La Democracia, ¿Acaso existe?

El ser humano es en esencia un animal que piensa y este hecho lo lleva a discernir, a plantearse disyuntivas, contradicciones que finalmente coadyuvan a transformaciones. El ser humano es el único ejemplar que transforma la naturaleza y en ese proceso se transforma a si mismo.

El homo sapiens piensa y repiensa su vida y la relación con sus semejantes, crea entonces sociedades y esas sociedades, como sus creadores, se transforman continuamente; van tomando formas cada vez mas complejas y para regular la convivencia se hace necesario un ente regulador, un gobierno.

No comenzaremos por la prehistoria, porque la cuestión se haría aburrida, empezaremos por los sistemas de gobierno creados en nuestra sociedad occidental y cristiana, que como se sabe se le dice greco-romana; pues los griegos nos pensaron la filosofía y Roma nos impuso las leyes.

Estos filósofos griegos, ociosos per se, entre los siglos VI-IV A.C., se les ocurre inventar un gobierno al que le dan el nombre de Democracia (en griego demos kratia), es decir Gobierno del Pueblo.

Lo interesante de estos griegos, que nos inventaron los gobiernos que padecemos, vivian en una sociedad totalmente antidemocrática, donde el pueblo propiamente dicho no tenía ninguna participación en el gobierno. Al respecto no se crea que hemos avanzado mucho, todavía en el siglo XXI, en la “culta” Europa existen países que se dicen democráticos y están gobernados por reyes o reinas. Se verán las contradicciones que acarrea la democracia, pero por definición las monarquías son la antípoda de la democracia. ¡Y la vieja Europa nos quiere dar lecciones de democracia a los suramericanos!

Volvamos al “gobierno del pueblo”. ¿Qué pueblo?. Acaso en algún país existe un pueblo uniforme. Una sociedad en que todos los seres humanos tienen los mismos intereses. Se sabe que no. No tienen los mismos interese el dueño de los medios de producción y los obreros; tampoco los dueños de una clínica y las mucamas y enfermeras; y menos aún un latifundista y los campesinos, etc. Se tendrá que redefinir la democracia, queda claro que esa cuestión del gobierno del pueblo no funciona.

Entonces se inventó el voto y surgieron las mayorías y las minorías, el gobierno y la oposición, que confluyen en las democracias parlamentarias, en los parlamentos (bla, bla, bla,…). Ya no es el gobierno del pueblo, sino el gobierno de las mayorías. Nuevamente la pregunta: ¿Qué mayorías?; las que tienen mas poder económico para financiar su propaganda, las que poseen los medios de comunicación para acceder a la mente de los ciudadanos, las que tienen la mayor cantidad de intereses económicos comunes.

Llegamos entonces a una democracia que es el gobierno de una parte del pueblo; es el gobierno de la mayoría y la minoría debería adaptarse a ellas. Pero por experiencia esas mayorías y minorías son circunstanciales, dependen del voto de la población. Entonces los gobiernos pasarían de una filosofía de gobierno a otra cada tanto tiempo. ¿Puede un país desarrollarse con esos continuos cambios de gobiernos y filosofías? Imposible. Pero en verdad, ¿En algún país se producen esos cambios de gobierno?; normalmente en ninguno, cambian los gobiernos pero todo sigue igual, el mentado gatopardismo.

Es necesario ver la realidad que nos circunda y sincerar los procesos; se reconocen los aportes filosóficos de los griegos e incluso la contribución que brindaron para la organización social y política de nuestros pueblos, pero la realidad social era, y es, que la humanidad está dividida en explotadores y explotados, que históricamente toma diferentes formas: imperios y colonias, reinados y súbditos, esclavistas y esclavos, patronos y obreros; en síntesis: Capital y Trabajo. En la actualidad política y filosófica: Capitalismo y Socialismo.

Se debe terminar con esas entelequias de capitalismo humanista, democracia representativa, socialismo democrático, social cristianismo, etc. Hasta el momento hay dos maneras de organizar social y políticamente a la humanidad: de manera capitalista o socialista.

Ahora consideremos un país idealmente democrático, en el cual luego de unas elecciones generales es elegido por la mayoría un presidente socialista y en parte de las provincias o estados eligen gobernantes capitalistas y en las demás socialistas. Es decir un gobierno central con políticas socialistas y parte del país con políticas capitalistas, lógicamente antagónicas al gobierno mayoritario; este país, ¿podría funcionar?: No seamos ilusos, sería imposible gobernarlo.

Por eso la democracia es una hermosa mentira.

Todos los países de nuestro planeta están gobernados por capitalistas o socialistas, y por ende, donde gobiernan capitalistas, todos aquellos ciudadanos que se oponen seriamente al poder constituido son, en el mejor de los casos, puestos legalmente presos. Una situación similar ocurre en los países socialistas. Cada sistema defiende sus principios.

Y todavía mas, en los países democráticos capitalistas, donde aún subsisten monarquías, por ejemplo España e Inglaterra, no sólo por discutir el poder constituido, sino por el simple hecho de hablar mal de los reyes, estos osados súbditos van presos.

A su vez son los países capitalistas los que se ufanan en defender la democracia a sabiendas que filosóficamente el capitalismo es lo mas antidemocrático del universo, donde el capital está por encima de los seres humanos y su sistema se fundamenta en la explotación del hombre por el hombre.

¿Vamos a seguir hablando de democracia?

Parece que nos olvidamos que un tiempito después que los griegos inventaron esa palabrita, un tal Carlos Marx, estableció científica e históricamente que en las sociedades hay una continua lucha entre intereses contrapuestos, entre el capital y el trabajo. La llamada lucha de clases. Esta lucha de clases es en parte la que ayuda a transformar a las sociedades y a los seres humanos, en busca de la anhelada felicidad para todos, sin exclusiones.

Entonces nadie debería atreverse a enarbolar esa palabrita, la democracia, para tratar de imponerle a los seres humanos una organización social filosóficamente inexistente.

Venezuela, 5 de marzo de 2018.

 

cefirom39@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 343 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /ideologia/a260356.htmlCd0NV CAC = Y co = US