Azimut revolucionario

Moral e ideología revolucionaria

Ha quedado bien claro el llamado que nos ha hecho el líder de la revolución Hugo Chávez Frías, no solo ha pedido la unidad del partido socialista sino que también nos ha convocado al fortalecimiento de la moral y de la ideología revolucionaria. El PSUV tiene una gran responsabilidad tanto en el proceso electoral del mes de noviembre como en la formación de nuevos cuadros que tengan claro la esencia de la revolución y el aporte necesario para ir fortaleciendo el socialismo científico. Recordemos que para esta campaña electoral no estaremos promoviendo o fomentando una persona y mucho menos una imagen, sino que por el contrario nos tocara fomentar e impulsar una propuesta de gobierno regional y municipal basada precisamente en el fortalecimiento del poder popular que conlleva a la transferencia del poder a la gente, así como seguir impulsando proyectos y obras tendientes a mejorar la calidad de vida de los habitantes de las zonas populares, sectores que en los gobiernos anteriores fueron excluidos desde todo punto de vista. Nuestro discurso revolucionario necesariamente debe estar en sintonía con nuestro accionar, dando ejemplo claro que desde la trinchera que nos ubiquemos nuestra prioridad siempre será impulsar las políticas basadas en la justicia social, en la participación ciudadana y los lineamientos que emanen del ejecutivo nacional. Es indispensable que cada militante tenga una conciencia revolucionaria fortalecida, porque todos somos testigos de como a diario el imperio por medio de algunos medios de comunicación social han querido desvirtuar el proceso y generar confusión y contradicción en algunos camaradas que no poseen una ideología clara sobre la revolución en la que estamos inmersos. Y no solo se utilizan estos medios sino que también la oligarquía y otros sectores poderosos tienden a "conquistar" con regalías, con favores y con halagos a algunos hombres y mujeres que no mantienen firme su postura frente al sistema capital y a los intereses económicos conducidos al final por las ambiciones personales y las apetencias de poder. No nos dejemos arrastrar por factores que solo buscan destruir y desunir este proceso, mantengamos una conducta frontal y clara, por eso la revolución no puede permite "guabineos". Quien dude o de muestras de debilidad ante los poderosos deberán reflexionar y corregir a tiempo porque de los contrario estaremos atentos a confrontar estas actitudes para ir excluyendo a quienes no deben pertenecer a este proceso. Pareciera que hay algunos que solo ven el proceso como una gestión de gobierno pero para otros quienes han arriesgado mas, es un sueño convirtiéndose en realidades y hechos palpables, es el camino trazado desde hace años para alcanzar una patria digna, soberana y de bienestar para las grandes mayorías, sin duda, este es el objeto de la hermosa revolución bolivariana. Hasta la victoria siempre… VENCEREMOS.

artefactoca@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1580 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor