Saltos de Talanquera

En el mundo de la política las alianzas van y vienen, de eso se trata el juego de tronos. La política venezolana por supuesto no funciona de manera distinta. Es en ese terreno donde me gustaría destacar cierta particularidad que seguramente no es exclusiva de Venezuela pero si puede darnos algunas luces acerca del mundo oculto, ese que no es mediático, detrás del poder.

Desde siempre han existido los "saltos de talanquera", cambiar de bando político por distintas razones, pero la particularidad que mencioné anteriormente se basa en que, en Venezuela, el mayor porcentaje de saltos de talanquera son desde el Gobierno (chavismo, madurismo, comunismo, régimen o como usted lo llame) hacia su contraparte. En la era de Chávez fueron Luis Miquilena, Arias Cárdenas, Ismael García, Acosta Carles, Henri Falcón, Raúl Baduel, Wiliam Ojeda, Vladimir Villegas entre otros. En la era de Maduro: Miguel Rodríguez, El Pollo Carvajal, Cliver Alcalá, Jorge Giordani, Rodrigo Cabezas, Gustavo Márquez, Héctor Navarro, Andrés Izarra, Rafael Ramírez, Isaías Rodríguez, Luisa Ortega entre (muchos) otros. Mientras que los que han saltado desde la oposición han sido Ricardo Sánchez, Hernán Nuñez, nulos ambos (en materia de peso político) y algunos otros que lo que hicieron fue devolverse: Wiliam Ojeda, Arias Cárdenas, Hermann Escarrá, etc. Seguramente usted recuerda más nombres que yo, pero en total, el número de "saltatalanqueras" rojos siempre es mucho mayor. ¿Qué conclusión se pudiese sacar de este hecho? En primer lugar, sería mezquino y hasta ingenuo pensar que todos, el 100% de saltatalanqueras rojos son tarifados, apátridas, corruptos, traidores, etc. En todo caso, asumiendo que así sea, pudiésemos afirmar objetivamente que el gobierno siempre ha estado lleno de tarifados, apátridas, corruptos, traidores, etc. Además, aquí hemos estado nombrando solamente cuadros políticos. Hay muchísimas personas ajenas a la cúpula política (pueblo) que han migrado, en el mejor de los casos, a filas disidentes. Difícilmente usted (o el gobierno) podrá catalogar a Doña Magaly de Antímano como tarifada y cachorra del imperio, y en el pueblo sucede la misma tendencia estadística que en las esferas políticas, el grueso de las deserciones por saltos de talanquera los está sufriendo el chavismo. En mi opinión hay un fenómeno más fuerte que está restándole seguidores a ambos bandos sin que necesariamente se adhieran al bando contrario, pero eso lo analizaremos en otra ocasión. Lo cierto es que por más que lo quieran ocultar algo oscuro debe estar pasando entre las filas del chavismo que están aumentando el número de deserciones políticas. Peor aún es que justo en el segundo inmediato después de producirse el salto de talanquera, comienzan a surgir como de la nada, investigaciones, pruebas, juicios y hasta cárcel o en el mejor de los casos (para ellos) elaboradas ollas difamatorias. No es mi intención defender a ningunos de los mencionados anteriormente (tampoco incriminarlos) solo me llama la atención que gente otrora valiosísima, consagrados líderes, con cargos de muy alta confianza, incluso vicepresidentes, hoy sean "cobardes, corruptos, traidores, mentirosos, etc" o siempre lo fueron o nunca lo fueron, y en cualquiera de los dos casos el gobierno queda mal parado porque ¿con que moral le va a pedir a su militancia que crea ciegamente en un Diosdado, por ejemplo, en un Tareck, en un Jorge Rodriguez, etc. Si anteriormente pidieron el mismo tipo de lealtad hacia los que ahora ellos mismos llaman "enemigos de la patria"?

No faltará quien justifique el hecho con el argumento de que la Revolución solo se está "depurando", pues bien, en ese orden de ideas, se entiende que al "depurarse" debería estar funcionando todo cada vez mejor, el partido, la burocracia, la praxis gubernamental. Se supone que con 20 años de depuración la maquinaria debería estar mejor aceitada que nunca. ¿Le parece que es así? Dejando a un lado el debate económico, las sanciones etc. ¿Le parece que el gobierno funciona mejor después de la "depuración"? ¿El PSUV funciona mejor? ¿Tenemos mejores condiciones políticas de las que nos dejó Chávez? La verdad tarde o temprano siempre vencerá, contra toda propaganda, contra todo blackout, contra todo intento de esconderla, la verdad es una, y no puede ser ocultada por nada ni por nadie, es absoluta y plena, como la luna llena.

 

joelpizzano@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1043 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a279307.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO