Llegó el 2018

Terminamos un año 2017 muy, muy difícil. Los ataques financieros han sido brutales. Sanciones, terrorismo, violencia, acaparamiento, corrupción, saqueo al país de nuestros productos, bienes y servicios a partir de la estrategia diseñada y aplicada desde la frontera colombo-venezolana para inducir el valor del bolívar; a partir el diferencial cambiario.

Jamás país alguno ha recibido tantas acciones planificadas y desarrolladas para minar la aceptación de la Revolución Bolivariana en su población. Me atrevo a decir que ni siquiera la revolución cubana ha recibido tamaño ataque al cual ha sido expuesta nuestra amada Venezuela.

Hay que entender también por qué sucede. Nada es casual en un mundo de explotación del ser humano y sus riquezas materiales donde nuestro planeta tierra es hoy llevado a la involución y extermino de sus plantas, animales y seres vivientes. Las grandes corporaciones y transnacionales cuyo capital financiero desean las riquezas o el conocimiento ancestral de este, nuestro mundo, no aceptan que los trabajadores y pobladores se levanten ante los amos del mundo pidiendo un mundo mejor.

Termina el 2017 para nosotros los venezolanos con mucha incertidumbre y poca esperanza de un 2018 mejor. Así trabaja la mediática, al robarnos las esperanzas, nos roban la utopía de un mundo mejor.

Cuando conocí en persona al gran maestro Comandante Hugo Chávez, en el segundo trimestre del año 1994 inmediatamente supe que no solo era una alternativa sino una realidad concreta de muchos años de sueños y esperanzas para muchos pueblos del mundo pisoteados por el poder hegemónico mundial.

Hoy lo recuerdo para que nuestra lucha no se quede en la desesperanza, en un oscuro futuro, sino en una pronta victoria popular.

Mientras hoy finalizado este 2017, estamos pasando los días más oscuros, el gran imperio también está viendo que un pequeño país como Venezuela está ganando la verdadera batalla por la redención de los pueblos, al resistir e impulsar las fuerzas de hermandad; solidaridad y al mismo momento recibe ataques financieros atroces y descomunales.

La desdolarización de la economía mundial está en pleno proceso, el comercio entre países poco a poco va realizándose en la ya concreta moneda china el yuan, contando con su propio sistema de transacción. El petróleo ya Venezuela lo cotiza en yuanes. Acaso eso no es darle en la propia yaga al imperio? Acaso eso no es el factor económico por el cual nuestra economía la tienen en ruinas y los precios de los productos inexplicablemente van subiendo a cada momento?

El verdadero poder sabe; pierde territorio y hegemonía. El estado sionista de Israel y el gobierno norteamericano pierden la guerra en Siria y ahora ven como las fuerzas del pueblo se levantan liberando del terrorismo; a la par que sube el precio del petróleo por cuanto ya no se satura el mercado petrolero extraído por los terroristas y comprado por las transnacionales de la guerra.

Nada es casual en un mundo controlado por los que ahora ven que en Venezuela su pueblo está firme al legado del comandante Chávez. Resistimos y vamos por la victoria popular. Los enemigos de Venezuela saben que este 2018 será el año de la victoria, será el año de la construcción de la ruta socialista de la Revolución Bolivariana.

Este año sellaremos la victoria popular, venciendo el ataque financiero y el bloqueo económico. La primera tarea de un militante revolucionario es mantenerse apegado al legado del comandante Chávez, es fundamental prepararnos para la batalla electoral venidera. Prepararnos para las elecciones presidenciales y ratificar a nuestro presidente obrero Nicolás Maduro como mando y conductor del renacimiento de la esperanza de los pueblos del mundo.

Venezuela es hoy el país donde las fuerzas enemigas se concentran para restituir lo que está perdiendo a nivel mundial. Pronto veremos el inicio de juicios inéditos por el 11 de septiembre y las voladuras de las torres gemelas en propio suelo norteamericano. Fuerzas antiterroristas se acercan a los altos del Golan, donde el sionismo mundial jamás pensó estuviesen tan cerca de un territorio ocupado que no les pertenece. Su papel moneda dólar, se deja de usar en transacciones entre países del mundo como señal que esa hegemonía se pierde cada día y sus áreas de influencia ya no tienen el impacto mundial de doblegar a los pueblos que se levantan y resisten.

Llegó el 2018, llegó el PETRO CHÁVEZ. Eso los tiene aun más a la expectativa y hará que los enemigos de Venezuela recrudezcan sus acciones para doblegar nuestra resistencia y victoria. El hecho que una cripto divisa que no sea auspiciada por ellos nazca de nuestro comandante Chávez para estos tiempos, es señal que estamos en el camino correcto y tendremos incrementos en los ataques financieros y operaciones psicológicas que la mediática reforzará para decir que a nuestro conductor de victorias Nicolás Maduro le quedó grande el país para no ser ratificado por voluntad de nosotros los hijos de Chávez, los cuales nos mantenemos incólumes y mas afianzados en esperanzas de construcción de un mundo mejor, desde nuestros propios espacios PAZ, PRODUCCIÓN, BUEN VIVIR Y PROSPERIDAD

No tengo dudas, VENCEREMOS. Llegó el 2018, llegó el PETRO CHÁVEZ.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 696 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



David Vivas

David Vivas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a257272.htmlCd0NV CAC = Y co = US