Salimos de Maduro y ¿...?

Esta pregunta me la he hecho cientos de miles de veces, tomando como premisa fundamental que el hecho de considerarse Chavista no es una marca registrada o una franquicia comercial, ser Chavista comporta luchar a brazo partido por la justa distribución de la riqueza, que en nuestro caso ha de ser bien grande pero aún muy mal distribuida, principalmente por la falta de organización popular concreta, en eso nuestro comandante fue bien claro y bien preciso, la comuna como pilar y base fundamental del proceso de liberación en cuanto a la justa distribución de la riqueza, protagonismo y participación popular, un pueblo consciente, preparado repito para la justa distribución de la riqueza. 

Allí están todas las misiones y grandes misiones, 17 creo, que se unifican en un gran movimiento llamado Somos Venezuela, que más que un movimiento que propenda a potenciar esa experticia, ese conocimiento, esa experiencia, esa voluntad inquebrantable de distribuir justamente la riqueza, lo que hace es a mi modesto entender a sustituir a lo que en algún momento fue la maquinaria electoral del psuv-gpp, nuestro comandante insistió en esto hasta entregar su propia vida pero su esfuerzo no dio resultados concretos porque culturalmente nuestros políticos están constituidos en tribus que se disputan el poder para acceder a las riquezas de manera grupal.

A las pruebas me remito, transcurridos 18 años tenemos un país destrozado por un acoso inclemente de la derecha internacional y por el saqueo continuado de las tribus antes mencionadas en lo interno, una cosa son las condiciones materiales de las que disfrutan estas tribus, llámense, empresariales, políticas, bancarias, militares, eclesiásticas, etc, y otras muy distintas el pueblo que busca desesperadamente, alimentos, medicinas y servicios básicos, en interminables colas, bachaqueo inclemente y corrupción en todos los sistemas de distribución.

Básicamente me pregunto si Maduro será responsable de cuando llega la comida a cualquier refugio por ejemplo a manera de apoyo y el vocero o vocera de alimentación con su camarilla se apropia de los alimentos y los distribuye de acuerdo a sus distintos intereses que no se basan en el principio de la justa distribución de los alimentos sino que priva la ley del más guapo o esa misma practica corrupta pudiera provenir de quien los distribuye a nivel regional, llámese ente corporativo, gobernación o alcaldía, es un hacer heredado de toda una historia que no hemos podido superar y difícilmente superaremos como país sino damos ese necesario debate, abierto, transparente, honesto por un lado y por el otro si el gobierno no deja de criminalizar a quienes hacemos estas observaciones a lo interno del Chavismo y en Dominicana dialoga con unos criminales que han causado tanto daño y lo más probable que terminen repartiéndose el país como tribus que son.

No hace mucho tuvimos la AN, la mayoría de las gobernaciones, de las alcaldías, tuvimos la CRBV y lo más importante tuvimos a Chávez y no hicimos nada con eso al contrario pasados los años y repito tenemos un país destrozado por tribus que no comprenden ni comprenderán jamás lo hermoso que es este país, lo bien dotado que esta por la gracia de un Dios más que generoso y un pueblo que aún no se decide a ser libre por medio del estudio y el trabajo, los dos polos de una república, que aún no se vislumbra por ningún lado, es que 27 universidades públicas no bastan ¿…?, es que 5 poderes no bastan ¿…?, es que 540 constituyentistas de los cuales 500 son invisibles no bastan ¿…?, es que 19 gobernaciones y un distrito capital no basta ¿…..? , es que 302 alcaldías no bastan ¿…?, que falta entonces para que completemos la obra de nuestra regeneración ¿……?.

Dios y patria, Chávez vive

hasta la victoria siempre



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1992 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social