Alguien tiene que decírselo al Presidente Chávez

Mario Silva tiene razón de que hoy el único que es capaz de dirigir el actual proceso revolucionario hacia el socialismo es el comandante Chávez, y solo por ello hay que cuidarlo y ayudarlo.

Aquellos que ven en el comandante Chávez al dedicado e incansable dirigente que con encendidos discursos ha alimentado la conciencia de un pueblo sediento de justicia social, política y económica no se equivocan.

Y este Chávez tiene o puede tener todas las virtudes que cientos, miles, cientos de miles de dirigentes, intelectuales y venezolanos le endilgan para mantenerlo o elevarlo a cumbres inaccesibles, puede tener todas esas virtudes, pero tiene un defecto señores. Tiene un serio y profundo defecto y es que nació humano, en medio de una sociedad dividida en clases y como tal está propenso al asumir posiciones, a cometer errores y lo peor, para algunos, es que los ha cometido al defender sus posiciones revolucionarias.

Para no entrar en muchas discusiones con compatriotas o camaradas que pueden sentirse agraviados por decir públicamente que el máximo dirigente del proceso revolucionario venezolano y ahora con proyección internacional, más que internacional por sus virtudes de demócrata ahora demostrado, al punto que me recuerda al asesinado Salvador Allende, daré un ejemplo de lo afirmado.

El propio Chávez vive señalándole a la oposición que no lo volverán a agarrar desprevenido como aquel recordado 11 de Abril de 2002. Esa sola afirmación, que es una admisión de rectificación, es a su vez una confesión de que, por ingenuo, inexperto o por concepciones teórico políticas equivocadas, cometió el error de confiarse en unos enemigos que no se cansarán de tratarán de clavarle sus colmillos en la yugular, pues eso hoy les garantizaría un golpe noble al proceso revolucionario.

Pues bien, es mi opinión y no es para que me vayan a caer a palos como a una piñata, como suelen hacer algunos ante cualquier crítica al proceso o a las actuaciones del presidente. Y lo reitero, pues voy a decir que se están cometiendo algunos e importantísimos errores que de no corregirse pueden convertir la derrota del 2d, que algunos quieren ver o convertir en victoria desde sus acomodadas sillas bien acolchaditas, en una derrota o serie de derrotas que cambien por completo el panorama de la lucha de clases en Venezuela, con sus efectos internacionales.

Voy. Todo oficial que va al combate o dirigente que se prepara para salir a la lucha por determinada reivindicación, tiene claro que los hombres y mujeres que van a salir a la batalla, para garantizar la mitad de la victoria deben tener la moral muy en alto, deben estar convencidos de la justeza de su lucha, de que su sacrificio no va a ser en vano, sino que por el contrario, va a permitir seguir avanzando hacia el objetivo trazado.

Todos los que vimos al presidente Chávez la madrugada del 3D dirigirse al país, reconocimos en el, a un dirigente capaz de dar una mala noticia, con tal método, que impedía que la desmoralización cundiese entre sus huestes, que en su inmensa y aplastante mayoría jamás nos la esperábamos.

Vimos a un dirigente capaz de ayudar a mantener la moral en alto, marcando que se había perdido una batalla pero no la guerra, y ello era súper positivo. Pero en los días subsiguientes, ese mismo Chávez ha transmitido ideas que chocan entre sí, lo que crea muchas confusiones en sus filas, y esto no es nada positivo para la moral de las tropas, tan necesaria, repetimos para tener la mitad de la batalla garantizada.

¿Cómo es eso? Dirán algunos. Pues si. Y no se trata de caer en la crítica moralista de los sectores burgueses por el uso por parte de Chávez de ciertas palabras “escatológicas”, lo que es usado apoyándose en la ideología dominante en nuestra sociedad, para producir ciertos efectos deseados. No. Por allí no van nuestras observaciones.

Las nuestras van a lo medular, en el sentido de que Chávez, al igual que cualquier dirigente, puede decir hoy que la responsabilidad de los resultados es del imperialismo, mañana señalar que es de los medios, que es casi lo mismo, pasado mañana que es de nadie y algo más tarde que es del pueblo. El pueblo termina preguntándose ¿y entonces?.

El problema a tratar, para mejorar nuestra actuación política y por ende los resultados, se presenta entonces en dos sentidos. El primero en superar los planteamientos contradictorios que solo generan una tremenda confusión en la conciencia popular y el segundo y vinculado, sobre la verdad o no de la culpabilidad de ese mismo pueblo en la derrota del 2d. golpea la moral del pueblo haciéndolo sentir culpable de algo que no lo es. La esencia de este pensamiento es que no ubica, que la respuesta de abstenerse o votar nulo por parte de un sector del pueblo es producto dialéctico de una praxis, que incluye al propio Chávez.

Escuchando a muchos compatriotas y camaradas en la calle, leyendo decenas de artículos en Aporrea, marxismo.org, antiescualidos.com y otras web, la aplastante mayoría de quienes hemos respaldado el proceso revolucionario, señalan que la principal responsabilidad la tienen los burócratas, los boliburgueses, los rojos rojitos que al voltear la cachucha, se les ve la marca de infiltrados y en menor número, por políticas impulsadas o dejadas de desarrollar desde el gobierno central. El presidente, en algunas intervenciones meses atrás, ha realizado en términos generales una crítica a la burocracia reformista, pero con todo el poder que tiene, no ha llegado al punto de golpear en concreto a esos burócratas que por lo visto conoce, pues si no, no hiciera tales observaciones.

El pueblo, que siempre es más directo, menos diplomático que los funcionarios de gobierno y muchos letrados, si lo ha señalado con pelos y señales y vista lo casi inútil de sus críticas y señalamientos, un sector importante de este, ha dado una primera respuesta colectiva. Alguien podrá señalar acertivamente que esa no fue la mejor manera de manifestarse, pero es que los hechos sociales no se dan como uno los quiere o los planifica en un laboratorio.

Este pueblo que ha sido señalado como responsable de una derrota por falta de conciencia socialista, es el mismo que el pasado diciembre votó en un 63% por el socialismo del siglo XXI. Es el mismo pueblo que durante años ha venido criticando a muchos funcionarios, que han usado su peso para acallar al hablante. Voy a atreverme a decir que hasta el propio Chávez ha cometido ese error y el ejemplo fue cuando un joven, en un programa de Aló Presidente, lanzó críticas contra un alto funcionario de gobierno, y el comandante, en vez de tomar con calma dicha crítica, de tomar en cuenta de que el muchacho pudiese estar equivocado, arremetió contra este de manera desproporcionada.

Este pueblo que, a decir de muchos apenas está comenzando a transitar el camino al socialismo, ha vivido en carne propia estos ataques en ministerios, alcaldías, gobernaciones y otras instancias gubernamentales. Pero también lo ha vivido en la carne de otros, como los expulsados del PSUV por tan solo manifestar diferencias. Y no se trata de cualquier expulsado, sino de altos dirigentes que caen en desgracia. ¿Qué será de mi, se dice un sencillo trabajador, habitante de barrio o estudiante si realizo una crítica?

Días atrás, cuando algunos compatriotas empezaron a criticar abiertamente a ciertos dirigentes que ocupan puestos en gobernaciones y algo más, el presidente salió en su defensa, señalando que esa no debía ser la actitud a asumir por parte de los revolucionarios. Y estamos hablando de que fue el máximo dirigente de nuestro proceso revolucionario quien puso su peso, para frenar una dinámica social necesaria para limpiar el gobierno de tanto infiltrado. No estamos diciendo que esto se hizo con la expresa intención de frenar el proceso de concientización de las masas, pero se hizo y esto trae confusión y genera entre otras cosas una apatía peligrosa.

Pero tenemos más que decir y es que este pueblo que algunos se han atrevido a acusar de falta de valor para avanzar el proceso revolucionario, es el mismo que se enfrentó a las fuerzas golpistas del 11A y resistieron los llamados a la rebelión el 2D y derrotaron a las fuerzas de la contrarrevolución el 15A. Es el mismo pueblo que se ha sumado por decena de miles a las milicias para defender, con sus vidas si es necesario, la revolución. ¿Quién podrá negar que una buena parte de estos reservista también protestaron con una abstención, voto nulo y ojalá que no, con un NO por lo menos?.

Ese pueblo que se abstuvo y que por ello es llamado inconsciente y hasta parte de la contrarrevolución por algunos intelectuales de mierda, prefirió abstenerse o votar nulo a votar por el NO NO. ¿Qué estuviese pasando en este momento, si ese pueblo inconsciente y parte de la contrarrevolución hubiese votado NO NO?. Voy a responder a esa cuerda de eunucos políticos que afirman alegremente que los abstencionistas forman parte de la contrarrevolución. Si el pueblo abstencionista y el voto nulista, hubiese expresado un nivel de conciencia votando NO NO, esos mismos muy señores y muy señoras no hubiesen tenido tiempo de abrir su bocota o de escribir una sola letra, pues la reacción fascista se hubiese enseñoreado en nuestro país, con el apoyo de un número nada despreciable de oficiales de la FA y de las diferentes policías existentes en el país.

Voy a hacer la siguiente afirmación . Si la derecha golpista no se ha atrevido a pasar a la ofensiva en la calle como lo hicieron durante el año 2002 y subsiguientes hasta el referendo revocatorio, no es por gusto. La razón es que a pesar de haber ganado el RC sin haber aumentado de manera significativa su base social, pero sobretodo por estar conscientes que la abstención y el voto nulo no significa ni que han roto con el gobierno de Chávez y menos aún que sea un apoyo, ni siquiera pasivo a sus planes contrarrevolucionarios. Si intentasen probar este análisis se encontrarían con un pueblo en la calle, con un movimiento obrero en gran parte dispuestos a tomar las empresas y ponerlas a funcionar bajo control obrero.

Volviendo a las contradicciones entre un pueblo que ha mostrado un alto nivel de conciencia y combatividad, pero que a falta de una dirección política de masas creíble y revolucionaria, ante las críticas que se le tienen al gobierno y ante la coyuntura que se le presentó de poder manifestar un descontento comprensible, decidió abstenerse y votar nulo, táctica que no se debería repetir.

Ojalá el comandante presidente escuche a su pueblo también en este punto, pues le está indicando donde está una de las causas fundamentales de la derrota y no se puede seguir tapando los errores y políticas erradas con un dedo y construyendo futuras victorias sobre la base de “gritos” en los actos políticos como lo señalaba Chávez hace poco y menos aún en encuestas que antes del 2D, al igual que cuando las elecciones en Nicaragua le daban la victoria a Daniel Ortega y al FSLN, resultando ganadora la pupila del imperialismo, Violeta de Chamorro.

Si el comandante se apoyara con más fuerza en la fuerza y capacidad de los trabajadores para derrotar a la burocracia reformista, que con sueldos privilegiados y actitudes verticalistas en la toma de decisión, le podemos asegurar unos resultados superiores a los obtenidos hasta ahora, gracia al “apoyo” de esos funcionarios.

En resumen, es vital reflexionar serenamente antes de continuar acusando al pueblo de ser culpable de su propia derrota y no solo del referendo. Y para poder avanzar, tenemos que partir de los resultados del 2d para visualizar “la nueva correlación de fuerzas” entre las clases y sus frentes político sociales. A la hora de plantearnos una táctica en el futuro inmediato, tenemos que balancear nuestra fuerzas y las del enemigo.

Pero los análisis que se vienen realizando tienen un objetivo y es el de armarnos para enfrentar el futuro inmediato y mediato. Algunas ideas se vienen manejando.

Una minoritaria tiene que ver con propuestas electorales, lo cual nos parece poco táctico centrar fuerzas en una futuras y todavía inciertas elecciones pues la contrarrevolución no ha desmontado sus planes golpistas. Las cosas al imperialismo se le siguen complicando a nivel internacional con problemas como el que Irán ya no venderá más petróleo calculado sus precios en dólares y ello lo empuja a acelerar la búsqueda de salidas. Otra propuesta que se viene manejando es la de meternos en una nueva batalla por la reforma constitucional, la cual el propio presidente está incentivando, pero ahora “por iniciativa” del pueblo. Esta idea también tenemos que analizarla y debatida.

Una tarea como esta, requiere que todos y cada uno de los soldados que van a entrar en combate estén ganados para la idea y si queremos ganar un proceso como ese, también se requiere que los compatriotas y camaradas que se abstuvieron estén en disposición a reencontrarse de manera militante con Chávez y la propuesta de reforma y ello no se podrá lograr sobre la base de señalar que la culpa de la derrota del 2d son los propios partidarios del proceso revolucionario, y que los señalados por este pueblo como responsables de las ineficiencias en las actuaciones gubernamentales, de los ataques a los derechos de los trabajadores petroleros, empleados públicos, educadores, médicos etc., que los responsables de los actos de corrupción, sean eximidos de responsabilidades y de críticas y sus respectivas sanciones.

Para poder ir seriamente a una batalla de consulta electoral, no podemos ir divididos socialmente como lo estamos en este momento y para reconstruir nuestra unidad tiene que darse un mensaje, teórico práctico, de difícil construcción a corto plazo.

Tampoco se nos puede consolar hoy, exonerar mañana y al rato acusarnos de ser responsables de una derrota, donde la única responsabilidad que tenemos es militar por una causa donde si bien hemos obtenido algunos beneficios sociales, que nos meremos de sobra, no es menos cierto que los ricos y poderosos de ayer, han obtenido diez mil veces más y algunos burócratas se han incorporado a las filas de los gigantemente privilegiados de esta revolución.

Este mensaje contradictorio, y a la vez inculpatorio y de exoneración del presidente, no nos prepara para ningún combate victorioso. Y si le sumamos que el enemigo si tiene un discurso coherente para fortalecer sus filas, que aunque no aumentó sus votos absolutos de manera significativa, en un proceso donde no toda los que se abstuvieron son del bando patriota o revolucionario, ello no nos presagia una carrera nada fácil y hasta pudiéramos decir que es de pronósticos reservados.

Alguien tiene que decirle esto a Chávez. Tiene que decirle que no puede seguir dando discursos que generan confusión, No puede dar discursos culpando a los que han dado todo por hacer avanzar la revolución y tampoco salvando a los responsables de la mala conducción del barco.

Yo finalizaría, por ahora, diciendo que alguien debe decirle al presidente que la táctica de impulsar un nuevo referendo va a enfrentar un enemigo unido y con la moral muy alta, y ello él sabe que no nos favorece, y sobre todo cuando nuestras filas no están unidas y han sido golpeadas en su moral, por la derrota sufrida, derrota que algunos ciegos, sordos e ilusos quieren hacerlo ver como una victoria del pueblo y solo una derrota para el gobierno. Es hora de poner los pies sobre la tierra y diseñar una táctica de combate que nos permita unificar a los SI SI con el pueblo abstencionista y con el pueblo explotado y oprimido del NO NO. No podemos sobreestimar nuestras fuerzas actuales ni la fortaleza de nuestra dirigencia por unas encuestas manejadas por empresarios y que ya han mostrado sus debilidades. No podemos minimizar las fuerzas enemigas, tras una victoria pírrica, pues tras ella la moral se levanta y hasta suma voluntades, aunque algunos las quieran minimizar, pero tienen que reconocer que si es así.

Algunos militantes del proceso revolucionario venimos proponiendo que elaboremos una plataforma de demandas de tres, cuatro puntos o cinco puntos que nos permita unificar a todo el pueblo explotado y oprimido, al SI SI, al NO NO, al abstencionista y al voto nulista. Unas propuestas como la de la reducción de la jornada laboral a 6 horas, la extensión de la seguridad social a los trabajadores informales, la democratización de la elección de las autoridades rectorales de las universidades, la rebaja de la edad de votar a los 16 años y la nacionalización del sistema bancario para combatir de manera efectiva la especulación cambiaria y el saboteo a la economía nacional.

Una propuesta como esta nos permitiría romper con la actual polarización política que tiene encorsetado al pueblo explotado y oprimido, confiriéndole cierta fuerza a la contrarrevolución y de ser los más consecuentes defensores, no solo frenaríamos a esa derecha, sino que tendríamos la oportunidad de restarle base social.

Pero además, levantar estas propuestas tiene además la ventaja de evitar que la oposición golpista pueda seguir mordiendo en la base social de la revolución, sobre todo en aquella que se ha debilitado, por los propios errores de nuestra dirección y la campaña político propagandística que han desarrollado.

Un paso atrás para dar dos adelante, decía un táctico revolucionario genial. No atacar al enemigo cuando este se encuentra unido y nosotros no, nos lo dice la lógica.

Yo digo esto con el temor a ser mal interpretado, pero como lo he escuchado del mismo pueblo y lo he sentido como verdad, me lanzo, pidiéndole a alguien que tenga contacto con el comandante para que se lo diga de la mejor manera y así no siga cometiendo algunos errores, ni construya una táctica que nos debilite más aun, profundizando los efectos negativos de los resultados del 2d, sino que por el contrario asuma una táctica que haga ver los resultados del referendo constitucional como tan solo un mal momento en nuestra lucha contra las fuerzas contrarrevolucionarias.

Por la CSR – El Topo Obrero
Ricardo Galíndez

- Este y todos nuestros principales materiales, los puedes encontrar en marxismo.org sección Venezuela.

- Algunos de estos materiales han aparecido en aporrea.org y en antiescualidos.com

- Todos nuestros materiales e información nos lo puedes pedir al correo electrónico eltopobrero@yahoo.es,

- Todas tus opiniones nos las puedes hacer llegar a nuestro correo electrónico eltopoobrero@yahoo.es,

Por favor, ayúdanos a mejorar nuestros envíos informándonos si nuetros correos te llegan repetidos y cuantas veces para realizar las debidas correcciones en nuestros archivos.

De la misma manera, te pedimos que nos informes, a través de nuestro correo eltopoobrero@yahoo.es, si no deseas seguir recibiendo los materiales que hecemos circular.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3269 veces.



Ricardo Galíndez – El Topo Obrero


Visite el perfil de El Topo Obrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a46900.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO