Organismos del Estado. Entre civiles y militares

Hoy en día, gracias a los diversos medios de comunicación que existen y que cada vez más amplían sus mecanismos de distribución o de alcance informativo, es fácil hacer llegar nuestra palabra a cualquier lector. Desde un conocido familiar, amigo, o allegado que esté a distancia, a cualquier desconocido representante político o con cierto poder que pudiera ser de utilidad social, se puede establecer comunicación y tener conocimiento o dar información de algún suceso en particular o tal vez, poner al tanto a algún interesado, sobre un acontecimiento de mayor envergadura.

Es por ello, que aprovecho esta vía para escribir a un importante número de lectores, esperando su ayuda en multiplicar y amplificar la información con la confianza de que se pueda detener la situación que en próximas líneas plantearé.

El mensaje va dirigido al Presidente Nicolás Maduro, como única persona que puede realizar cambios de dirigentes de los organismos gubernamentales y empresas nacionales.

Muchos Ministerios, Empresas y Organismos del estado están siendo dirigidos por militares. En lo particular, no tengo ningún tipo de objeción en que eso ocurra, sólo que, deben entender que al entrar al mundo civil para ejercer una determinada función, deben recordar que se dirigen a civiles, por tanto, la disciplina militar a la que están acostumbrados a tratar, no es aplicable a esos trabajadores y trabajadoras que los acompañarán a ejercer sus nuevas actividades.

Los que no somos militares, podemos sentir esa forma de "dirigir" como de abuso de poder, irrespeto o maltrato; y dependiendo del nivel de "mando" que se quiera ejercer, esto puede llevar a violaciones de derechos laborales. Además, estos compañeros militares deben entender que en la organización en las que ingresan, el Presidente los ha colocado para ayudar, mejorar, optimizar, producir, y poner cierto orden en donde se requiera, no para atropellar, maltratar, o acosar a los trabajadores y trabajadoras, ni tampoco para destruir el objetivo de la organización a la que llegan.

Hay que recordar que los trabajadores y trabajadoras son los que hacen el trabajo que luego muestran en los informes de gestión. Ahora bien, ese trabajo si es bien liderizado, bien dirigido, y correctamente gerenciado, dará con seguridad un excelente Informe de Gestión que podrá mostrar el dirigente de turno.

Cuando pasaron los eventos de sabotajes y fallas eléctricas, fueron los trabajadores y trabajadoras los que realizaron las actividades que permitieron levantar nuevamente - y en tiempo record – el servicio. Se puso al mando el mismo Presidente, escuchó y consideró las palabras de los trabajadores y trabajadoras, entendiendo que son personas importantes, conocedoras de sus áreas, que deben ser orientadas con respeto y prestándoles el máximo apoyo para que lo que se haga tenga una alta efectividad.

Ahora bien, es muy importante que los militares y civiles en cargos de dirección, entiendan que, a la organización ó institución a las que están ingresando, ya existen normas, lineamientos y forma de canalizar cada acción. Como es conocido en el mundo castrense, la organización y el respeto a las líneas jerárquicas son pilares de las orientaciones militares, por tanto, no se puede llegar a un ministerio o empresa del estado y colocar a cualquier persona en cualquier función menospreciando a la persona que ya está en ese cargo sin ningún tipo de comunicación previa; no se puede dar órdenes con maltrato verbal, o irrespeto; no se puede jubilar, despedir, cambiar, sin notificar a los afectados, y sin seguir los canales regulares y las normas de cada organización para realizar dichas acciones; debe darse la oportunidad a todos los trabajadores y trabajadoras de poder defenderse sobre algún hecho que le afecta; ¡hay que respetar a los trabajadores y trabajadoras!

La función de Recursos Humanos está siendo más que apetecida por aquellos que ingresan en cargos de dirección. Se coloca allí al mejor amigo o a aquel que hará lo que le indiquen sin considerar las normativas legales de la organización. Es lamentable que Directores de Recursos Humanos, sin leer siquiera los lineamientos básicos para sustitución, remoción o ingreso de personal, se metan en sus oficinas-búnker para no tener contacto con los trabajadores o trabajadoras y sólo escuchar y seguir las "órdenes" de los directores y gerentes de primera línea. Lo más importante de una organización son los trabajadores y trabajadoras, es su fuerza labor, son el motor que permite el funcionamiento de una institución. Lo mínimo que se demanda es que sean respetados.

Quiero reiterar que como en todos los casos, no puede generalizarse, en lo particular considero que hay militares y civiles que han realizado muy buen trabajo y por ello no deben ser todos catalogados de igual forma. ¡Malandros hay en el barrio, pero no todos los malandros son de barrios! ¡Corruptos hay militares y civiles, pero no todos los militares y civiles son corruptos! ¡Asesinos hay civiles y militares, pero no todos los civiles y militares son asesinos!.

De igual forma, hay civiles en altos cargos, que están más pendiente de su ropa nueva, de que no les pisen sus zapatos recién comprados en el ascensor del ministerio por el que están obligados a subir o bajar, y que se olvidan de términos revolucionarios como el de Ecosocialismo. Como diría alguien: ¡Tú me entiendes!

Para mayor pesar, luego que salen de muchos trabajadores y trabajadoras, éstos pueden pasar meses, y en ocasiones superar el año, para cobrar las liquidaciones correspondientes. Las argumentaciones en uno que otro ministerio es que, "no hay dinero para eso", en serio, con esas palabras, "para eso". Suponemos que como a ellos no les hace falta, se les olvida que los que trabajan o son empleados sí lo requieren y dependen de ese dinero para poder subsistir en su día-día. Ahora bien, ¿se imaginan la "ayuda" de esos montos en una economía con inflación inducida para el trabajador o trabajadora luego de meses de espera?.

Si se investigan los números, seguramente se podrá evidenciar que en los últimos años, se ha incrementado el número de despidos injustificados, jubilaciones forzadas, renuncias provocadas (no sé si esos son los términos jurídicos, pero populares sí), y una disminución de trabajadores y trabajadoras en la administración pública y empresas del estado.

Presidente, alerto por este medio, que hay un grueso número de trabajadores y trabajadoras en ministerios e instituciones del estado que están siendo muy afectados por las acciones de militares y civiles que las dirigen. En el momento que vivimos, de guerra económica, con la amenaza latente de una invasión militar por parte de la nación más guerrerista del mundo, con la provocación de una guerra civil, con el problema de transporte, de agua, entre otras dificultades que aquejan a los Venezolanos, que hayan dirigentes que no consideren a los trabajadores y trabajadoras, que no busquen mejorar su calidad de vida en cualquier sentido, acciones de ese tipo sólo pueden verse como de golpe de estado interno, y como ataque directo a la Revolución Bolivariana.

Presidente Nicolás Maduro, nuestra Revolución está siendo agredida fuertemente por propios y extraños, por factores internos y externos, muchos dirigentes buscan una implosión (como si ellos fueran a salvarse de una negada post-revolución), por eso, el pueblo, los trabajadores y las trabajadoras de la administración pública, esos que estamos ahí, cada vez que nos convocan a una jornada electoral, esos que padecemos día tras días las vicisitudes cotidianas, esos que no tenemos carros, ni casa propia suministrada por el gobierno, ni hemos sido beneficiados por programas como Mi Casa Bien Equipada; pero que a pesar de ello nos movilizamos en autobús, metro, tren, cabletren o a patica, tenemos una elevada consciencia, y estamos atentos y esperanzados en que vengan muy pronto los cambios que ofrezcan un verdadero golpe de timón en la forma de dirigir las instituciones y empresas del estado venezolano.

Escribo en nombre de muchos trabajadores y trabajadoras que laboramos para el estado y que a pesar de todo nos mantenemos ¡leales siempre, traidores nunca! ¡Esperamos los anuncios!

 

hermosowilton@gmail.com

 @hermosowilton



Esta nota ha sido leída aproximadamente 825 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a277984.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO