Súmate reinicia los ataques marcando parte de la táctica enemiga

A Súmate ¡Vamos a responderles como revolucionarios!

El día tres de diciembre me atreví a afirmar en artículo titulado “UNAS PRIMERAS REFLEXIONES SOBRE LOS RESULTADOS ELECTORALES” (www.aporrea.org/ideologia/a46141.html), que la oposición no nos daría reposo, enfatizando que “No son cinco años, ni siquiera cinco días”. Esta afirmación fue en respuesta a algún compatriota que lo había afirmado.

Pero que cosa. Estos amigos del capitalismo imperial quieren dejar mal parados a todos a quienes les adversan y es por ello que no han pasado 24 horas y ya han marcado la pauta.

Pero no solamente nos hicieron quedar mal en cuanto a la fecha del reinicio de los ataques, sino que también en los temas a usar como arma desestabilizadora. En el artículo arriba mencionado decíamos que “La ofensiva de precios y desabastecimiento continua en este mes de diciembre y continuará todos los meses del año que viene. La fórmula le dio resultados con Allende y con el Frente Sandinista.”, y resulta que sin la burguesía abandonar la agresión de precios y desabastecimiento, dejan correr la idea de que a pesar de que el CNE, anunció la derrota del gobierno, el 2 de diciembre no hubo unas elecciones “limpias”. María Corina Machado añade que los resultados finales que ellos manejan, coinciden con los emitidos por el cuestionado CNE, y culmina su discurso dado a unos periodistas que la entrevistaban, con que éstas irregularidades terminarían (le faltó ponerle fecha).

Esta agresión de la empleada del gobierno de Washington, entra dentro del cuadro donde los jóvenes estudiantes burgueses y del propio, ahora líder casi único de la oposición contrarrevolucionaria, ex candidato Rosales llaman al gobierno a negociar impulsando la propuesta de las 6 horas y la seguridad social para los “buhoneros” y “Primero Justicia”, entre otros, habla de que llegó la hora de la reconciliación. Es decir, todo un plan TENAZAS se ha empezado a desarrollar una vez conocidos los resultados del referendo.

Es bueno indicar que en “el camino abierto de la reconciliación” de la cual habla la derecha, usando sus medios de comunicación, incluye a los empresarios golpistas, y estos manifestaron el mismísimo martes 4, en boca de Nelson Maldonado, presidente de CONSECOMERCIO que el gobierno debe desmontar su política económica de control de precios y control de cambio. Escuchemos bien. La conciliación para los empresarios pasa por permitirles aumentar sus exorbitantes ganancias, las más altas en toda la historia de Venezuela, aún mucho más con la libertad de precios, es decir golpeando el nivel de vida del pueblo.

Ojalá que aquellos dirigentes e intelectuales y hasta hombres y mujeres del pueblo bolivariano, que en algún momento pensaron y dijeron que se nos iba a dar un descanso, o que la oposición había aprendido a respetar la Constitución del 99, despierten y se den cuenta que la guerra continua y lo reiteramos, SE VA A ACRECENTAR, pues según ellos, en boca de la tierna de María Corina, el 70% de la población votante, se manifestaron en contra del gobierno, votando unos por el NO y otros absteniéndose. ¡Miren por donde vienen con sus análisis!. ¿Y adivinen por qué medios van a difundir sus sesudas interpretaciones que repetidas mil veces tratarán de convertirlas en verdad?. ¡Bingo!. Acertaron. Lo harán por todos los medios de comunicación en su poder, y la cabeza del ariete será GLOBOVISIÓN.

Si, compatriotas y camaradas soñador@s. Nuestra navidades estarán adornadas con, además de precios especulativos y escasez por acaparamiento y saboteo, sea por parte de los empresarios golpistas, o por la burocracia gubernamental que no supo o no quiso planificar las importaciones de acuerdo al aumento del poder adquisitivo del pueblo generado por las políticas sociales del gobierno, ni de crear una nueva capacidad productiva en manos del estado y gestionada democráticamente por trabajadores y campesinos, por toda una campaña de propaganda abierta y disfrazada para seguir socavando la conciencia popular. En esta campaña, las víctimas las vamos a encontrar en los tres millones de hombres y mujeres del pueblo que se abstuvieron, en los 4 millones que votaron SI y en los 4 millones trescientos que votaron NO. Los únicos beneficiados serían los capitalistas y los funcionarios de “Hummer”.

Estas acciones de quienes a duras penas ganaron el referendo, demuestra que la burguesía está clarísima en sus objetivos, y que se siente en condiciones de presionar por: a.- haber movilizado a su base social en las elecciones, encontrar un nuevo actor que le confiere cierta frescura social, como es el movimiento estudiantil burgués, y haber sentado las bases para unificar su liderazgo político en torno a Rosales con sus asesores políticos.

Ante esta situación, es vital que las fuerzas revolucionarias nos unifiquemos en torno a un plan de lucha que multiplique las fuerzas de los trabajadores y el pueblo, incluyendo al pueblo que votó por el NO y el que se abstuvo. Ese plan tiene que recoger las ideas propuestas por el propio presidente Chávez antes y después del referendo de impulsar la aprobación de la jornada laboral de las 6 horas y la extensión de la seguridad social, y añadimos nosotros, de la reforma de la elección de las autoridades universitarias y la propuesta de la nacionalización del sistema bancario financiero bajo control obrero y social, con lo que se golpearía duramente la especulación con el dólar. Los integrantes de los medios de comunicación alternativos y la intelectualidad revolucionaria, tienen un importante papel que jugar en el desarrollo de esta idea.

Sería un salto histórico que las organizaciones obreras y populares revolucionarias acordásemos un plan de movilización en torno a estos puntos, con lo que estaríamos en capacidad de desarrollar grandes movilizaciones a lo largo y ancho del país en torno a puntos de acción concretos, que le permitirían, al pueblo todo, hacer una experiencia que fortalecería la conciencia del pueblo todo y de las filas de la revolución, pues le haría ver quienes son sus verdaderos amigos y enemigos.

La idea central de este plan es lograr unificar en la acción a todo el pueblo. Al que hoy sigue bajo la influencia de la derecha golpista y al que milita con el proceso revolucionario, por lo que tenemos que hacer una convocatoria muy amplia, que debe partir de los sindicatos, gremios, Consejos Comunales, organizaciones estudiantiles y campesinas y hasta se pudiera constituir un frente de organizaciones obreras y populares por las 6 horas, la seguridad social, la democratización de las universidades y la nacionalización de la banca.

El gobierno del presidente Chávez, tiene que ser el primer interesado en que se abra esta discusión en el seno de las fuerzas bolivarianas, y que se desarrollen estas movilizaciones, pues ello nos permitiría avanzar propuestas beneficiosas para el pueblo explotado y oprimido de Venezuela y unificar fuerzas que debiliten las de la burguesía y el imperialismo y las de la propia burocracia reformista, que, hay que decirlo, trabajó de manera diligente por el triunfo del NO en el pasado referendo. Ayudar a impulsar esta propuesta es una manera revolucionaria de golpear, con el pueblo unido a los enemigos de la revolución.

eltopoobrero@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2236 veces.



Ricardo Galíndez - El Topo Obrero


Visite el perfil de El Topo Obrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a46433.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO