¿Por qué no voy a misa?

Los que de veras buscan a Dios,

dentro de los santuarios se ahogan."

Proverbio Árabe.

Hablando con mi pequeña nieta, ella me pregunta ¿Bela por qué tú no vas a misa? Mi respuesta tuvo que ser muy simple …porque para hablar con Dios no necesito visitar ningún templo…, pero lo cierto es, que cada día una se decepciona de la conducta, sermones y actitud de los mal llamados representantes de Dios en la tierra, quienes en vez de administrar los sacramentos y ofrecer atención espiritual, se dedican todos los domingos a ideologizar políticamente a sus feligreses y colocarlos en contra del gobierno revolucionario, un gobierno legal y legítimo que se ha mantenido en el poder gracias a las 18 elecciones ganadas a través del voto secreto, universal y directo mayoritario de las 20 que se han realizado en el país, sin embargo, muchos de sacerdotes, párrocos, curas, curitas, padres, o como se les quiera decir, se empeñan en llamar y hacer ver a este gobierno democrático como una satánica DICTADURA alejando cada día de sus recintos a quienes buscan la palabra aliciente del creador y de su hijo Jesucristo.

Ahora bien, aunque en nuestro país existe absoluta libertad de cultos y todas las religiones pueden ser practicadas sin restricciones, la iglesia católica cristiana es la que predomina y ésta ha ejercido mucha influencia en los hogares venezolanos sobre todo en estos momentos de desestabilización en nuestra sociedad, siendo contradictoria con la encomiable labor practicada por Jesús quien pregonaba el amor, la solidaridad, la fe, pero sobre todo, la paz, por ello hay quienes se han atrevido a vaticinar que actualmente existe un proceso de descristianización en el país y ello ha sido gracias al desplome de la credibilidad de la iglesia católica, sumado a los escándalos de pedofilia y pederastias en las que se han visto involucrados algunos de sus jerarcas, y much@s venezolan@s como buenos creyentes de la fe, han tenido que buscar en otros espacios no de religión como carácter social, sino de religiosidad, disfrutar del regocijo que produce la paz no sólo interna sino social en otros cultos y sectas.

Actualmente en Venezuela existe una gran cantidad de organizaciones religiosas diseminadas por todo el país, en donde también se oyen discursos políticos disfrazados que buscan influir psicológicamente con el fin de que sus receptores sean fieles y obedientes, es decir, que para los templos, congregaciones, iglesias como sitio de reunión y enseñanza religiosa del pueblo, les es más atractivo y productivo convertirse en centros operarios para la conspiración y escenarios de diatribas políticas, aunque en ellos no se produzcan debates para la disertación sino para la manipulación, alejándose de su objetivo central como lo es elevar la espiritualidad colectiva en aras de construir relaciones fraternas y amorosas, constituyéndose maquinarias generadoras de discriminación y odios, en total desacato y desobediencia a la encíclica papal de Francisco.

Definitivamente, no en vano aquí aplica lo que un destacado filósofo dijo "…La religión es el opio de los pueblos"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 920 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a278085.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO