despilfarro y fuga hacia países fronterizos, ante la necesidad de compensar la caída de los ingresos fiscales petroleros;

10) lograr que, mediante políticas públicas, la banca se oriente hacia el crédito productivo y abandone su carácter especulativo, parasitario y exportador de capitales.

gamarquez2@yahoo.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1974 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a67176.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO