¿Qué hacer? Apoyar a Maduro y enfrentar a ladrones

No estamos haciendo lo urgente, ni lo principal o lo que priva sobre el resto de las determinaciones. Y no podemos atacar las lacras del capitalismo con las armas del capitalismo. En este momento, lo urgente, lo principal y la fundamental determinación a atender y enfrentar, es el terrorismo y el boicot económico que está ejerciendo de manera concreta, un sector del país, con apoyo extranjero, contra todas y todos los venezolanos.

En relación con el terrorismo y boicot económico contra los venezolanos, nosotros, los ciudadanos de a pie, mujeres y hombres no podemos aniñarnos, ni podemos hacernos los indiferentes o simples reproductores de quejas y maldiciones, sin que pongamos nuestros esfuerzos y la acción, para enfrentar a los ladrones que nos están arrastrando en esta anarquía de precios especulativos.

No con esto estaríamos dejando de lado la responsabilidad que tienen el Ejecutivo nacional, presidido por Nicolás Maduro y el resto de instituciones y funcionarios a quienes corresponde, desde la majestad de sus cargos, enfrentar este terrorismo, como tampoco podemos soslayar que institucional y colectívamente, no hemos sabido enfrentar a las lacras del terrorismo económico.

En este orden de ideas, no podemos soslayar que el presidente de la República, Nicolás Maduro, como cabeza visible del gobierno y de la revolución bolivariana, socialista y chavista, tiene sobre sus hombros una alta responsabilidad y es sobre él sobre quien los medios y los sectores de la derecha han descargado mediáticamente, las culpas del caos económico, mientras que acusan que esta es una muestra del fracaso del socialismo bolivariano y chavista, al mismo tiempo que callan y ocultan que los causantes del terrorismo económico son los dueños de los medios de producción, los que controlan la producción, distribución y comercialización, tanto así, que a la presente fecha, no hay un solo comerciante o empresario que haya quebrado.

Todo lo contrario. El sector privado, los comerciantes y los que venden servicios hoy son híperpluscuammillonarios, al tiempo que han asumido y lideran sin rostro y sin dar la cara, esta guerra de terroristas económicos, como mecanismo o forma política de destrozar la revolución bolivariana, socialista y chavista, lo que pasa por la salida de Nicolás maduro y de todos los chavistas, alcaldes y gobernadores, para así, volver ellos a apoderarse del gobierno y de todas las riquezas nacionales que serán entregadas al imperio estadounidense, con una falsa sensación de bienestar social en las primeras de cambio, a cambio de la venta del país, que nos conduciría a una nueva crisis y quiebra a futuro.

Ahora bien, en lo concreto de nuestra cotidianidad, hay acciones erróneas que muchos hemos asumido: una, es echarle la culpa del terrorismo económico y de la pulverización del salario a Nicolás Maduro, mientras mansitos pagamos lo que sea en esta vorágine especulativa impuesta por nuestros verdugos y; la otra, es evadir el qué hacer, para erradicar esta forma de terrorismo, como a la espera de que los causante de esta desgracia económica se apiaden de nosotros, cosa que nunca sucederá.

En sentido estricto debemos asumir autocríticamente, que:

  1. El Presidente Nicolás Maduro ha asumido todas las batallas políticas, económicas, institucionales y de otras naturalezas, con entereza, ganando unas y perdiendo terreno en otras, pero siempre con la intención de preservar el legado del Comandante Hugo Chávez y de proteger al Pueblo, aún pasando por encima de los egos, de los aduladores de oficio, de los corruptos enquistados en las diversas instancias de poder, enfrentando abiertamente al imperialismo estadounidense y a sus lacayos, abriendo caminos y relaciones internacionales y ganando más batallas que las derrotas que estamos padeciendo, sobre todo, en el plano económico, lo que nos lleva de concluir que debemos apoyarlo irrestrictamente, aún con sus errores tácticos, sobre todo, acompañándolo en las luchas por librar, tal y como fueron libradas en el último año 2017 y en lo que va del 2018, porque Nicolás Maduro no sólo libro doce batallas y doce victorias, sino que libró 365 batallas y 365 victorias, en el día a día, contra los enemigos externos e internos de la Patria y del Pueblo;

  2. No hemos enfrentado directamente a los ladrones especuladores, al mayor y al detal; ni el gobierno nacional y los gobiernos regionales, ni nosotros, los ciudadanos tampoco lo hemos hecho, esperando a que vengan tiempos mejores, mientras que por modismo aprendido mediáticamente, esperamos un mesías o un Robin Hood que nos libere de las garras de los especuladores, aunque ese Robin Hood salga de las huestes de los ladrones, tal y como están perfilando con Lorenzo Mendoza, del que no entendemos cómo su accionar ha sido tan impune, a cuenta de que es un ladrón con billete y protegido del imperio estadounidense.

  3. De vez en cuando han aparecido funcionarios de la SUNDDE, con poses brabuconas y pase televisivo, acompañando ventas, mientras sus bolsillos y los de terceros se llenan, milagrosamente, de billete, al igual que observamos con pena, cómo funcionarios de la FANB hoy están apostados en los abastos y supermercados, protegiendo los comercios de los ladrones, mientras deberían están haciendo lo contrario, protegiendo al Pueblo de esos ladrones de comercios y servicios.

Las pruebas de la impunidad de los ladrones de los comercios y servicios son palmarias. Todos los días suben el precio de los productos, a capricho y anárquicamente, tanto el portugués de la panadería y el supermercado, como el bodeguero y los dueños de Makro, Súper Líder, Central Madeirense, Cosmos, Garzón, Plan Suárez, Abastos Chinos y Abastos Bicentenario, con precios que un sueldo básico de un trabajador no alcanza para pagar, por ejemplo, una bolsa de jabón en polvo, marca Ariel, cuyo valor hoy, es de Bs. 514.999,oo y todo esto está sucediendo a la vista de todas y todos, porque no hay autoridad alguna que enfrente esta especulación, tanto como tampoco hay Poder Popular organizado que sin pedir permiso a nadie, sino amparado en las 5 leyes del Poder Popular del año 2010, todas nuestras fuerzas de los CLP, las UBCH, los CLAP, los colectivos sociales y nuestro partido revolucionario fundado por el Comandante Chávez, salgamos a las calles y enfrentemos, al detal y al mayor, en "Operación Tierra Arrasada contra el Terrorismo Económico", porque nos asiste la razón y la verdad. Esta acción sugerida, que no responde a ninguna genialidad, hasta el día de hoy, nadie la ha querido hacer o emprender, muchas veces, excusándose en miedos infundados y supuestos inexistentes que ayudan a refrenar la defensa del Pueblo. Otros, más caraduras, la refrenan y torpedean, a cuenta de una falsa paz social, mientras callan la violencia de los especuladores, bachaqueros, contrabandistas y acaparadores, contra los trabajadores y el Pueblo.

En tal sentido, entendiendo el estricto sentido del Poder Popular, hemos de suponer que la FANB, los gobiernos regionales, los protectorados y las alcaldías nos acompañarán en esta urgente tarea y si no lo hicieren, pues estarían definidas sus posiciones y sabríamos que están del lado de la burguesía y del sector parasitario comercial, que en esta vorágine especulativa nos han robado, hasta llevarnos a la quiebra económica de los trabajadores y nuestros núcleos familiares.

Definitívamente, no hay fórmulas mágicas, ni extraordinarias, para combatir la especulación e hiperinflación artificial desatada que están generando miseria, hambre y mayor corrupción. Pero, tampoco es difícil, ni imposible dar un parao y una dura lección a los ladrones que están desangrando al país y a más de dieciocho millones de habitantes.

Es tiempo de salir a las calles, no a loquear, saquear o ponernos de carne de cañón para proteger los intereses de los ladrones del sector privado, desde el bodeguero hasta el ladrón dueño del Empresas Polar, sino a tomar los comercios y servicios, persiguiendo a los ladrones especuladores, contrabandistas, bachaqueros y acaparadores, obligando a que les lleguen a todos los venezolanos, de manera justa y a precios justos, los alimentos, productos de higiene y limpieza, además de los servicios, como el transporte, entre otros, de manera óptima. Esa es nuestra tarea inmediata. Lo demás es grama.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1215 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a257889.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO