El pequeño Covid-19. Desnuda al Sistema Capitalista…

La lucha ha sido milenaria, iniciada desde que comenzó la apropiación de los medios de producción por una clase que esclavizó a otros, para convertirnos como instrumentos de esclavitud, siervos, obreros asalariados, para que unos pocos disfruten de privilegios, ganancias, intereses, placeres…, creando sociedades de consumo, de lo superfluo, lo vano, lo artificial, y dejando a las grandes mayorías sin lo básico-elemental para la vida; alimento, techo, abrigo, salud y educación, además impuso falsos valores y principios éticos, como la individualidad, el egoísmo, la ignorancia, el servilismo y la enajenación, estos son apuntalados por sus propios instrumentos de dominación; una educación académica formal, distante de la realidad concreta del ser humano y de la sociedad y unos medios corporativos mediáticos, que dicen llamarse , sí, libre para manipular-engañar-desvirtuar-falsear, pero sobre todo para seguir enajenando y hacer ver al amo-explotador-saqueador, como el señorío que se sacrifica por construir una mejor sociedad…

No fue un Virus fue un Hombre de carne y hueso el primero…

El primero que desnudó a este macabro sistema capitalista lo satanizaron, lo expulsaban de los países a donde llegaba, le restringían entrada a su propia patria, le perseguían, pues sus ideas, sus pensamientos, sus aportes teóricos y científicos eran satanizados, pues desnudaba el orden de explotación – saqueo y sumisión, que mantiene al hombre en esclavitud, a una sociedad enajenada y a unos estados como instrumentos para conservar y perpetuar sus intereses. Carlos Marx. El fantasma recorrió al mundo, algunos lo niegan, otros lo desnaturalizan, y los amos, le siguen persiguiendo, pues él reencarna la lucha y transformación de nuestras realidades…

COVID-19. El más pequeño, desnudó al Sistema Capitalista Dominante

El Coronavirus, que recorre al mundo, no lo detiene los grandes dispositivos para inmigrantes, ni los grandes muros impuestos por la ignominia, todos estos mecanismos construidos para que los pobres del mundo no lleguen a los paraísos del , ya que en sus países de origen tienen a la expoliación y la explotación asegurada por los amos del mundo, pero este es tan atrevido que no respeta lugares e incluso Bases Militares, llegando a inmensos barcos- portaaviones, que están disponibles para acabar con pueblos y sueños…

Sí, este Coronavirus, es infalible, infecta a reyes y súbditos, a ricos y pobres, a mandatarios, cancilleres, ministros y ciudadanos, pero sobre todo a los más pobres, a los que el sistema capitalista dominante arroja por millones a las calles, porque no tienen techo ni alimentos, y a los que la calle es su sitio de trabajo a diario, pues de no hacerlo no podrán llevar alimentos a sus hogares.

El COVID-19. A desnudado a los SISTEMAS de SALUD, de los llamados primeros mundos, países desarrollados –la civilización pues, estos cuentan con sistemas de salud en su mayoría privados – tercerizados, pues la SALUD es una mercancía y de las más caras, el ESTADO no tiene competencias ni políticas universales de protección – accesibilidad-prevención y mucho menos de participación, el individuo, el paciente, el enfermo, debe resolver y sobre todo pagar.

Lo que estamos viviendo, no sólo nos debe llamar a la reflexión, nos debe llamar al cuestionamiento del sistema capitalista dominante, que antepone lo comercial – lo económico – la ganancia, en síntesis, al –dios dinero- en el centro, en la lógica de su hacer y ser.

Debemos reconocer las políticas, las acciones, las estrategias en todos los órdenes que la realidad y complejidad exige, el Estado Venezolano la ha ejercido, dirigido por nuestro presidente Nicolás Maduro, a favor y protección de nuestro PUEBLO, que ha sido en los últimos cinco años el centro de ataque del imperio más genocida, ruin y belicoso que ha existido en los últimos dos siglos.

El modelo y la política creada y desarrollada por nuestro comandante Hugo Chávez, un mundo multipolar – multicentrico, con mecanismos de integración en base a la solidaridad – reciprocidad –complementariedad (Cuba –China –Rusia), ha sido y seguirá siendo el escudo moral-ético y solidario que nos enrumbe a crear un mundo más solidario y humano. El Estado Comunal Socialista. A este le corresponde crear el Sistema Único de Salud Pública Integral Comunal, de él hablaremos en la próxima entrega.

Por Ahora sigamos en cuarentena, la lucha y la victoria son de los pueblos que han asumido ser libres…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 602 veces.



Néstor Hugo Angulo Araque


Visite el perfil de Néstor Hugo Angulo Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Néstor Hugo Angulo Araque

Néstor Hugo Angulo Araque

Más artículos de este autor


Notas relacionadas