Azimut revolucionario

Una verdadera revolución

La revolución depura sus contradicciones… propias de un proceso lento y tortuoso que a veces en marcha forazada debe deslastrarse de las visiones confusas que prefieren maquillar y no crear… evadir y no confrontar. El presidente Chávez y así mismo el gobierno regional y la dirigencia del chavismo en Lara en su mayoría ha sido frontal… Frontal contra la permanencia de estructuras que atenten contra la consolidación del poder comunal y que privilegien a los sectores de mayores recursos por encima de quienes aguardan en las barriadas por su turno para crecer y mejorar su calidad de vida. Este venidero proceso electoral será un poco eso… definir el rumbo revolucionario que en Lara tenemos al frente… Escoger el socialismo como eje humanístico, comunitario y de garantías de desarrollo rural y popular o la subasta barata por bienestar ficticio, por la frescura cosmética, por la ambigüedad revolucionaria. Muchos tenemos definido eso en nuestras mentes y sabemos lo que es preciso hacer… Sin embargo, hay quienes aún no logran entender el camino difícil de equilibrio solidario que nos obliga a dejar un lado los intereses políticos y nos ofrece de imperativo, asumir el camino con sus dificultades… con los rechazos propios de quien se define y con las desavenencias que eso trae consigo… Porque desafortunadamente no se puede estar con Dios y con el Diablo a la vez… sin de algún modo engañar a cualquiera de los dos. La sinceridad, la autenticidad, el resteo popular, a veces cuesta la enemistad de los sectores establecidos, de los acomodados pues saben que el espacio que ganan los pobres, lo pierden los ricos. Pero más allá de eso, están las satisfacciones… las satisfacciones de saber que jamás se entregó la dignidad de un pueblo, que jamás se desvió el compromiso originario de irse al barrio primero y que se pensó siempre en profundidades y no en lentejuelas ni en jaleos. Por encima de esas enemistades y por sin temblor en el pulso. Que nunca se dudó en mantenerse firme en la idea de una revolución bolivariana y que se defendió, rodilla en tierra, la posibilidad cierta de que nuestra constitución acogiera el rumbo socialista como modo de vida, como única manera de avanzar en congruencia con todo su entorno.

El pueblo vuelve a decidir este fin de año sobre el rumbo de sus vidas… Sobre lo positivo o no de un gobierno que ha entregado todo y que ha hecho más por su gente que lo que heredamos en cuarenta años de la democracia guanabanera. Es responsabilidad de quienes eligen determinarse en la opción correcta y para ello es importante hacer revisión sensata de lo que hasta ahora nos rodea como gestión de gobierno… Habrá que contar los Centros diagnósticos nuevos, las salas de rehabilitación, los estadios nuevos, el número de escolares que ahora comen diariamente, los liceos nuevos, las escuelas reparadas, las autopistas terminadas, los analfabetas enseñados, los bachilleres ingresados, los estudiantes becados, las avenidas construidas, las comisarías terminadas, las viviendas entregadas, los créditos otorgados, las cloacas colocadas, las tuberías de agua instaladas, las universidades creadas, las ayudas entregadas… el balance está a la mano, nos rodea y en silencio nos exige tomarles en cuenta. Es parte de nuestra responsabilidad ciudadana evaluar sensatamente y es deber de cada revolucionario defender estos logros para garantizar que el proceso alcance sus niveles más óptimos. En este año, la mayoría volverá a decidir sobre el destino de nuestro estado y cada rincón de nuestra patria con miras a consolidar el cambio… no permitamos que se pierda tanto por lo que hemos luchado… tanto de lo que se ha construido. Por nuestros hijos, por nuestra familia, por nuestros camaradas en los barrios, por nuestra gente… por Chávez y todos aquellos que han entregado su vida a este proceso… Hasta la victoria siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1407 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor