Verdades que duelen

El acontecer político en Venezuela, al que quiero referirme, es al periodo que comienza con el advenimiento de Nicolás Maduro al poder de Miraflores. Historia que comienza con la petición del presidente Hubo Chávez, un 8 de diciembre de 2012, para que fuese el candidato presidencial de las elecciones del 2013, en caso de su desapareciera física. Lamentablemente ocurrió el hecho sobrevenido que tanto el chavismo autentico temió. Desde ese momento comenzó el viacrucis de los venezolanos, que siguiendo líneas políticas e ideológicas, decidió en esa primera elección de Maduro elegirlo como presidente y representante de los ideales heredados del Presidente Chávez. La traición al proyecto revolucionario comenzó hacerse evidente, cuando en las primeras medidas del nuevo presidente, fue quitarse de encima a los incondicionales de Chávez, ministros como Jorge Giordani fueron execrados del gabinete, simplemente por expresar el descontento con los nuevos asesores europeos de Maduro, además, por oponerse a la devaluación del país. Luego fue execrado Hector Navarro por defender a Giordani, y después vino la escalada de execrar al Chavismo de todas las instituciones, solo dejaron aquellos que bajo la adulancia se ganaron el privilegio de seguir con este corrupto gobierno.

El primer golpe a la democracia por parte de este gobierno madurista, ocurre en 2017, con las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en las que se evidencian varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo de Estado consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, lo que constituye una ruptura del Orden Constitucional, denunciado en su momento por la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz.

Como se recordará, la sentencia 155 de la Sala Constitucional, señala que la inmunidad parlamentaria de las y los diputados sólo los ampara durante el ejercicio de sus funciones, lo que no es el caso al estar la Asamblea Nacional en desacato. También brinda al Presidente Nicolás Maduro una serie de atribuciones excepcionales para revisar leyes, tales como la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, la Ley Contra la Corrupción, el Código Penal, el Código Orgánico Procesal Penal y el Código de Justicia Militar
La sentencia 156 de la Sala Constitucional, señala que dicho ente ejercerá las competencias del Parlamento venezolano mientras continúe la situación de desacato de la Asamblea Nacional.
Estas dos sentencias, han traído como consecuencia toda la debacle que ha ocurrido desde el 2017, donde le entregaron a Maduro, competencias Supraconstitucionales.
Con este golpe a la constitución de 1999, se ha amparado un constituyente, disfrazada de Reforma Constitucional que borra la el legado de Chávez, que es la Constitución Bolivariana de Venezuela. Con este golpe constitucional, se ha cambiado la moneda, se ha dolarizado a la nación, y se han impuesto un modelo de privatización de todos los recursos de este país. Con estas dos sentencias se le dio, poder absoluto a Maduro para que destruyera al país.

Por el lado de la Oposición, pidió el voto de los venezolanos el 6 de diciembre de 2015, en las elecciones parlamentarias, con el eslogan acabar con las colas, y hacer el trabajo político que corresponde a una Asamblea Nacional, como parte de cinco poderes que componen el Estado. Pero que hicieron, pues, llegaron a sabotear al país, la primera decisión que tomo el presidente ALLUP, fue darle a Maduro 6 meses para sacarlo, y se les olvido la promesa para lo que llegaron por el voto, que fue hacer el trabajo como parte del poder del Estado. No contentos con esto, generaron una escalada de violencia los primeros meses del 2017, que trajeron el saldo de 140 muertos que nadie les hizo justicia. Estos hechos agudizaron la crisis de credibilidad de la oposición. Estos años de gobierno, del primer mandato de Maduro, la oposición llamo diversas actividades de violencia, inclusive llenar a Caracas de mierda, con la marcha el merdazo. Todo para pedir elecciones adelantadas.

Maduro que es un corrupto de la política, que no respeta leyes, les lanzo unas elecciones, en las cuales si hubieran sido inteligentes y hubieran participado colocando un liderazgo que motorizara el descontento de un capital de adeptos nunca visto, pues, estos llamaron a no votar. Gracias a estos malos políticos estamos apunto de una guerra o intervención de una potencia extranjera en nuestro país. Como si fuera un juego ser ocupado por una potencia tan letal como es el poderío de los EEUU.

La irresponsabilidad de estos líderes nunca se vio en la historia de nuestro país. Vemos entonces un Juan Guiado, pedir descaradamente la invasión de su propio país. Vemos un Maduro montarse sobre la espalda de un pueblo que desesperado lucha con las calamidades que le tocan a diario, para salvar su pellejo. Un corrupto político que no tiene la valentía que tenia el valiente Chávez, que se inmolo en 1992 y el 2002, para salvar a su pueblo, para que no derramara una gota mas sangre.

Maduro si tú fueras Chávez, ya hubieras asumido tu derrota como político y como presidente de este gran país. El Chavismo necesita un mejor representante apártate, no lleves a este pueblo a un genocidio, entrégate y entrega a tus 40 mil ladrones.

 

jilarijeni264@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 912 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a275488.htmlCd0NV CAC = Y co = US