¿Es Bolsonaro neofascista?

Para responder a esta pregunta si el ex-militar Presidente de Brasil Jair Bolsonaro es neofascista habría que explicar primero qué es fascismo. Parafraseando al científico social Robert O. Paxton fascismo es una preocupación obsesiva por defender la nación de la humillación para mantener la unidad y pureza racial de sus habitantes nacionales. Donde se considera que los responsables de los grandes problemas son resultado de un grupo étnico y por esto hay que eliminar a sus miembros por todos los medios. En la Alemania nazi de Hitler el chivo expiatorio eran principalmente los judíos, pero no sólo estos, también los gitanos, comunistas, árabes y homosexuales. Donde fueron asesinados 6 millones en las cámaras de gas. Fue un gobierrno de extrema derecha totalitario que atacó e invadió militarmente naciones europeas.

A diferencia de la Alemania nazi, en Brasil las principales víctimas del nuevo fascismo (neofascismo) no son los judíos, sino los negros, los indígenas, los movimientos populares, el Partido de los Trabajadores, los campesinos, las mujeres, los profesores progresistas, la comunidad LGBTI y la Amazonia brasileña. Hitler no destruyó la naturaleza, en cambio todos sabemos de la quema el año pasado de más de 3000 kilómetros cuadrados de la Amazonia brasileña que fue responsabilidad del gobierno de Bolsonaro y los hacendados, un ecocidio condenado por la todas las organizaciones ecológicas nacionales e internacionales. Bolsonaro niega el cambio climático. También el necropolítico ha sido criticado por la Organización Mundial de la Salud por su desastroso manejo del COVID-19. El mandatario calificó el coronavirus de una "gripecita".

Bajo Hitler las grandes empresas nacionales y extrajeras financiaron la llegada al poder del nazismo. En el caso brasileño, en la pasada campaña presidencial, entre 2014 y 2017, de acuerdo a la destacada periodista Andrea Dip en sus investigaciones encontró que especialmente grandes sectores neopentecostales y evangélicos fundamentalistas donaron miles de millones de Reales a su campaña. El propósito era impulsar sus agendas ultraconservadoras moralistas derechistas. En la actualidad también hay grupos Carismáticos Católicos apoyando el gobierno.

Hay profesoras y profesores críticos de la política brasileña que han sido censuradas sus presentaciones públicas de libros, charlas, conferencias y trabajos. El pasado verano estuvimos visitando a nuestra hija Patricia en Sao Paulo y fuimos al Museu da Imigracao o Museo de Inmigración cuando comenzamos a comentar sobre el país nos dijo que hablemos en voz baja. Bolsonaro ha criminalizado a sus opositores llamándoles de "terroristas" y "comunistas". Aunque hasta ahora no hay una oficialmente una ley de censura, en la práctica, los bolsonaristas radicales se muestran emocionalmente agresivos. En días recientes sus seguidores exigieron a Bolsonaro que diera un golpe de Estado al Congreso y la Corte Suprema de Justicia después que estos anunciaron una investigación por presunta corrupción de la familia de Bolsonaro.

En el neofascismo brasileño las negras y negros son una de las mayores víctimas del racismo institucional. La policía está cada vez está mas militarizada matando indiscriminadamente a los ciudadanos, la mayoría negros y negras pobres. Recientemente llamó la atención internacional los disparos desde helicópteros de la policía hacia las favelas pobres de Río de Janeiro. El 18 de mayo antes del asesinato de Floyd en EE.UU, tres policías que supuestamente perseguían a unos sospechosos, irrumpieron en una casa de la favela Salgueiro en Río de Janeiro donde seis primos negros desarmados jugaban juntos. Los oficiales les abrieron fuego hiriendo gravemente a Joao Pedro Matos Pinto, de 14 años. Fue llevado en un helicóptero y no le informaron a su familia, 17 horas después sus parientes encontraron su cuerpo en el centro forense.

En síntesis, Bolsonaro como su fuerte aliado Trump es de extrema derecha, represivo, misógino, racista, homofóbico, autoritario, anti-científico, fundamentalista religioso, en una palabra: neofascista.

Referencia

Dip, A. (2018). Em nome de quem?. Editorial: Civilizacao Brasileira. Rio de Janeiro.

Gross, B. (2017). Friendly fascism. Editorial: Black Rose Books. Canada.

Libardi, M. (2020, Junio). El racismo también mata en Brasil. Portal: NUSO.

Paxto, O. R. (2004). Anatomía del fascismo. Editorial: Península. Canada.

Pauwells, R. J. (2017). Big business and Hitler. Editorial: James Lorimer. Toronto.

Torres, C. R. (2020, Febrero). ¿Es Trump neofascista?. Portal: Radio Sin Censura.

 

pitirre_2000@hotmail.com

Viel, R. (2019, Agosto). El bolsonarismo es el neofascismo adaptado al Brasil del siglo XXI. [Entrevista a Manuel Loff]. Portal: Rebelión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 648 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas