¿Ha muerto la propuesta estratégica del Che?

En cuanto a la vigencia o no de la guerra de guerrillas, debemos comenzar las mismas palabras de Lenín “análisis concreto de las situaciones concretas”. Las formas o métodos de lucha guerrillera no se pueden calificar de vigentes o no, en forma general. Sólo podemos decir que unas formas o métodos de lucha guerrillera resultan más eficaces y eficientes que otras. Y esta eficacia y eficiencia viene dada por las condiciones concretas y cambiantes en que se presenta la guerra de liberación nacional en un país. Como se dijo en otro documento respecto a la validez de la guerrilla en Latinoamérica, es la lucha de clase sociales, el nivel de desarrollo militar y las condiciones del terreno las que determinan en este caso las formas o métodos de lucha guerrillera que se ajustan más a la guerra de liberación de un país determinado.

Existen muchas formas de guerrilla, dependiendo del grado de acumulación de fuerzas revolucionarias mencionaremos sólo dos: la guerrilla que hace una guerra de posiciones y aquella que hace una guerra de guerrilla. Estos tipos de guerrilla no son excluyentes, por el contrario son complementarias. Pero unas se ajustan más a un grado de concentración de fuerzas que otras.

Una guerra de posiciones involucra la existencia de diferentes frentes armados, de capacidad para controlar zonas del país; e inclusive de poder para ejercer gobierno en esas zonas. Por otra parte, la guerra de guerrilla involucra grupos pequeños, que se caracterizan por su alto grado de movilidad. En una guerra de guerrilla la consigna es picar (realizar acciones) y huir.

En este sentido las diferentes formas de guerrilla no se decretan por los líderes sino que responden a las condiciones materiales y militares, a las condiciones de terreno y al estado de la lucha de clase. Una guerra de posiciones en condiciones de debilidad militar es un suicidio; así como un esquema de guerra de guerrilla luego de una incorporación masiva del pueblo es ineficiente y retarda la toma del poder.

En el caso concreto de Colombia, la guerrilla controla buena parte del sur de Colombia. Concretamente la zona selvática. En Colombia la guerrilla cuenta con varios frentes guerrilleros con dimensiones tales que le han permitido obtener importantes victorias sobre el ejército Colombiano en el transcurso de más de 50 años. Esto no quita que la guerrilla pueda hacer uso de operaciones tipo guerra de guerrilla (sobre todo en las zonas urbanas) ni que necesite mover constantemente los frentes guerrilleros.

De modo que los métodos de guerra no pierden vigencia. Sólo son estrategias de guerra que se utilizan de acuerdo a la que presente más ventajas para el avance del proceso revolucionario en el contexto de una guerra de liberación de un determinado país.

CONTINUARÁ EN OTRO ARTÍCULO

Ver: Secuestrados o presos de guerra


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1374 veces.



Néstor Aponte


Visite el perfil de Néstor Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: