Venezuela; llamada a ser convertida en la capital espiritual del planeta

"Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá" Sagradas Escrituras

El covid-19 ha generado como nunca, ni siquiera en las pestes históricas que ha tenido la humanidad, un encuentro de oración colectiva en el mundo, gracias a los medios de comunicación de hoy, a las redes sociales, que en medio de esta tormenta, con los intereses de cada uno en particular, en medio de esta pandemia, de este realidad que vive la humanidad, por las causas que sea, creadas o no, y obligadas por el temor, miedo o pánico, es cuando el Ser humano, acude y viaja a su mundo interior para su encuentro con algo sagrado que tiene dentro de su humanidad, donde se encuentra y proviene su paz, porque todos somos creyentes –hasta los ateos, aunque usted mortal cualquiera, no lo crea- porque así lo ofrece y nos lo demuestra nuestro yo interior, para aceptar que mas allá de cualquier religión, creencia, doctrina, disciplina, ciencia… existe algo que nos conecta indefectiblemente con todo lo que existe en forma tangible e intangible, físico material o lo etéreo o impalpable de lo inmaterial. Aquí en este momento de nuestro mundo, nos hemos "puesto" de acuerdo más de 7 mil millones de de Seres que habitan esta "querida, única y contaminada nave espacial".

Este jueves Santo, pude ver por uno de los canales públicos, por razones obvias, la Santa Misa de la eucaristía de la Ultima Cena de Nuestro Señor Jesucristo. Misa de la eucaristía –hostia, comunión, sacramento para el altísimo, Santísimo Señor de todos los tiempos- realizada en el templo de San Francisco en la ciudad de Caracas capital de Venezuela, ofrecida por el Padre Numa Molina, representante de la iglesia católica en este santuario, misa que por demás, estuvo llena de profundas reflexiones no solo para la feligresía católica presente, también para toda la humanidad de creyentes, porque dicha eucaristía estaba siendo transmitida para diversos lugares del mundo y donde el Padre Numa Molina informaba que creyentes de varias naciones del planeta solicitan constantemente, siempre información de los días y horas que serian transmitidas las misas que allí se vienen dando, y esto es muy, muy importante, porque Venezuela viene siendo seguida por muchas naciones del mundo, por lo que aquí viene aconteciendo para cualquier creencia o intenciones de grupos o sectores que de alguna manera, se interesan por nuestra Gran Nación, por esta, Nuestra Bendita Tierra de Gracia.

El Padre Numa dio en dicha eucaristía, una de las reflexiones más profundas que sacerdote o pastor alguno haya dado cuando dijo; "Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, deberíamos convertirla en la primera del mundo en lo espiritual". Palabras más, palabras menos. Pero en esencia, esta frase debe marcar algo trascendental; valioso, notable, significativo, porque trasciende las fronteras de las religiones, idiomas, ideologías, de las culturas diversas que existen en el mundo, sin distingo alguno. Esto debe llegar a lo que gran parte de la humanidad pueda entender y aceptar de que somos una sola raza conectada con cada uno de los intereses que tenemos, que en momentos como estos, solo la ORACIÓN, nos conecta axiomática e indefectiblemente para un mismo bien común, colectivo de la humanidad, porque independientemente de todas nuestra creencias, Dios, Jehová, Jahvé, o como hemos conocido llamarlo, es… El Supremo, y si oramos a nuestra imagen y semejanza, es porque creemos en Él.

Aquí es significativo señalar de cómo el modelaje es importante que se vea, que se practique, para que sirva de ejemplo, para que trascienda en una verdadera enseñanza para quienes ven que la ley entra por casa, por sus líderes, para seguirlo como buen ejemplo en tiempos tan extraordinarios que está viviendo la humanidad, es decir, según las creencias religiosas, con esta pandemia, no estamos en tiempos ordinarios, normales, son extra-ordinarios, y para estos tiempos se necesitan acciones y repuestas extra-ordinarias, y esta solicitud que ha hecho el Padre Numa Molina ante el mundo creyente cristiano, es extra-ordinario.

Por otro lado, ver en esa misa, en primera fila, al presidente Nicolás Maduro junto a su señora esposa en esta eucaristía, trascendió todo principio y valor que tiene un momento extra-ordinario como el que está viviendo Venezuela, y donde él como el representante legitimo por ley y mandato del pueblo soberano de Venezuela y que por ley Sagrada, Divina, solo el altísimo Señor, tiene la potestad de quitar y acabar Reyes y Tronos, y después, el soberano, de acuerdo a sus leyes y constituciones. El presidente Maduro ha sido aplaudido en diversos lugares del mundo por esta actitud de maduro apoyo a maduro o espiritual Desde diversos rincones aplauden al presidente Maduro por su actitud y apoyo a lo espiritual, y el presidente Maduro se ha montado en su creencia, en solicitar a través de los medios de comunicación públicos, "Oraciones cada día" que transcurre en Venezuela, en diversas y variadas religiones como la "Evangélica, Cristiana, Católica, Judía", sin miramientos en sus doctrinas, porque los afectos y atenciones que él tiene, están en que todas miran para arriba en busca de un mismo Dios Divino y Sagrado, que no tiene distingo de credos, razas ni culturas divisorias. El presidente Maduro es un creyente como muy pocos presidentes en el mundo entero, que asiste a las iglesias o capillas como ejemplo de líder, de pueblo, a su imagen y semejanza y como dijera Nuestro Señor Jesucristo hace 2 mil años "Que lance la primera piedra quien esté libre de pecado". El presidente Maduro ha solicitado desde hace algún tiempo, la Paz para la espiritualidad que Venezuela ha venido elevando para tod@s los que hacemos vida aquí, en esta nación de creyentes fehacientes en el eterno Señor de todos los tiempos, el que ha protegido prodigiosamente de esta pandemia, que lo cubre constantemente con su manto de ataques de cualquier "naturaleza", para hacerla sucumbir en lo espiritual, para hacerla doblegar en su alma , pero Dios sabe, la verdadera espiritualidad que hay en el corazón de su pueblo creyente, el su corazón rojo del cáliz que fue derramado por los escribas y fariseos que en una semana, en unos días como estos, tenía que crucificar a uno y no a los miles del pueblo como lo pidieron a Pilatos.

Venezuela se viste de magenta, de morado, de purpura, para este petitorio sagrado, que ha hecho el Padre Numa Molina a la nación, a su pueblo, de convertir a Venezuela, en la primera, en la capital mundial, en la nación espiritual del planeta por el covid-19.

Nuestro legado… también es sagrado



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1038 veces.



Iván Méndez

Ingeniero. Articulista, productor/locutor y conductor radiofónico. Escritor

 ivanmendez2103@gmail.com

Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: