La Columna del Guerrillero

"Las nuevas ideas" de Bukele en El Salvador

El Salvador uno de los países más pequeños de Centroamérica , con un largo proceso de violencia política , producto de la confrontación entre el pueblo trabajador salvadoreño y las empresas extranjeras de explotación bananera, quienes actuaban como agentes de ocupación  del imperio norteamericano.  

Lucha muy desigual que libró el pueblo salvadoreño, que con mucho valor resistió la presencia del ejército de las boinas verdes en su territorio, que tenían la misión de proteger a las empresas transnacionales, a parte de los desmanes y vejaciones que cometían, sin que hubiese castigo alguno para sus delitos cometidos en los campos y pueblos de ese noble país Centro Americano.

El pueblo  Salvadoreño pagó un precio muy alto para lograr su liberación.

 En esa confrontación  hubo  sacrificios de muchos dirigentes revolucionarios, que fueron objeto del reconocimiento mundial, toda vez que además de explotar sus suelos, diezmaron la población, haciéndola emigrar por miles, producto de la represión de los cuerpos de seguridad del estado y del terror provocado por el ejército de boinas verdes, que se apoyaban en la cabronería de los gobiernos de turno.

En los movimientos revolucionarios de la región de aquel entonces  se consideró al SALVADOR como “EL GOLIAT DE CENTRO AMERICA” que fue capaz de enfrentar y resistir la fuerza del ejército más poderoso del mundo para ese momento.

Hoy el pueblo salvadoreño haciendo honor a sus mártires, escogió el camino democrático, en función de recobrar la paz perdida por tantos años, transitar que no ha sido nada fácil, porque como todo proceso renovador tiene sus oponentes que se niegan a perder los privilegios que le otorgaron sus amos del norte, cuando dominaban a su antojo al valiente pueblo del El Salvador.

Sin embargo paulatinamente este noble pueblo comienza a ver la luz al final del túnel, gracias a su estoica posición de salir de esa condición de pobreza  en la que por muchos años estuvo, llegándose a considerar después de HAITI en uno de los pueblos más pobres de Centroamérica.

Por lo tanto el pueblo salvadoreño, ha venido superando la resistencia de los que se oponen al cambio y en el último proceso electoral confió su suerte al hoy presidente BUKELE, quien inéditamente irrumpió en la política de ese país con un discurso renovador y estratégicamente bien estructurado, que cautivo a propios y extraños.

“Nuevas ideas” que son el soporte de sus ejecutorias, en las que se pone en evidencia la congruencia entre las palabras y los hechos.

Ofreció introducir cambios en el sector financiero y económico con la aplicación de nuevos métodos con la incorporación de la tecnología en su mejor expresión, rompiendo con el arcaico sistema  administrativa de la renta publica y los resultados son evidentes

EL Salvador tiene uno de los mejores PIB de Centro América, lo que indica que el pueblo Salvadoreño, con su larga carrera de fracasos económicos productos de la corrupción y la violencia que surgió de las manos de algunos grupos rezagados renuentes a transitar el camino democrático, ha logrado en estos últimos años mejorar sustancialmente su sItuación social y económica.

Grupos  que han comenzado a perder posiciones en el sentimiento del pueblo, toda vez que la realidad observada en estos recientes años de gobierno del presidente  BUKELE han demostrado que las brisas de los cambios renovadores que recorren el mundo, toco las fronteras de ese país y muchos de quienes lo adversaban hoy son aliados de sus “Nuevas Ideas”, con lo que queda de manifiesto que los pueblos como el SALVADOR le están dando otra lectura a sus situaciones políticas, derrumbando mitos y conductas  ideológicas , que son sostenidas por organizaciones políticas tradicionales a las cuales ya el sol le está dando  en la espalda.

Estas nuevas corrientes políticas no hacen causas comunes con la que predican los partidos de viejo cuño, los cuales lucen obsoletos y con pocos atractivos  para los sectores jóvenes de las poblaciones de este continente.

Además estamos en presencia de un factor cíclico que afecta a las organizaciones políticas que militan en el campo de la socialdemocracia y socialcristiano, centro izquierda y centro derecha, reformistas, que históricamente han venido desapareciendo después de ser las  otroras poderosas organizaciones políticas que dominaban el escenario político de estos pueblos.

Recientemente vi una intervención pública del presidente BUKELE,  en la cual plantea con argumentos de peso la necesidad de la unión de los países centroamericanos, en los cuales supongo que tendría interés en proponer la  aplicación de alguna dosis de su exitoso programa de gobierno implementado en El Salvador, enmarcado en los lineamientos de su tesis de “nuevas Ideas “.

Los pueblos de estos tiempos quieren oir mensajes inspirados en la conservación del medio ambiente, la salvación del planeta tierra, el aprovechamiento de la tecnología para beneficio de la humanidad , la educación y formación de nuevos valores, el manejo de nuevos conceptos en materia económica, el desarrollo productivo de la tierra y de los recursos naturales  puestos al servicio de los pueblos , partiendo del criterio que mientras haya hambre en el mundo no habrá paz , mensajes que traigan tranquilidad a las nuevas generaciones cansadas del lenguaje de guerra que usan los líderes de las  potencias para mantener aterrorizados y sometidos a sus pueblos.

Esta juventud quiere oir mensajes frescos, tiernos con mucho contenido en el amor, fraternidad ,espiritualidad y la unión entre los pueblos más débiles.

 Tal como lo viene haciendo el Presidente BUKELE en el Salvador, quien ha encontrado en el buen uso de la tecnología un medio para alcanzar buenos propósitos que han mejorado las condiciones sociales y económicas y politicas de su pueblo.

Seguramente en ese pequeño país de centroamérica , todavía quedan muchas cosas por hacer para satisfacer las aspiraciones de su pueblo, pero al menos se están dando los pasos para conseguirlo, sin tener que apelar a la falsa postura que acostumbran muchos gobernantes de nuestro continente, que jamás se quitan el traje del politiquero de oficio que llevan por dentro, ofreciendo villas y castillos que nunca cumplen.

Los pueblos quieren a gente innovadora, con sentimiento patrios , que sientan respeto y amor por su gente y por su naturaleza, que desafíen al mundo primero con el ejemplo,  mostrando la transformación alcanzadas en las condiciones sociales y económicos de sus pueblos, sin acudir a la falsa promesa de brindarle un mejor futuro, sin pedirle su cuota de participación en el desarrollo de su propio bienestar.

Los pueblos creen en aquellos líderes que construyen con su ejemplo, que alientan a sus pueblos a perder el miedo a los nuevos retos que tiene planteada la humanidad, para sobrevivir al desastre ocasionado por la avaricia de los grupos que constituyen el supra poder que maneja los resortes de la economía mundial.

Presumo que frente a ese desafío que tiene por delante es que el presidente BUKELE, ha llamado a los pueblos de Centroamérica a constituir un Bloque de Unidad Regional, con el fin de garantizar que mediante la aplicación de las nuevas tecnologías, puedan generar los recursos propios para enfrentar y  sobrevira a las pretensiones de las grandes potencias que tienen en la mira el potencial natural del ecosistema que encierran los territorios de los  pueblos de Centroamérica, donde comienzan a soplar vientos de cambios profundos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 815 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI