Ni revolucionario, ni socialista

"DIME DE QUE TE JACTAS Y TE DIRE DE QUE CARECES".

Ninguna de las dos cosas, sino todo lo contrario. Eso es lo que provoca decirle a los que por los medios y redes gastan toda su energía tratando de justificar la acción de gobierno que dirige el presidente obrero Nicolás Maduro Moros. Y no es porque no quiera es porque no puede. No están dadas las condiciones objetivas.

Según el manual marxista, la Revolución debe hacerla la Clase Obrera. ¿Existe en Venezuela una Clase Obrera? Aquí lo que hay son Asalariados, gente que vive de un salario y eso no la identifica con la pertenencia a una Clase Social que tenga un objetivo histórico. Aquí no hay, no existe, ningún grupo de asalariados organizado, pensando en tomar, controlar y/o dirigir algún proceso productivo o ser dueños de medios de producción de algún tipo. Se podría aducir que la Revolución la debe hacer un partido revolucionario y la pregunta es, ¿existe alguno en Venezuela? ¿El PSUV? ¿El PCV?. Si no hay una Clase Social Revolucionaria y no hay un Partido, Entonces… ¿Quién va hacer esa Revolución? ¿El Gobierno?. Todos sabemos que los gobiernos no se constituyen para hacer revoluciones sino para gobernar a toda la sociedad de un país dentro de un marco jurídico legal y constitucional. Por su praxis los gobiernos son conservadores de la paz y del orden establecido.

Lo de Socialista va por otro lado, ¿Si todavía no hay un desarrollo de las fuerzas productivas ni hemos logrado siquiera la auto sustentación alimentaria, ¿Qué es lo que podríamos estar pensando en Socializar? ¿El Hambre?, ¿La Miseria? ¿La dependencia tecnológica? Aquí no hay nada que socializar. El hecho que algunos servicios públicos de salud, agua y educación lleguen a la mayoría de la población, gracias a los subsidios que hace el gobierno, no tiene nada que ver con El Socialismo, el cual deberá sustituir al Capitalismo como Modo de Producción implantando nuevas Relaciones durante el hecho productivo.

Chávez como visionario, se dio cuenta que la teoría marxista sobre la Lucha de Clases no tenía vida en Venezuela y probó con el Cooperativismo, para ver si mediante la educación y prácticas de cooperación podía entrarle al asunto de la propiedad y gestión de los factores que intervienen en la economía a pequeña escala y salió con las tablas en la cabeza. Como no podía darse el lujo de rendirse, se planteó el asunto a mayor escala y gritó: "Comuna o Nada" y le dejó el paquete a Nicolás Maduro, el cual ni idea tiene de como agarrar ese trompo en la uña.

En la actualidad se está tratando de asustar a los anteriores dominadores y dueños actuales de las riquezas, con el fantasma del Estado Comunal y a cada momento se oyen cifras de las miles de "Comunas "que existen en el país. Si los Consejos Comunales, las UBCH y los CLAP, no tienen vida a nivel local y son incapaces de distribuir con eficiencia unas bolsas de comida y de proveer de gas a los vecinos con los cuales conviven, ¿van a poder constituir comunas a nivel municipal?. Seguro que ya me van a tachar de pesimista o me van a colocar la etiqueta de contrarrevolucionario. Lo que pasa es que después de 60 años trabajando con las comunidades, sindicatos, cooperativas y partidos políticos y conociendo la idiosincrasia del pueblo al cual pertenezco, me he podido dar cuenta de tres cosas fundamentales:

1.-Los 300 años de dominación española y la transculturización de los norteamericanos durante los últimos 100 años sobre nuestra gente no va a desaparecer por arte de magia.

2.-En cada etapa histórica relevante que hemos tenido, el grupo de nuevos Dominadores se han comportados y han sido peores que a los que han suplantado. En la Independencia los Patriotas que heredaron El Poder fueron mas crueles con los dominados de siempre que los Españoles que se fueron. Trataban mejor al pueblo los gringos que llegaron con las compañías petroleras que los dueños de las haciendas y por eso nuestros campos se fueron quedando desolados. Ahora estamos percibiendo que el trato que nos dan los que detentan El Poder, no es mejor que el recibido durante la IV República y por ello muchos venezolanos prefieren irse. Eso de: "más vale malo conocido, que bueno por conocer", como que es cierto.

3.- Que las categorías dicotómicas evaluativas de la conducta humana tales como: Bueno-Malo; Honesto-Deshonesto; Leal-Desleal; Amigo-Enemigo y Patriota-Antipatriota no están sembradas suficientemente en la conciencia de los venezolanos y eso limita la realización del sueño de vivir en Comunidad.

Estos tres factores que determinan la conducta del Ser Venezolano deben ser superados en el inconsciente colectivo para poder iniciar el largo camino de la construcción del Estado Comunal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI