El legado de Hugo

Producto de una maquinaria propagandística enorme que maneja ingentes recursos que nos pertenecen a de todos los venezolanos, se logró insertar en el imaginario popular la existencia de un legado de Chávez y que éste lo vigila con sus ojos desde el más allá y creas o no en este legado o en su mentor o creador (cada día menos creen y menos aún los más jóvenes), todos hablan de este supuesto legado.

Ahora bien, ¿qué es un legado? Según la Real academia de la lengua se tienen dos acepciones, 1.- Legado: Disposición legalmente formalizada que de un bien o de una parte de estos hace el testador a favor de alguien y que debe ser respetada por los herederos.

2.- Legado: que se transmite a los sucesores, sea cosa material o inmaterial.

En la primera acepción podemos decir que efectivamente Chávez debe haber dejado un legado o una herencia que debió haber sido tramitada en su momento de acuerdo a lo previsto en las leyes venezolanas y que aunque existen especulaciones sobre los montos materiales legados a sus herederos y que a su vez lleva a especulaciones mayores sobre actos de corrupción, no ha transcendido de forma oficial monto alguno, por lo que no se puede especular al respecto hasta tanto no exista una investigación independiente de un órgano competente. este legado, hasta prueba en contrario, si se circunscribe a lo obtenido licitamente por el legatario en su vida es totalmente real, legal y aceptable.

En base a estos conceptos, creo que es en el segundo concepto donde se podría subsumir el otro legado de Chávez, ese legado político, ideológico o de forma de actuar que pro chavistas y anti chavistas creen que existe y sobre eso por razones de espacio, se podría hacer un somero análisis.

Empecemos por pensar o creer como lo hacen los signatarios del legado que Chávez según sus declaraciones y proclamas fue o militó en el socialismo o que por lo menos así lo creía y decía él. Siendo así y ateniéndonos a la doctrina socialista escrita por ingentes y afamados autores y de los cuales los mas citados son Marx, Engels, Lenin, Trotsky, Gramsci, Rosa Luxemburgo, etc., por lo menos doctrinariamente Chávez no nos legó nada y mas allá de eso y las pruebas en el contexto real son palmarias, nunca intentó crear un camino hacia la construcción del socialismo, todo lo contrario sus actuaciones políticas y económicas se encaminaron durante su transito por el gobierno a consolidar las dos formas conocidas de capitalismo, el capitalismo privado; sobre todo el capitalismo foráneo, entregándole inmensas millones de dólares al capitalismo chino, al ruso, al brasileño, al argentino, etc. y el capitalismo de estado; agigantando al estado venezolano y a su corrupción en esa área de manera inconmensurable.

Tomando en cuenta que doctrinalmente en el socialismo el medio de producción debe estar en manos de la clase trabajadora podemos observar claramente que en las empresas; tanto las creadas por el gobierno como en las expropiadas, nunca la clase trabajadora tuvo control de las mismas; siempre el trabajador fue ese sujeto explotado por un patrón, sea este publico o privado y en los casos de las expropiaciones, los trabajadores de estas empresas ahora son más explotados que antes de que fueran expropiadas. Este hecho por si solo ya denuncia que nunca fue realmente un socialista, nunca trabajó en función de un tránsito hacia la construcción del socialismo, por lo tanto, allí no pudo haber dejado ningún legado.

Este comportamiento de Chávez en materia meramente económica y en el aspecto aislado de la producción, se podría transpolar a otras áreas y lo podemos cotejar por lo menos en materia de política partidista, donde copio la forma y fondo de los partidos tradicionales burgueses; no hay nada de revolucionario en la construcción del Psuv, donde una cúpula define el que hacer del partido y más, él como individuo definía el que hacer y su conformación, recuerdo una votación para definir las autoridades del partido y el candidato Diosdado Cabello en su jurisdicción quedó detrás de la ambulancia y al día siguiente de la votación Chávez lo nombró vicepresidente del partido por medio de una figura que llamarón cooptación; vaya usted a saber que vaina es esa y que tiene que ver con la democracia y el socialismo, hoy eso lo hacen dos o tres de la nomenklatura chavista, por lo menos esa forma de actuar si la legó.

Esa misma suerte corrió el movimiento sindical chavista que lejos de defender los derechos de los trabajadores cada vez mas pisoteados, defiende los derechos y las malas actuaciones del patrón estado y de sus funcionarios y actúan en cuanto a participación de la clase trabajadora tan mal o peor que los sindicalistas adecos, copeyanos o del partido comunista.

El legado que sí dejó Chávez fue habernos inundado con funcionarios corruptos por todos lados, con excepciones que siempre las habrá, la mayoría de los funcionarios de estado "electos" o nombrados sufren de esta pandemia y los hechos denunciados por el mismo gobierno contra ex funcionarios lo evidencia, aunque solo se denuncie a quien luego disiente y no a todos como debe ser. También nos dejo como legado un fardo muy pesado como sucesor en la presidencia, pero de eso hablaremos otro día.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 640 veces.



Jorge Alvarez Casañas


Visite el perfil de Jorge Alvarez Casañas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: