Gobernadores coléricos

La más simple y estricta lógica indica que cuando alguien se presenta a una elección lo hace esperando obtener aprobación a su persona y a un proyecto o idea para desempeñar una función y asumir unas responsabilidades; si esa persona resulta electa su proyecto, sus ideas y sus promesas se convierten en compromisos u obligaciones de inexcusable cumplimiento.

En paises como EEUU y otros, los funcionarios de elección mantienen contacto con sus electores para recibir quejas y opiniones sobre sus actuaciones y para explicar algunas de ellas; en Venezuela no existe el compromiso de los candidatos de honrar sus promesas ni la sociedad tiene conciencia de su derecho a exigir el respeto de las mismas.

El resultado de la última elección de gobernadores es una demostración palmaria de lo dicho arriba, los funcionarios electos en los estados ganados por la oposición (al margen de la predecible y previsible denuncia de fraude donde el resultado no les favoreció) no han hecho una sola referencia a la concreción de sus ofertas, como las van a hacer realidad, sus programas o las personas que integraran sus gabinetes; sus apariciones en los medios se ha limitado a rugir su rabia y a manifestar su visceral rechazo a juramentarse ante la ANC.

Yo no puedo entender, en principio, que tiene que ver juramentarse ante la ANC con el cumplimiento de la responsabilidad de ser gobernador,¿es que por prestar el juramento ante la ANC van a tener problemas de presupuesto? o de atribuciones?, o le impedirá hacer buenos sus compromisos con sus electores?.

Por supuesto que uno no es inocente y se da cuenta que estos pichones de conspiradores lo que les preocupa es parecer que han claudicado ante el oficialismo, que se han doblegado ante el gobierno; su conducta demuestra claramente que jamás tuvieron la idea o la intención de desarrollar una labor política útil a su comunidad, su único y exclusivo propósito fue siempre hostilizar hasta destruir, por cualquier medio, al gobierno hasta tumbarlo y, como un agregado, construirse una reputación de hombres y mujeres bravos, iracundos, bárbaros, salvajes, arrech..s.

Ahora los veremos victimizarse e ir a arrastrarse ante sus amos gringos, españoles y argentinos para solicitar la destrucción de Venezuela; y tengan por seguro que no habrá ni una palabra o una referencia a lo que sus electores esperaban de su elección.

Inexplicablemente nadie les reclamará esta conducta de odio no constructiva y habrá gente que los siga apoyando.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 311 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a254051.htmlCd0NV CAC = Y co = US