Discutamos el socialismo que realmente quieren los trabajadores, ya el de los empresarios está trillado

Ese es el debate que hay impulsar dentro de las filas de la revolución: la economía socialista en lo concreto, cuál es el rol de la sociedad organizada, de los empresarios, de los trabajadores, del Estado, y sobre todo HAY QUE DEBATIR LA DISTRIBUCIÓN DE LAS GANANCIAS DENTRO DEL PROCESO DE PRODUCCIÓN.

Hay que superar el pensamiento o cultura anacrónica de que el trabajador es visto como una recurso más para generar productos o servicios, que se limita sólo a recibir un salario o bonificaciones y punto. Y la ganancia sólo se le queda al empresario y al Estado cuando cobra impuestos. Algo de las ganancias empresariales o del Estado les queda al trabajador en lo que se denomina utilidades o aguinaldos.

Pero la verdadera acumulación de riquezas, de capital y bienestar material se las queda el empresariado (micro, mediano, macro corporativo).

¿Acaso el capitalista no necesita de manera dependiente del trabajador para generar productos o servicios?

Hay que comenzar a ver el trabajador como un socio más en la empresa. Con derechos en la participación directa en las ganancias que arroje el negocio (también de las pérdidas), que es algo que se determina en el precio final de ventas. No es cooperativa, es una sociedad mercantil.

En ese sentido, debe quedar normado en LEYES ¿Cuánto le corresponde a los trabajadores por las ventas finales del producto o servicio que el ayudó a generar?

No seguir viéndolo como un costo de mano de obra SINO COMO UN SOCIO DEL DUEÑO DEL CAPITAL, que necesita de su fuerza física, inteligencia, conocimientos, experiencias y horas de vida para generar riquezas a una organización empresarial particular o al propio Estado. PORQUE EL TRABAJADOR ES TAMBIÉN UN RECURSO VALIOSO PARA PRODUCIR DIRÍA UN SOCIALISTA, O UN CAPITAL HUMANO DIRÍA UN CAPITALISTA. PERO QUE JUNTO AL CAPITAL FINANCIERO ES LA UNICA ALIANZA PERFECTA EXISTENTE EN EL PLANETA PARA GENERAR BIENES Y SERVICIOS.

Los Socialista debemos responder y resolver en la praxis real dos dilemas que no resolvió Carlos Marx en sus escritos originales:

1. ¿Porqué un ser humano que nace pobre por circunstancias de la vida o la naturaleza, sin riquezas materiales o sin empresa, está predestinado a ser UN ASALARIADO toda su vida desde una perspectiva capitalista?

El capitalismo lo resolvió mediante el principio de la competencia. Los místicos hablan de la "fortuna de la vida o hechos de suerte en la vida". Otros hablan de la Ley de atracción, Marx y Engels planteaban la toma del poder del Estado por la clase obrera, el despojo o expropiación al dueño del capital y punto, mientras que en Hollywood hablan de alcanzar la fama como solución para salir de la pobreza de origen.

2. ¿Porqué si para producir se requieren dos factores de producción fundamentales que son el capital y la mano de obra, el trabajador debe conformarse toda su vida con recibir un salario mientras que la ganancia de lo producido (que se acumula y multiplica como capital en el tiempo) no es compartida con el trabajador de manera preestablecida?

Si alquilen tiene capital, recibe un crédito productivo o se ganó un Kino y quiere montar una empresa pero requiere trabajadores para producir bienes o servicios, entonces, debe comenzar una sociedad o alianza laboral para generar productos y riquezas a la vez. Pero es una alianza dónde debe quedar establecido que el trabajador recibirá parte de la ganancia que arroje el negocio. Si el negocio es muy fructífero entonces el trabajador al igual que el dueño del capital surgen, son prósperos. No debe ser como ocurre actualmente, que cuando las ventas aumentan, se produce más, el capitalista se dedica a contratar más personal por el mismo mísero sueldo que paga y se enriquece, mientras el trabajador solo ve las migajas y bonificaciones que se les ocurre al patrón darles por bondad o por empatía.

En esas dos preguntas está la clave para resolver el problema de la desigualdad que genera el sistema capitalista, porque esencialmente, los beneficios que quedan de lo producido conjuntamente (riqueza social) entre los dueños del capital y los dueños de la fuerza física, la habilidad y el conocimiento, por leyes económicas, mercantiles, laborales e impositivas, van a parar a pocas manos. Eso ocurre y seguirá ocurriendo porque uno de los principales factores necesarios para producir, que son los trabajadores, son vistos como una mercancía, un esclavo, un asalariado solamente.

Es por eso, que vemos como uno o varios trabajadores dedican años de su vida a producir en una empresa y en el tiempo el patrón se enriquece (ve como anda con buenas ropas, con carros, avionetas y buenos inmuebles, la opulencia), mientras el trabajador sobrevive a costa de un salario, que al mismo tiempo, pierde poder de compras en el tiempo (inflación).

Países con sistema cuasi socialistas como Noruega, Canadá, Suecia, ente otros, ha intentado resolver ese dilema por medio del Estado a través del cobro de altos impuestos a los empresarios y trabajadores, pero lo retribuyen con servicios públicos de buena calidad, subsidiados y garantías del buen vivir a su población. No obstante, tampoco han resuelto el problema de la desigualdad de ingresos dentro del sistema productivo capitalista.

Allí está más o menos el debate socialista actual en el mundo... Mientras que aquí en la Venezuela actual, con parlamentarios que dicen ser socialista, siguen en un debate estéril entre aumentarles o no el salario al trabajador dado las circunstancias actuales, el tiempo avanza y la desigualdad de ingresos aumenta en nuestro país. De seguro cuando se decidan hacerlo será un salario que se lo volverá a comer la inflación en pocas semanas.

La Indexación del salario es un primer paso para detener el avance de la desigualdad en nuestro país. Eso debe ser aprobado en una Ley. Yo propongo que se establezca con base a las variaciones del tipo de cambio oficial, a diferencia de otros, que la plantean con base en las variaciones del Petro.

Un ejemplo de mi propuesta sería: Si la moneda se devalúa en una semana en 10% entonces que hay que aumentar el salario en 10% en esa misma semana. Eso conllevará que todos los ingresos de la economía se ajusten de manera inmediata en 10%, eliminando el efecto real de la inflación.

¿Que en un primer momento habrá un espiral inflacionario?, de seguro si lo habrá como ocurre actualmente gracias al dólar paralelo. Pero, nominalmente aumentará la inflación pero el trabajador, el estado y el empresario seguirán teniendo ingresos de dinero con un mismo poder de compra en el tiempo. De esa forma el efecto pernicioso de Dolartoday desaparecerá.

Considero que algún día el dólar paralelo dejara ser referencia para los empresarios y el BCV que lo persigue todos los días, y cuando el tipo de cambio deje de ser volátil entonces la economía entrará en un ciclo de inflación baja.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1000 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: