Nicolás Maduro “El Responsable”

Es claro que la situación crítica que venimos confrontando es producto de la criminal política desatada contra el país por Bush, Obama y ahora el hotelero Trump. El pueblo sufre a diario la arremetida imperial, que cuenta con sus aliados capitalistas que no tienen miramiento alguno por el ser humano, en especial la de un gobierno tan criminal como el de Israel sobre el pueblo de Palestina.

Estados Unidos, ha implementado una política para destruir nuestro país. Comenzó con el gobierno de Bush y su pretendido golpe contra Chávez que no les funcionó; luego la postura asumida por Obama, cuando declara a Venezuela "como una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de los Estados Unidos"; su nefasta política exterior fue un desastre y le dejó el encargo al nuevo farsante, el celestino Trump, quien asume el decreto y con su plana mayor, sujetos desquiciados y asesinos, buscan por todos los medios destruir a Venezuela, manteniendo la última carta sobre la mesa: la invasión.

El diseño de la política imperial con sus aliados del grupejo de Lima y unos países de la Unión Europea, es conocida: propagar por todo el mundo, contando con medios de comunicación de todo tipo, que Venezuela es una dictadura, un país narcotraficante, violador de los derechos humanos, con gente sacando comida de los basureros, otros matándose entre ellos, hablan de un país destruido, de un Estado fallido y otras cosas más tenebrosas.

Sin embargo, los Estados Unidos es un país donde gobierna un sujeto que sacó menos votos que su oponente, la tal Hilary Clinton, "hay más de 40 millones de personas que viven en pobreza, 19 millones viven en extrema pobreza y más de 5 millones viven en condiciones de pobreza absoluta", cifras dadas por Philip Alston relator especial de la Organización de las Naciones Unidas. Quien agrega que este país, Estados Unidos: "es la sociedad más desigual en el mundo desarrollado". Hay una violación permanente de derechos humanos, pero los Organismos Internacionales, al igual que con Israel, que viola los derechos humanos de Palestina, las acusaciones no son recibidas o no le prestan atención.

Son varios los analistas y militares gringos, que le han recomendado a Trump cambiar de política hacia Venezuela. Tal como lo argumenta el coronel Larry Wilkerson quien señaló "que una invasión de tropas a Venezuela tendría un efecto terrible para su país…Es así de simple. Así que invadir a Venezuela, bajo cualquier pretexto, sería terrible… la actual directora de la CIA, Gina Haspel y la propia agencia son incompetentes por la forma en que asesoran a Trump". En su crítica cuestionó a John Bolton, Elliot Abrams y a los senadores Rick Scott y Narco Rubio.

Otros le han hecho ver al Trump que la política hacia Venezuela es errada, que no le traerá beneficios de ningún tipo y que lo más conveniente es reconocer a Nicolás Maduro como Presidente, tal como lo hace Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, ya que este fue elegido legalmente en las elecciones celebradas el 20 de mayo de 2018.

En el mundo diplomático se preguntan cómo algunos países, quizás 50 que no son mayoría en nada, si tomamos como referencia que la Organizaciones de Naciones Unidas tiene 198 países, reconocen a un sujeto que se autoproclama como Presidente, conocido por bajarse los pantalones y mostrar sus nalgas. No hay normas, no hay fundamento legal, para que le llamen Presidente; es un absurdo jurídico, una violación a leyes nacionales e internacionales tal reconocimiento.

Es importante que se insista, el diputado Guaidó fue elegido por las normas que establece el Consejo Nacional Electoral, el mismo organismo que eligió al presidente Maduro. Lo grave del asunto es que la Asamblea Nacional se encuentra en desacato desde que el abogado diputado Ramos Allup realizó su alharaca para destituir al Presidente de la Republica, violando el artículo 136 constitucional. En esa línea continuaron el abogado Julio Borges y el otro abogado Barboza. Quienes no acatan lo dispuesto en el artículo 335 de la CRBV. Error que mantiene el diputado Juan Guaidó con el agravante que, desconociendo el texto constitucional y profundamente mal asesorado, viola el artículo 148 ya que "nadie podrá desempeñar a la vez mas de un destino publico remunerado..."; además, pretende hacer alarde del artículo 233 constitucional el cual no dice nada para la cuerda de estupideces que viene cometiendo. Llegando al extremo de invocar el articulo 187 numeral 11 que dice "Autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país" argumenta el cabeza de chorlito, que misiones militares de países aliados Estados Unidos, Colombia, Brasil y Chile pueden invadir al país, e invitan a Israel para que se sume a una invasión. Esto lo repite el rey de la papa frita, el golpista Leopoldo López y su tenaz enemiga la loquita de María Machado, así como otros vende patria.

Lo triste de este comentario es que algunos venezolanos en su ceguera, atrofiados en su odio, no analizan y terminan apoyando posturas tan absurdas como las del estafador Guaidó. El mundo razonable tiene que abrir los ojos y atacar esta postura, como lo hacen con dignidad los defensores de la Embajada de Venezuela en Washington. Donde existe una flagrante violación al Derecho Internacional, por parte de Trump.

El presidente Maduro también debe reflexionar, entender que debe cumplir con lo que promete. Señaló que cambiaría todo su tren ministerial, hasta el momento todos siguen allí. Debe cambiarlos y solo dejar al Ministro de Defensa ya que hay compromisos militares que así lo exigen. Debe en su lucha exigirle a toda su plana mayor que contribuyan, con todos los recursos económicos que tienen, a terminar la línea ferroviaria que una a toda Venezuela; con esto funcionado acabaríamos con la mafia del transporte aéreo y terrestre, este es un compromiso con el Comandante Chávez y no se ha hecho nada al respecto. Así mismo, debe darle respuesta al tráfico de la gasolina en Táchira. Es una emergencia, es de importancia vital arreglar este problema y será una forma de demostrar el poder que se tiene.

Claro está, debemos destacar que el presidente Maduro, quien ha sido atacado desde su primer triunfo, siendo afectada su gestión por la baja de petróleo de 100 a 20 dólares el barril; los ataques de la directiva de PDVSA para afectar su producción, las guarimbas criminales de terroristas como López, Ledezma, Borges, Guevara y toda esa camada de asesinos, que han generado crisis y destrucción, perdidas económicas y de vidas humanas, y con todo ese ataque el Presidente se mantiene firme.

Es evidente que el cerco económico nos ha afectado a todos, nunca un país ha sufrido los embates del capitalismo de la forma tan vulgar como lo hace Estados Unidos contra Venezuela: Inglaterra nos roba el oro, EuroClear se roba 1.700.000 dólares, Portugal le congeló al país millones de euros, USA le congela al país millones de dólares de PDVSA, y en alianza con Guaidó y López se roban Citgo, filial de PDVSA, además nos cerca y todo país que haga negociaciones con Venezuela es sancionado y se le congelan las cuentas internacionales. No podemos comprar medicinas, ni repuestos para el transporte terrestre.

Son muchos más los daños que se le ocasionan a Venezuela, todo bajo la consigna de que luchan por la democracia y por la libertad, que nos ofrecen Estados Unidos, Israel, el cartel de Lima y unos países de la Unión Europea. Los que ayer asesinaron a América y luego continuaron con África y Asia.

Tomando en consideración estas desgracias el presidente Maduro hace magia y es por ello que señalamos: Nicolás Maduro es responsable, de seguir la construcción de viviendas, de aumentar el salario cada vez que puede, mantener las Misiones Sociales, dar bonos para paliar los aumentos de productos, continuar con la entrega de cajas Claps, continuar la política de jubilaciones. Ahora, mantiene la lucha por la creación de las Comunas, para darle poder al pueblo y clama por la implementación de las leyes del Poder Popular.

Contra esta política el imperio y sus aliados nefastos no han podido ni podrán atacar, pero seguiremos ojo avizor ante las patrañas criminales de sus aliados en América Latina y sus serviles aquí en la patria de Bolívar. Si el imperio ataca Venezuela se convertirá en el segundo Vietnam y Trump lamentará no haber oído a mucha gente seria en su propio país.

Desde Venezuela, contando con aliados en todo el mundo, apoyados por fuerzas progresistas y revolucionarias, amparados en los poderes creadores del pueblo. ¡¡¡¡¡¡Seguiremos gritando y ante la agresión: ¡NO PASARAN!!!!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 614 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a278705.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO