Indulto a la conciencia

"Fiesta" es el nombre de un buen tema, interpretado por el extraordinario cantautor, compositor, actor, escritor, poeta y músico español. Joan Manuel Serrat. Volviendo a oír sus versos, creo se ajustan a la política que se hace hoy en Venezuela, habrá que dedicarlo a quienes se atreven a tanto y a quienes lo justifican, estamos viendo la historia repetirse ante nuestros ojos, y esta vez; no habrá versiones lo suficientemente convincentes para ser contadas y creídas sin el debido cuestionamiento, eso lo debemos a la existencia de medios de comunicación, capaces de transmitir hasta los confines y en segundos, los hechos y las interpretaciones, que siempre logran escapar a los controles que imponen los interesados en censurar la expresión, cuando esta contradice la versión ajustada a lo que solicita el sector dominante.

No vamos a caer en la trampa de seguir discutiendo lo que marca la agenda política oficial, dejaremos pasar (sin obviar), los indultos, los acuerdos y la claudicación de algunos, incapaces de avanzar en medio de las dificultades a estadios superiores de soberanía. Consideramos mucho más importante, analizar el papel que van a jugar sectores que han sido devaluados en sus luchas, que han sido vilipendiados y perseguidos por sus ideas, esos sectores que en medio de la crisis de representatividad que sufre la política partidista, son encarcelados por atreverse a cuestionar las graves desviaciones de un proyecto político que tiene entre su fines la creación de una nueva sociedad, relaciones de nuevo tipo y la lucha contra la explotación, el latifundio, los monopolios y el asalto a los recursos del estado.

Obreros, Estudiantes, Juventud, Mujeres, Educadores, Campesinos, Transportistas, Pescadores, Deportistas, es decir; todos los sectores de la vida nacional, con toda seguridad tienen algo que decir acerca de la realidad que viven, no en la versión de organizaciones subordinadas al gobierno o al partido; sino como referencia histórica de organización y lucha, sus reivindicaciones, sus liderazgos y sus proyectos; deben reaparecer para contrarrestar la ineficiencia derivada de asignaciones políticas y control de presupuestos. Otros sectores, también estarán a la espera de mejores condiciones para retomar la senda y recomponer el tejido social y político, la dinámica establecida; será superada por los niveles de conciencia alcanzados por el pueblo, no habrá mecanismo de cooptación capaz de sostener la estafa de una revolución tutelada por intereses ajenos a la voluntad general, divorciada de toda ética, y métodos que sintetizan la articulación con el modelo dominante, así, los acuerdos buscan salvar a unos cuantos, que siempre son minorías, y como lo dice Joan Manuel Serrat:

"Hoy el noble y el villano,

el prohombre y el gusano

bailan y se dan la mano

sin importarles la facha"

El revuelo que causa las decisiones políticas, no puede seguir encubriendo una realidad, en la cual la paz es producto de la benevolencia o magnanimidad de algunos y la promesa de "portarse bien" de otros, la dimensión en la cual se hacen los análisis, pretende un razonamiento superficial, aspira que los temas importantes se comadreen, que no podamos mirar más allá de lo que la polarización advierte, entonces en ese terreno, "estás conmigo o contra mí", siendo alternativas, llevar la contraria, o militar en la sala de rehabilitación que son los partidos políticos, carentes de fundamento ideológico y sumergidos en terribles crisis de enajenación social.

Algunos temas, de los cuales parece estar prohibido hablar, tienen que ver con lo que la gente común sufre a diario y que entendemos caldo de cultivo para los planes electorales en situaciones normales. Los servicios públicos, por ejemplo; ofrece un cuadro excelente para que cualquier liderazgo político, se dedique a extraer de esas realidades, los insumos necesarios para legislar a favor de las mayorías, seguir ofreciendo resolver los problemas del país desde esa instancia es la oferta engañosa más repetida de la historia, pues; no es para eso ese espacio de poder, aunque pueda contribuir en mucho para lograrlo, solo que para eso, necesitamos rescatar la imagen de uno de los poderes fundaméntales para la vida nacional, porque puede convertirse en el fiel de la balanza.

Los temas ambientales y la explotación de recursos naturales, el ejercicio de funciones públicas, la administración de los recursos del estado, las responsabilidades y su encausamiento, la fortaleza ética y moral necesarias para ocupar cargos de elección, los enroques, el nepotismo, la nueva diplomacia, en fin; toda una serie de aspectos que tienen que ver directamente con la consolidación de un estado verdaderamente soberano, en el cual la figura del caudillo deje de ser preponderante y se establezcan condiciones mínimas para el ejercicio pleno de derechos colectivos, salir de la "política salvaje", actualizar nuestros conceptos democráticos y construir teorías adaptadas a nuestra naturaleza, a nuestra historia, a nuestra cultura.

El 6D parece desde acá (1S), una trampa caza bobos, eso por la desconfianza que han construido los factores empeñados en controlar el estado y en ascender a clases superiores, para nosotros los del común, no se proyecta más que otro evento electoral, en el cual; no son importantes los candidatos y las propuestas, sino los dos bloques en pugna, liderados por los promotores de las crisis, que son capaces de ponerse de acuerdo para repartir cuotas, pero son discapacitados para trabajar por objetivos superiores como patria y soberanía. Allí los tenemos, nuevamente, interesados en la cosa pública, en las mieles del poder, sin propuestas para resolver problemas, que si bien, algunos son consecuencia de acciones extranjeras, otros muchos, son producto de la inoperancia y la ineptitud en el ejercicio de los cargos para los cuales fueron electos, una ley debería comprometer penalmente a quienes no rindan cuentas a sus electores en asamblea de ciudadanos. Eso también es trabajo legislativo,

Nos empeñamos en crear un marco de consulta permanente, nos resteamos con la propuesta democrática participativa y protagónica porque no somos invitados de una fiesta donde nos imponen que llevar o que y como hacer; Somos constructores de un proyecto humanista donde los valores de solidaridad, cooperación, amor, son un principio y se convierten en herramienta de lucha junto a la experiencia; Somos la voz que retumba en el mundo entero por igualdad, fraternidad, justicia, libertad, hermandad, socialismo, somos sujetos sociales, que se forman al fragor de la lucha, que vamos comprendiendo nuestro entorno para transformarlo, recomponiendo el tejido social con miras al objetivo central razonado: Refundación de la República Bolivariana de Venezuela.

Entendiendo la Revolución en el otro, te invito a ti que me lees, a pensar, a reflexionar, a razonar el rol histórico que tenemos en este momento, alcemos nuestra voz y echemos la palabra para abrir las grandes alamedas donde pasen libres nuestros hijos e hijas en esta nuestra Patria Venezuela.!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 517 veces.



Henry Franco

Comunicador popular. Miembro del Colectivo Radiofónico de Petare y de la emisora Al son del 23 en Caracas

 ccdresistencia9960@gmail.com

Visite el perfil de Henry Franco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: