México

El pueblo paga los impuestos, los millonarios amenazan con no invertir, los blandengues aceptan

1. Los impuestos son contribuciones que todos que de manera obligatoria tienen que pagar para poder vivir en comunidad. Si todos gozáramos de igualdad de ingresos, propiedades y privilegios, pues tendríamos que pagar una misma cantidad de impuestos; pero dado que existen grandes propietarios con gigantescos ingresos; medianos propietarios y gente con pocos ingresos o sin nada, los impuestos tienen que ser totalmente diferentes, obedeciendo al nivel económico de cada familia. Sin embargo esto nunca ha sido así, menos en país capitalista alguno, porque quienes siempre han tenido el poder son los millonarios y sus agentes que son quienes determinan la cantidad que debe pagarse de impuestos.

2. En todos los países del mundo domina la desigualdad económica,, social, política, cultural porque desde hace miles de años -mediante el uso de las armas y la conquista territorial y espiritual- surgió una poderosa clase minoritaria que se impuso al 90 por ciento de la población convirtiéndola en esclava del trabajo. Desde entonces, generación tras generación los hijos, nietos, bisnietos, garantizaron que la clase dominante continuara en el poder y los hijos de los esclavos, de los proletarios, sigan siento los productores de las riquezas que esa minoría de poderosos disfruta. Los impuestos no se conocían entonces, pero todas las obras de construcción fueron hechas con energías y sangre de los trabajadores.

3. Nadie, no fue dios ni satanás, quien dispuso que el mundo sea tan desigual e injusto. Me convence más que fue la aparición de la propiedad privada, de las armas y de los primeros propietarios, lo que hizo aparecer las clases sociales, la brutal explotación y eso que estudió Marx: "la lucha de clases, semilla de la revolución social". Por ello los millonarios de la clase dominante no pagan impuestos o son risibles; también por ello quienes pagan casi todo son la masa de pobres y miserables que compran todo con altos precios cargándole (sin que lo vea) los altos impuestos. Por ello en México, dos terceras partes de los impuestos los pagan los trabajadores en sus compras y sólo una tercera parte los multimillonarios y sus negocios.

4. La Jornada publica: "A la fecha, el gobierno federal es responsable de cobrar tres cuartas partes de los ingresos públicos. Su recaudación se recarga en el 54.4 por ciento que proviene del impuesto sobre la renta y 44.1 por ciento del impuesto al valor agregado, que grave el consumo. El resto viene de otros impuestos. Los gobiernos estatales obtienen seis de cada 10 pesos de su recaudación de los impuestos a la nómina, 18.7 por ciento de gravar la propiedad, 15.8 por ciento de bienes y servicios, y el resto proviene de otros tributos. Declara la OCDE que México recarga su recaudación en los ingresos de las personas, asociados al trabajo, y en el consumo. No se tienen impuestos a las ganancias de capital, a la riqueza, a las herencias, a las donaciones ni figuran tampoco gravámenes a bienes y servicios de lujo, como sí existe en otras economías.

5. Es absolutamente condenable que los malditos ricos explotadores en México no paguen impuestos, paguen poco o se los devuelvan. Había que hacer muchos "escracher", por lo menos, a esos altos funcionarios (AMLO) que permiten esa terrible injusticia que contribuye a la pobreza, miseria y hambre del 80 por ciento de los mexicanos. Por ello he aplaudido que los ministros de Finanzas del Grupo de los 7 hayan alcanzado el sábado 5 un acuerdo calificado como histórico que respalda la creación de una tasa impositiva mínima mundial de 15 por ciento para las multinacionales y que éstas paguen más impuestos en los mercados donde venden bienes y servicios. Para mí es poco porque debería ser del 50 por ciento. La blandenguería del gobierno por inversiones llega a la complicidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 589 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: