Las implicaciones de no distinguir entre el capital, sus formas históricas y sus modelos (II)

En la primera parte de este articulo, recién publicado por www.aporrea.org, anoté que Lenin en su libro, El imperialismo fase superior del capitalismo, afirmó que el . Luego agrega: . El desarrollo de esta afirmación de Lenin, como el mismo lo dice tuvo soporte en la obra de inglés Hobson de 1902, El imperialismo y en la obra del austriaco Hilferding de 1910, el capital financiero.

Pues bien, Lenin vio el nuevo capitalismo (forma histórica del capital) como: que se derivan de la concentración de la producción. Y agregó, este capitalismo está caracterizado por la:

.El PCUS y la 3ra Internacional y con ésta la gran mayoría de los partidos comunistas del mundo, después de la muerte de Lenin, asumieron está afirmación y le dieron el status de científica y de clave para orientar su praxis sociopolítica. Hoy aún los partidos comunistas sobrevivientes a la caída de la URSS, la siguen asumiendo.

Por lo dicho hasta aquí cabe una pregunta orientadora que se basa en varios hechos empíricos sobresalientes, como la caída de la URSS y de la Europa Oriental y las dificultades que viven todos los procesos que se proponen alcanzar el buen vivir en igualdad sustantiva y justicia para toda la sociedad.

¿Cómo superar el capitalismo () y al mismo tiempo avanzar en la superación del sistema del capital y sus determinaciones milenarias, sistema que fue capaz de engullirse, en palabras de Enciso, el y a todos los progresismos latinoamericanos del siglo XXI?

Ahora bien, que el sistema del capital se engulla a China está por verse. El PC Chino en su último congreso dice que en el año 2040, la sociedad china será . Para entonces el PC Chino planteará la visión, la estrategia, los sujetos, los ritmos y los tiempos para construir el socialismo .

Largo tramo nos espera para saber si el PC Chino dirá explícitamente como ir más allá del capital o sea, como superar por lo menos seis de las grandes determinaciones milenarias que lo reproducen y atraviesan y/ o permean todas las culturas existentes.

La producción y distribución de bienes destinados a generar ganancias y no a la satisfacción de necesidades humanas.

La división social del trabajo y sus estructura jerárquica que expropió hace más de diez mil años a los productores directos de la toma de decisiones fundamentales de la economía y sus empresas.

La expropiación del conocimiento integral (que lo abarca todo) a las mayorías y su concentración en minorías de poder.

La apropiación de los excedentes de la producción para el privado y no para la satisfacción de las necesidades humanos.

Las formas políticas de dominación nacional y supranacional de las grandes mayorías por la minoría de los propietarios del mundo del capital como el grupo Vanguard.

El uso depredador de los bienes naturales.

La pregunta antes formulada merece una respuesta sin prisa y sin pausa, bien sea a través de los estudios bien fundamentados (la UBV les llama Ciencias para el Desarrollo Estratégico o cualquier otro nombre que éstos reciban) o a través de expresiones coloquiales como la de Pepe Mujica en entrevista con Correa en RT en , pues ahora un sector poderoso de la humanidad está más interesado en el que en construir un ser humano digno.

Y esta pregunta debe responderse bajo la dinámica de un marco histórico turbulento, es decir cuando dos grandes potencias geoeconómicas y políticas militares se confrontan por el liderazgo del mundo: el bloque anglosajón israelí y la alianza estratégica China-Rusia. Hacia el 2040 la alianza estratégica China Rusia habría llevado a sus habitantes (cerca de 2000 millones) al techo de una sociedad moderadamente acomodada. Y el bloque anglosajón hacia dónde habría llevado a sus pueblos?

Terminamos este articulo preguntando:

¿Cuál es la hoja de ruta del pueblo venezolano y los pueblos latinoamericanos hacia el 2040 y más allá del capital que todo se lo engulle?

El debate sobre visiones, orientaciones centrales, sujetos sociales, organizaciones del cambio histórico, ritmos y tiempos está abierto. Evaluar lo hecho y lo dejado de hacer por la Revolución Bolivariana y los progresismos latinoamericanos es un buen comienzo para hacer progresiva y colectivamente esta hoja de ruta, o sea desde el convencimiento que debemos ser sociedades del conocimiento, productoras y del buen vivir en igualdad sustantiva y libertad.

Desde la práctica de vida nuestros pueblos originarios estamos en capacidad de decir en la calle, el liceo, las instituciones, las empresas y las comunas, como ir más allá del capital.

 

htrompizvalles@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 435 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N Y ab = '0' /ideologia/a261929.htmlCd0NV CAC = Y co = US