“Izquierda trasnochada”; la expresión predilecta de quien abandona la izquierda

En el argot político venezolano; la expresión de izquierda trasnochada ha nacido de la boca, no de los originarios de derecha sino de quienes abandonan la izquierda.

"Izquierda trasnochada". Quien lea la historia de esa expresión confirmara que ha sido la frase predilecta de los que en la izquierda venezolana, dieron el salto hacia atrás, salto anti histórico. Salto que no tiene nada que ver con un avance en el pensamiento y acción política, sino mas bien con la traición.

Desde Rómulo Betancourt; tal vez el primero en renegar de su pasado de izquierda, pasando por todos aquellos ex-guerrilleros, cooptados por el populismo carlosandresista y terminando con Teodoro Petkoff quien fuera ministro en el segundo mandato de Caldera; todos acuñaron esa frase; "izquierda trasnochada".

En el camino revolucionario siempre se presentan bifurcaciones ilusorias para alcanzar los objetivos pero mandando los principios al carajo; así sea vendiéndole el alma al diablo si es preciso. Por ese atajo se lanzan los tránsfugas; simplemente, es pragmatismo puro y sí realmente se tiene éxito, sucede que los objetivos están des-configurados, ya no son los mismos. Mas que el sueño de redención colectiva, se convierten en la satisfacción personal de sus miserias humanas; el enfermizo afán de reconocimiento, de poder como trofeo personal. El discurso es simplemente la verborrea demagógica que poco a poco pierde encanto.

"Izquierda trasnochada". Es la burda expresión de quien no tiene argumentos para justificar su claudicación. Como todo pragmático, hace de las ideas una mercancía; que toma y deja a conveniencia. Sí las consignas de transformación le son útiles para embelesar a una militancia noble pero ingenua, no escatimara cinismo para utilizarlas, como aquella dirigencia adeca que siguió cantándole a su militancias:

" Adelante ¡A luchar milicianos!

a la voz de la revolución.

Libre y nuestra la patria en las manos

de su pueblo, por fuerza y razón"

Y otras bellas palabras como; "democracia", "participación popular", "poder del pueblo", "soberano". Simples edulcorantes para que lo incautos se traguen sus mentiras. Cuando eso sucede; aun con todo el éxito personal que puedan tener, siempre vomitaran un rencor visceral, no contra los que fueron sus antiguos enemigos sino contra sus viejos camaradas, que aun con todas las adversidades están de pie, sin arrodillarse, sin claudicar, manteniendo la firmeza que ellos no pudieron mantener. Es el odio a su pasado, tal vez a lo único digno que pudieron tener . Es el resentimiento pasando factura.

Como muy bien lo dice estas lineas de hace 68 años, a la que siempre hago mención:

"Se avergüenzan en su fuero interno de lo único noble que tuvieron en su vida, los años de desinterés, generosidad y desprendimiento; es la pendiente de lo que hicieron y hacen lo contrario de lo que predican; miran a partir de ese instante su propia juventud como ingenuidad, locura, inexperiencia y sueño, sin reparar que en realidad comienza la impotencia, la frustración, el engaño y el sometimiento, la marcha atrás miserable y ridícula, el espectáculo triste del hombre desandando el camino recorrido para no volver a comenzarlo jamás." Fidel;Diciembre 1953 Presidio Modelo, Isla de Pino.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1179 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter