El trabajo dignifica como arma para hacer Patria

Venezuela es de y para todos...

Hay un decir que es vox populy, “Venezuela es de todos”; y otros dicen: “Venezuela es para todos”. Ambas expresiones tienen sus propias acepciones. Cuando decimos que el país es de todos estamos pensando en su contexto geográfico que como pedazo de tierra nos pertenece; mientras que cuando nos referimos que “es para todos” estamos presumiendo que lo que allí se produzca debe tener un empoderamiento colectivo, es para todos. Si nos enseñaran a pensar así, comenzaríamos sinceramente a QUERER A VENEZUELA.

La mayor evidencia de la ausencia de estos criterios en la conciencia humana del venezolano es precisamente el EXODO MILLONARIO MANIPULADO, DESORDENADO, ESPONTANEO algunos, sin elementos razonable valederos otros, carácter de aventura en buena parte de ellos, principalmente el de profesionales y técnicos sin conciencia de patria y los rasos nini con disposición de hacer cualquier cosa en el país elegido como meta. Si esa fuera la disposición en Venezuela no hubieran necesitado aventurar hacia otros países.

Ahora bien. A qué viene la reflexión en estas concepciones sobre la Patria?. Pretender explicar la base fundamental de la contradicción política que mantienen de manera irreconciliable los sectores políticos que adversan la política del gobierno que preside NICOLAS MADURO. Puesto que dichos sectores están actuando de manera DOGMÁTICA e irracionalmente ANTIDIALÉCTICA (política como ciencia) en el manejo de sus ideas políticas haciendo abstracción a lo que debe ser Venezuela para todos como país; y ¿Qué hacer? con los ciudadanos, el sector social que necesita de una VENEZUELA PRÓSPERA, independientemente de la tendencia política e ideológica que domine el escenario político de la sociedad.

Si el trabajo dignifica al hombre y por supuesto hace a la sociedad digna para todos, sin dogmas ni mezquindades; debemos pensar seriamente que el país es de todos y necesita prosperar  para todos, Venezuela es la Patria que nos vio nacer e hizo posible nuestro desarrollo humano, mal que bien, medio cojitranco pero con acción gubernamental de sus instituciones de salud, educación y tecno-científicas.

Es contraproducente por tanto que cada día, en vez de superar la contradicción que impide que Venezuela prospere, e incluso surjan voces de “criollitos pidiendo su destrucción”, mientras otro sector mayoritario se prepara para realizar un procesos electoral el 9D que necesita el país para poner a funcionar como debe ser una de las instituciones más importante por su innegable vínculo con la comunidad a través  del PODER MUNICIPAL.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 296 veces.



Casiano Díaz Durán


Visite el perfil de Casiano Díaz Durán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Casiano Díaz Durán

Casiano Díaz Durán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a271959.htmlCd0NV CAC = Y co = US