Amedrentamiento homicida ONU pétrea Venezuela incólume

Uno sabe lo inútil por tratar de enseñar historia a los prepotentes estadounidenses, pero se escribe y quedan los intentos. La mentalidad de ellos es copia del anti ejemplo que hoy sería narco-porno-mercantilista, hecho por George Washington reclamando en una carta el pago de millones de dólares en compensación  por haber comandado la lucha separatista de las 13 provincias expulsando a los británicos a los que imperialmente desde siempre imitan cual neo colonialistas hoy exasperados. 

La visita de un jefe militar a Colombia paseándose en una nación esclavizada siglo XXI, un gesto elocuente que no nos amedrenta, y sirve para que el mundo observe la inactividad de la ONU, a pesar de ciertos reclamos ínfimos del lusitano Guterres, a quien los gringos también han amenazado, y apostaron para cinco años más en el cargo. Quien no los vea en su performance de policías del mundo creyéndose lo de “gendarmes necesarios”, nunca ha entendido ni a El Libertador Bolívar en sus advertencias sobre la potencia del norte continental, o el por qué Hugo Chávez le obsequió a Obama en una cumbre presidencial, el libro del uruguayo Eduardo Galeano “Las Venas abiertas de Latinoamérica”. 

Dejamos de ser un adormecido territorio sirviente de intereses estadinenses (ojo palabra correcta), y Venezuela orgullosa de sus libertadores justo en la semana del bicentenario Batalla de Carabobo, reclama valerosamente en un comunicado entregado a las Embajadas acreditadas en Caracas y a los organismos internacionales, la presencia del centurión castrense gringo en la esclavizada tierra vecina, que avergonzada de su oligarquía responde valiente ante las torturas, represión autorizada, violaciones de derechos y abusos sexuales. 

Escribo a 48 horas del día dedicado al glorioso recuerdo de la Batalla de Carabobo, y para no hacer muy extenso este comentario de alerta a los engañados por la publicidad pitiyanqui que nos atosiga con las supuestas ventajas del capitalismo explotador en “democracia”, me limitaré a citar una vez más al máximo jefe conductor de la Batalla de Carabobo, el inmortal Simón de la historia universal. 

“Conciudadanos me ruborizo al decirlo: la independencia es el único bien que hemos adquirido a costa de los demás. Pero ella nos abre la puerta para reconquistarlos bajo vuestros soberanos auspicios, con todo el esplendor de la gloria y de la libertad”. Fue en 1830 a meses de su muerte y hoy nos sirve para proseguir el camino trazado por la revolución cívico militar bolivariana, en la democracia de consultas que igualmente sugirió y siempre respetó el antiimperialista ductor de la historia venezolana guía indiscutido de este proyecto político patriota y soberano, afortunadamente resucitado. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 484 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI